DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Si el GEM quiere guerra, la tendrá: papeleros

Martes, 15 Mayo 2018 00:10 Escrito por 

El conflicto entre el gremio papelero y el gobierno del estado se encuentra en un punto crítico, y aunque los empresarios todavía tienen una esperanza (aunque sea mínima) de alcanzar un acuerdo, lo cierto es que no se ve una posible solución, al menos en este ciclo escolar.

Y es que los dueños de papelerías dieron a conocer un sinfín de argumentos para explicar que la cancelación de vales de útiles escolares es una regresión, que no puede darse en una supuesta economía abierta como la que presumen las autoridades.

En caso de que el gobierno estatal mantenga una postura cerrada y no muestre interés por una solución, los papeleros lo sentirán como una agresión, a grado tal que, sin titubear afirmaron: “si el gobierno quiere guerra, pues guerra va a tener”. Dijeron estar dispuestos a bloquear todo el sistema de adquisiciones en tema de insumos de papelería de gobierno.

Diego Céspedes, presidente de la Asociación Nacional de Fabricantes de Artículos Escolares y de Oficina, junto con Hugo Avila de la Asociación de Negocios de Papelerías del Estado de México, dejaron en claro la postura de todo el gremio y cómo les afecta.

Mencionaron que en la entidad existen 25 mil negocios dedicados a esta actividad y una cantidad considerable no va a subsistir, por lo que tendrán que cerrar y los empleos perdidos, además de los que se generaban en la temporada también serán resultado de las decisiones de la administración estatal.

La cadena productiva que se había generado en los últimos años, les había generado estabilidad y ahora con el cambio de administración vuelven al esquema que generaba bienestar para muy pocos.

Una licitación con indicios de corrupción

Pero Diego Céspedes fue más allá y sin medias tintas mencionó que la licitación para la entrega de útiles escolares tiene todas las irregularidades necesarias para afirmar que hubo corrupción y, aunque no es posible señalar a una persona en el gobierno estatal, afirmó que no es posible explicar quién y cómo se gastaron tanto dinero.

La principal irregularidad tiene que ver con el precio del paquete, ya que en promedio en cualquier papelería tiene un costo de 266 pesos y para el gobierno del estado, el ganador de la licitación cuyo domicilio se encuentra en Puebla, los pagó a un precio de 361 pesos.

Por otro lado, los productos que van a entregar no son de origen mexicano, así que el gobierno del estado apoyo la economía pero de China, ya que todos los útiles que compraron mediante la licitación vienen de aquel país y a la fecha no se sabe si ya tienen la muestra de los productos y menos si tienen algún grado de toxicidad.

El proceso que se presta a la corrupción se encuentra en el hecho de que el gobierno estatal compra un paquete escolar; el presupuesto que tiene es de 460 millones de pesos, los bienes cuestan 250 millones de pesos, pero te cotizó en 460 que es todo el presupuesto, “te doy la mitad y la otra mitad me la quedo”, así de triste funcionan las licitaciones, dijo.

Con los vales de útiles no hay cabida para robar, ni el llamado moche.

De igual forma advirtió: “El costo al mayoreo de los útiles son 260 millones de pesos y el presupuesto que se ejerció es de 460. Los 260 millones de pesos son producto en las papelerías, no se necesita nada extra para hacer los paquetes o mandarlos a las escuelas, entonces se están robando 260 millones de pesos, en esta licitación, cómo se distribuyen no lo sé”

Por irregularidades en la administración de Eruviel Avila se quitan los vales.

Otro aspecto que llamó la atención, es que, de acuerdo a un documento que distribuyeron los líderes de los negocios de papelerías, Gerardo Monroy Serrano, director del SEIEM, acusa que la administración encabezada por Eruviel Ávila “en forma irregular contrató por medio de una adjudicación directa el contrato para la emisión de vales de útiles escolares” y esta es una de las causas por las que elimina dicho programa.

Además, afirmó que la licitación realizada para comprar los útiles es irreversible y como premio de consolación les da la oportunidad de participar como proveedores de artículos de papelería que consumirán en la dependencia durante el año.

Invitaron a que el secretario de Desarrollo Económico, Alberto Curi, deje de mantenerse al margen y junto con el titular de Educación y el de la Secretaría General de Gobierno sostengan una reunión para solucionar el problema.

Aunque evidentemente es complicado que las autoridades den marcha atrás.

Visto 597 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Arturo Albíter

Desde las alturas