DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Diálogos en el averno (VII)

Sábado, 10 Marzo 2018 00:06 Escrito por 

Diablo: Hello, Simplicio.

Simplicio: Ay, Diablo maldito, ¿por qué te me apareces disfrazado de gringo o de sabe qué?

Diablo: Es que ya nadie se asusta de mi apariencia habitual...creen que soy un diablo de pastorela o que vengo de un mitin del  PRI, así ya no asusto a nadie en este país. En cambio, si me parezco a ya sabes quién, vaya que sí se asustan...

Simplicio: Deberías ser más respetuoso con nuestros vecinos del Norte.

Diablo: Y lo soy, tengo tanto que aprenderles.  Porque me han confirmado que en este mundo nadie te respeta, si no te tiene miedo.

Simplicio: A lo que le tenemos miedo es a tus diabluras. Mira lo que andas haciendo con el comercio exterior mundial...

Diablo: Bueno, les puse unos arancelitos al acero para que se acalambren un poco y recuerden quién manda en este mundo.

Simplicio: Malo, pues eres un tonto porque ahora les va a salir todo más caro a los propios americanos del lado de allá...y si por represalia de este lado les ponen aranceles a algunas cosas estadounidenses nos van a salir más caras acá, fregando a los consumidores mexicanos. 

Diablo: Exacto, me encanta que este caos se haga mundial.

Simplicio: Y luego te quejas de que no te quieran.

Diablo: Como dijo mi discípulo Maquiavelo, más vale ser temido que querido.

Simplicio: Si no tuvieras el poder de apretar el botón rojo nuclear, serías un pobre diablo.

Diablo: EXACTO, de eso se trata, como ya no le tienen miedo a los rojos, que le tengan miedo a lo rojo...nuclear. Así estoy preparando la reelección. Así de simple, Simplicio.

Simplicio: !Vaya simplificación!

Diablo: Así son las decisiones que determinan las elecciones: ¿a qué le tienes más miedo, al peligro conocido o al peligro desconocido? No se trata de a quién quieres más. Eso está más que claro en estos momentos en México. No es cuestión de amor...eso no existe en este mundo.

Simplicio: !Pues te equivocas, maldito demonio! El amor, como escribió en su Divina Comedia el gran poeta italiano Dante Allighieri, mueve al mundo.

Diablo: Me gustó mucho su obra, sobre todo la parte del Infierno, tanto que lo tengo aquí en el salón VIP (Very Importante People), especial para celebridades, porque ese Dante era bien corajudo, ¿recuerdas? Y se peleaba con el Papa y los Cardenales. La parte del Purgatorio me gustó un poco, pero no tanto porque a la larga salen para ir al Cielo, esa parte no me agradó y menos la de Beatriz en el Cielo, pura cursilería teológica. Estuvo bien que la Iglesia Católica reconociera hace poco que no existe el Purgatorio, era pura ficción, esas sí eran FAKE NEWS, noticias falsas para sacarle lana a los borregos, digo, a los creyentes feligreses. Ahora sí no hay mas que de dos sopas, y prefiero la sopa caliente del Infierno, cocinada con la Ira, para empezar...

Simplicio: Pues ya no asustas a nadie con el petate del muerto. Los ciudadanos quieren lo positivo, no lo negativo que ofreces tú a diario.  Ya nos tienes hasta la madre con tus ataques al peligro azul, naranja, amarillo, púrpura y ahora hasta verde y turquesa y Dios sabe que más colores.

Diablo: Cálmate, Simplicio, no hay ciudadanos, puros feligreses de la política. No te pongas grosero, no va con tu personalidad, aunque me encanta hacerte enojar...la ira es un gran motivador, recuerda a Dante, y a Caín. Por ahí empezó mi labor.

Simplicio: FALSAS NOTICIAS, Diablo mendaz, el mal empezó con tu soberbia de creer que eras el más amado de los ángeles y te diste cuenta que no eras sino uno más del montón...y terminaste siendo un pobre diablo.

Diablo: Ay, te crees muy listo, Simplicio, porque ya leíste el libro de Esteban Illades, Fake News, que andan publicando esos de la Editorial Grijalbo.

Simplicio: Te da coraje porque ya no engañas tan fácil con tu ¨twitteratura¨, diablo analfabeta, no has leído ni un libro en tu larga vida, no, menos, ni tres...

Diablo: Bueno, ahí muere, Simplicio, de que empiezas a defender tu democracia con adjetivos, no hay quien te aguante.

Simplicio: Ay, sí tú, muy sentido, es muy fácil presumir de liberal y hablar por una democracia sin adjetivos y luego pasártela endilgando calificativos peyorativos a tus enemigos.

Diablo: Me salió bueno eso de las Fake News sobre el Mesías Tropical, ¿verdad?, fue un doble golpe antiteológico.

Simplicio: ¿A quién te refieres? ¿Es discípulo tuyo?

Diablo: No, se me adelantó el neoliberal Octavio Paz y lo hizo su discípulo en estas mañas de defender a la Dictadura Perfecta en televisión (cuando Televisa era soldado del PRI) contra el iluminado escritor extranjero, que ahora alerta sobre la posibilidad de que México ¨retroceda hacia una democracia populista, demagógica¨. 

Simplicio: ¿Te refieres a...?

Diablo: Tú ya sabes quién...pero no lo digas porque estás en veda electoral y los mexicanos no pueden hablar de estas cosas.

Simplicio: !Sólo los extranjeros! Esa sí es la Dictadura Perfecta, la del INE.

Diablo: No, Simplicio, esa es la Democracia Global Perfecta que ando promoviendo.

Simplicio: !Maldito Demonio Neoliberal Globalizador!

Diablo: No seas simple, Simply enojón, eso es el neoconservadurismo disfrazado de neoliberal...la Dictadura Democrática Perfecta y no la Dictadura del Proletariado, que le pasó como al Purgatorio, ya no existe ni nunca existió, eran puras Fake News de Marx. Por eso ya no les temen a los rojos en ningún lado...

Simplicio: Pero sí a los rusos con sus Fake News en las redes sociales para interferir en las elecciones y crear confusión.

Diablo: No le digas a nadie, pero eso de las noticias falsas las uso con todos, aquí y allá, gracias a la red mundial cibernética que he creado con internet, la mejor invención que se me haya ocurrido para crear el caos global...

Simplicio: Pues nomás pasando la veda, vas a ver que se va a saber, !maldito Satán! La gente lo va a notar...

Diablo: La gente no nota nada...porque a la mitad ni siquiera le importa votar y a la otra mitad ya se le olvidó cómo votar, si es que alguna vez supo.

Simplicio: !Vete al infierno, Diablo Maldito!

Diablo: Allá te espero, Simplicio, porque un día de estos te vas a morir de un coraje...y recuerda que la Ira es pecado mortal...

Visto 801 veces
Valora este artículo
(10 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado