DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El Número Detective: El Caso de las Importantes Papas Desaparecidas

Miércoles, 11 Julio 2018 00:08 Escrito por 

A muchos nos asustaban en la escuela las matemáticas..o los odiosos profesores de esa ciencia. Pero aprendimos ya en la vida real que los números son muy importantes para nuestros bolsillos y la supervivencia. 

Pues bien, hace unos días fui al supermercado y no encontré papas. Me extrañó, pero no tanto porque sé que las autoridades de economía de México impusieron aranceles a la importación de productos agropecuarios y materiales hechos con acero procedentes de nuestro vecino del norte en respuesta a la imposición de aranceles al acero y aluminio que decretó ese país a nuestros productos exportados a Estados Unidos.

Entre los productos americanos a los que México impuso aranceles  se encuentran la carne y embutidos de cerdo, varios tipos de quesos, las manzanas, arándanos y el whisky "Tennessee" o Bourbon.

Pero el caso de las papas es más drástico ya que un juez mexicano ordenó a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), impedir la entrada de los cargamentos de papa provenientes de Estados Unidos. La razón del juez José Francisco Pérez Mier, titular del Juzgado Séptimo de Distrito en el estado de Sinaloa, con sede en los Mochis, es la de reducir el riesgo de su importación debido a que las papas podrían contener una plaga que provocaría daños a los cultivos mexicanos.

El problema es que México importa más de 230 mil toneladas anuales de papas preparadas congeladas (54%), frescas (41%) y papas preparadas sin congelar (5%), la mayor parte de Estados Unidos, pues México tiene un consumo per cápita de más de 15 kg. La papa es el quinto alimento más consumido por los mexicanos, después del maíz, frijol, trigo y arroz.

A ver cuánto se tardan los productores mexicanos  en completar el faltante, o los importadores en suplir la producción americana con importaciones de papa de otro país. 

En todo caso, es muy probable que cuando encuentre nuevas papas en el supermercado éstas habrán subido temporalmente de precio mientras se logra un nuevo equilibrio en el mercado. Lo mismo vale para los otros productos, aunque algunos tienen productos que fácilmente pueden sustituirlos como el whisky y los quesos, pero no tanto las manzanas, por ejemplo.

El caso de las papas desaparecidas me recordó un viejo y fabuloso libro editado por el Fondo de Cultura Económica en 1958: EL NÚMERO, DETECTIVE. RECURSOS Y ARTIMAÑAS DE LA ESTADÍSTICA, del autor Ernst Wagemann. 

Es un breve pero magnífico tratado de estadística en el que se develan todos los secretos utilizados en los distintos métodos de cálculo. Libro ameno, incluso humorístico, muy útil en todos los niveles en que se requieren instrumentos cuantitativos y cualitativos para ordenar los datos adquiridos.

Es especialmente interesante el apartado que titula También la carestía tiene sus leyes. Por medio de la investigación estadística, el profesor Wagemann descubre  la ley de lo que llama ¨tendencia al reajuste de los precios según el valor nutritivo¨, o sea, que los precios de los alimentos se inclinan tanto más a ajustarse al valor nutritivo de los productos cuanto más se hace sentir por todas partes la escasez. 

Pone el ejemplo de que la papa (por eso me acordé de su libro), la harina, el azúcar y los alimentos más ricos en carbohidratos alcanzan el mismo precio por caloría en tiempos de escasez, debido a la sabiduría práctica de las amas de casa.

Queda demostrado en este espléndido libro que las amas (y los ¨amos¨) de casa saben llevar a su hogar la mayor cantidad de alimentos nutritivos con el menor gasto posible. 

Así, con la ayuda de los Números Detectives podremos saber qué pasa en el no tan misterioso caso de las papas desaparecidas.  Si no es por importaciones de emergencia de otros países, veremos qué otros alimentos de igual valor nutritivo las reemplazan mientras no aparezcan las papas en las tiendas y supermercados y se ajusten los precios gracias al sabio ¨libre mercado¨ o con la ayuda del ¨comercio administrado¨ por las autoridades del ramo. 

A como están las cosas en nuestro incierto intercambio comercial con el vecino del Norte, más vale tener presente este enfoque del Número Detective en tanto se logra la autosuficiencia alimentaria -si eso es posible- ya que también importamos enormes cantidades de maíz, frijol, trigo, arroz y muchos alimentos más. 

(Julio 2018)

Visto 412 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado