DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Y para cuándo la consulta ciudadana del Tren Maya?

Miércoles, 12 Septiembre 2018 00:06 Escrito por 
¿Y para cuándo la consulta ciudadana del Tren Maya? Foto: Especial

Bien, pues el presidente electo tiene a todo el mundo hablando de la consulta ciudadana que pronto se hará a la ciudadanía para que digan, con sus conocimientos técnicos, si es viable la continuación de la Construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco, o la opción que representa la construcción de dos pistas en el Aeropuerto de Santa Lucía.

Por lo tanto, todos deben meterse al estudio correspondiente, que para estas alturas los empresarios de librerías ya deben tener preparados paquetes de libros y documentos de análisis sobre los temas que deberán consultarse y analizarse para estar en la posibilidad de determinar cuál es la mejor opción, y así, el pueblo sabio dirá qué es lo que conviene a México, a su economía y a los intereses internacionales que mantienen los ojos puestos en el proyecto.

Aunque, desde luego, a nadie puede olvidarse el hecho de que este proyecto representa una propuesta de un gobierno diferente al que a partir de diciembre empezará con una nueva historia de la que se exige sea reconocida, antes de empezar, como la que será de la altura de la Independencia y de la Revolución Mexicana, por lo que es necesario someter a la consideración de todos, si se continúa o no con la construcción del tan manoseado aeropuerto, más por intereses de atención popular, que por alguna otra cosa.

Y las condiciones parecen ser diferentes para el mega proyecto propuesto por Andrés Manuel López Obrador respecto del Tren Maya, el cual, representará, en caso de cumplirse en sus términos y sobre todo en el tiempo ofrecido de cuatro años, con una inversión cercana a los 150 mil millones de pesos, una obra representativa de un gobierno que promete y promete mucho antes de empezar.

Pero, y ¿por qué la construcción o no de la Construcción del Tren Maya, independientemente de los beneficios que para la zona representa, no se ha considerado someterlo a consulta popular? Entonces, en este tema, el pueblo ¿ya no es sabio? Y habrá que decirles que como en este no son sabios, tienen que escuchar a los que si saben y ¿permitir tal construcción? O ¿será acaso, por los compromisos de inversión que sobre el proyecto se tienen?

Sobre este particular también hay quienes se manifiestan en contra por el daño ambiental que representa, así como lo que al respecto tenga que decir el EZLN, que no se les olvide, representan aún una voz importante, y no es garantía que se encuentren conformes con todo y lo que les ha venido sucediendo.

Los gobernadores involucrados en el mega proyecto, con manita de puerco o por voluntad, se comprometen con el nuevo ejecutivo, habrá que ver hasta donde va éste y a cambio de qué, porque en política, nada es gratis, o ¿si? Pero además, existen grupos con otros intereses, los que se presentan en el momento que menos se les espera, a impedir obras, para sacar raja, aprovechando la coyuntura y que siempre dicen representar a los afectados, para eso son profesionales en este tipo de asuntos.

Esta cuarta transformación trae a todos de cabeza, políticos, empresarios, intelectuales y periodistas se forman en línea con el presidente electo, y casi sin preguntar dicen sí a todo lo que diga el tabasqueño, cada quien sus demonios, aunque, no hay que olvidar que en caso contrario, y de negarse a la voluntad de aquél, habrá varios grupos rudos que intentarán convencerlos “por las buenas” de los beneficios que traerá a los mexicanos cumplir con el río de promesas.

Y mientras tanto, la simulación a todo lo que da, vemos a los morenistas instalados en lo que pretenden demostrar a la sociedad, austeridad, como la austeridad valiente, pero esta dicen que va en serio, con el uso de bicicletas, almuerzos en la oficina con sus alimentos bien guardaditos y toda la cosa.

Aunque, ya que están instalados en su simulación de risa, deberían de hacer como la mayoría de los trabajadores, porque ellos no lo saben, qué van a saber, que aún los empleados que son de medio pelo, van a la fonda de “doña mode” o el nombre que quieran darle, existen muchos negocios de estos, en la hora del almuerzo, para que le hagan el gasto a los pequeños comerciantes, y si pretenden aparentar ser del pueblo, pues de una vez que sea de verdad, que no se les olvide viajar en metro y someterse a todo tipo de peripecias que pasa la mayoría de la gente común, de verdad, y no sólo en apariencia.

Y ya que estamos hablando de apariencias, ¿por qué la creación de las súper coordinaciones estatales tampoco se sometió a consulta? Total, con la abrumadora mayoría que obtuvo Morena el primero de julio sería imposible que hubiera un resultado diferente al que pidiera López.

Ahora bien, los presidentes municipales ¿a quién se acercarán? Pues es obvio que todos necesitan de los recursos para el desarrollo de sus municipios, ¿Al gobernador? Si los que manejarán todo serán los coordinadores, y con eso de que dice el presidente electo que los programas sociales se entregarán sin intermediarios, entonces, lo demás debe estar más que entendido.

Lo más triste es que el nuevo gobierno y todos sus representantes, hacen lo mismo de lo que se quejaron por años, sólo que lo hacen con descaro, total, ya tienen el permiso de treinta millones de personas, así que si les sorprende la salida de Elba Esther, la venta de diputados del verde para favorecer a Manuel Velasco no es lo que creen, no sean mal pensados, es la Cuarta Transformación, nada más falta saber de qué.

Visto 623 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Más en esta categoría: « Que no se olvide Seguridad »
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio