DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Hablando de Seguridad

Miércoles, 13 Junio 2018 00:08 Escrito por 

Quien intentó viajar a la Ciudad de México, la semana pasada, sufrió el embate de la terquedad y la falta de sensibilidad de un grupo de pseudo maestros que no tiene ninguna sensibilidad hacia los problemas de nuestro país.

Es cierto, quienes en lugar de apoyar a México en las aulas, enseñando a las futuras generaciones los valores sociales y éticos que les permitan crear un mejor futuro, se dedican a fastidiar a la ciudadanía con demostraciones de falta de respeto a la libertad de tránsito, no deben ser llamados maestros.

Si ustedes, estimados lectores, por azares del destino tuvieron que trasladarse a la Ciudad de México o a la zona metropolitana, sabrán a lo que me refiero. Un caos vial que alargó el tiempo de viaje a varias horas; hizo que el transporte de bienes y servicios no llegaran a su destino; que muchos viajeros perdieran vuelos; que se perdieran horas hombre, importantísimas para la producción; que muchos empleados llegaran tarde o no llegaran a sus trabajos y, lo más grave, que quien tenía una urgencia médica, perdiera la oportunidad de mejorar e incluso pusiera en peligro su vida.

Todo esto nos lleva a pensar si será justo y legal que por el interés particular de unos cuantos, la vida social se detenga, la productividad tenga mermas o las necesidades justas de los ciudadanos no puedan cubrirse adecuadamente; si será justo que por la desinformación y la injerencia de algunos líderes se limiten las garantías de los ciudadanos y se ponga en riesgo la vida de muchos. No, no lo creo, recordemos la máxima jurídica que nos indica que “mis derechos se limitan con los derechos de los demás”, y la ley es muy clara, existen delitos que protegen el libre tránsito, el uso adecuado de las vías de comunicación y el aprovechamiento de bienes de uso común.

Es importante que la autoridad proteja el bien común y no el capricho de unos cuantos, ¿hasta donde es justo que los cuerpos policiacoa sean un espectador más que solo observan la impunidad de estos pseudo maestros y hasta los protegen cerrando las vías de comunicación para que puedan realizar sus ilegales acciones, mientras los ciudadanos sufren por sus marchas y manifestaciones?

Entendamos que son movimientos políticos y si no ¿por qué no sólo participan maestros?, siempre a su lado estarán otros actores que se dedican a desestabilizar al país.

Y no me lo cuentan, los conozco porque tuve la oportunidad de analizarlos perfectamente bien en mi labor de investigación en el Distrito Federal de los noventas y sé de sus alcances; sin embargo, me entristece que hasta este momento el problema sigue igual,la autoridad no actúa y el ciudadano común sigue sufriendo para llegar a su destino y cumplir con las labores de su vida diaria.

Por cierto: Este tema también afecta a la seguridad de todos nosotros, siempre hay alguien que aprovecha la confusión, que provocan estos movimientos, para cometer un sinnúmero de ilícitos, hay que tener cuidado.

Visto 312 veces
Valora este artículo
(2 votos)
José Vera Monroy

Hablando de...