Otra vez Muzquiz en el Poder (Excelente mensaje del propio Muzquiz)

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Otra vez Muzquiz en el Poder (Excelente mensaje del propio Muzquiz)

Domingo, 19 Julio 2020 00:08 Escrito por 

Con el Plan de Jalapa, en 1830, Anastasio Bustamante se levantó en armas contra Vicente Guerrero exigiendo un gobierno centralista. La gubernatura del Estado de México fue entonces restituida a Melchor Múzquiz.

Secundada esta revolución en México, Toluca, Cuernavaca y Tulancingo, se estableció en la ciudad federal un triunvirato compuesto del general Quintanar, del licenciado Vélez y don Lucas Alamán, que entregó el Poder a Bustamante como vicepresidente de la República el 31 de Diciembre, y el 1º de Enero de 1830, se abrieron las cámaras y se inauguró el nuevo orden de cosas.

El Congreso federal expidió una Ley el 1º de Marzo restableciendo a la Legislatura Constituyente del estado, que hacía tres años había terminado su misión y declarando que las elecciones verificadas en 1829, para renovar por mitad la Cámara local se habían hecho contra el tenor del artículo 158 de la Constitución General. En virtud de esta declaración, el constituyente se instaló de nuevo en Tlalpan, a la sazón residencia de los Poderes del Estado, y el 20 de abril de 1830 expidió su primer decreto llamando, al gobierno a Múzquiz y demás individuos nombrados el 6 de octubre de 1826, ejercía entonces, es decir en 1830 el Poder Ejecutivo del Estado, el teniente gobernador don Joaquín Lebrija, a quien le tocó entregar la situación a los caudillos victoriosos del ejército de reserva. Múzquiz tomó posesión del gobierno el 28 de Abril y dirigió a los habitantes del estado la siguiente proclama:

“Conciudadanos: a consecuencia del Decreto número 98º que ya se os ha publicado, me he encargado del gobierno de vuestro Estado, sin más objeto que proporcionarnos toda la felicidad que se halla a mi alcance. No pertenezco a mí mismo, y si a vosotros. Riesgos de cualquier clase y sacrificios de todo tamaño, no serán omitidos para lograr vuestro bien; todo lo puedo con vosotros y ya otra vez he experimentado que se puede gozar de alguna dicha, y preparar una muy grande, caminando por la senda de la ley y el honor.

“Si queréis ser republicanos, y que vuestras leyes tengan el más exacto cumplimiento, ayúdenme a soportar una carga que solo puedo haber consentido que fuese sobre mí, porque nunca podré olvidar las distinguidas consideraciones con que me ha honrado el Estado que componéis, y que serán eternas en mi gratitud”.

“Deje el Gobierno convencido de que no sería licito el causaros la más mínima inquietud, lo deje entonces bajo un pie en que los sensatos pronosticaban grandes felicidades; mas por desgracia, ha venido, la miseria, el desprecio de las autoridades y consiguientemente la anarquía, con el cumulo de males que son imparables. La República se acabara si no os esforzáis en conservarla y darle nueva vida. Los bribones han querido hacer creer que los males que se palpan son efectos del sistema; paro si logro que vuestras luces y brazos reúnan alrededor del gobierno no habrá duda en que los hechos serán ña mejor prueba de que podéis subsistir y ser felices bajo la actual forma de Gobierno”.

“Si conciudadanos, este ha de ser el resultado si os unís al que no tiene más mérito de ser republicano desde su juventud y amaros sinceramente. Comparad los tiempos que han pasado, y no podréis negar que hubo uno en que aparecisteis con la dignidad republicana; que hubo justicia, gobierno y vuestras arcas bien provistas. Hoy día no hay con que socorrer la epidemia que actualmente estáis experimentando, ni con que ocurrir a los gastos ordinarios. Quiera el cielo que la experiencias os haga aborrecer los disturbios, y os enseñe a ser cautos para no dejaros alucinar de los que solo quieren el goce de sus asquerosos vicios. Pronto nombrareis vuestros diputados, y desde ahora os suplico no olvidéis las lecciones que habéis visto quien es honrado y virtuoso, pues que esto os ha de proporcionar la felicidad que no tenéis, y de que quisiera disfrutéis, quien es vuestro amigo y compatriota”. -Tlapan, 28 de Abril de 1830- “Melchor Muzquiz”.

Hoy hablaremos del excelente informe de la Directiva Provisional del Deportivo Toluca faltando dos días para terminar el año de 1959:

Poco antes de terminar el año de 1959, faltando solo dos días, Enrique V. Enríquez (Güero Enríquez) rindió un interesante informe de las actividades comprendidas del 26 de Junio al 29 de Diciembre de ese año, periodo en que los señores Enrique V. Enríquez, Enrique Sánchez Montes de Oca y Eulalio Torres Muro, rigieron y administraron las actividades del equipo.

Luego de expresar, brevemente algunos acontecimientos anteriores al informe, agradeció la cooperación de distinguidas personalidades que habían hecho posible que el Toluca cumpliera a satisfacción todos sus compromisos, destacando de manera especial la colaboración directa y muy encomiable de don Nemesio Diez, indicando además que todas las personas habían contribuido a llevar a buen puerto la nave del Toluca y que una vez cumplida la misión que se les había encomendado, sugería se procediera cuanto antes a la restructuración de la Directiva, haciendo hincapié, por otra parte del excelente desempeño del equipo durante la temporada y le complacía anunciar que, por méritos propios, el equipo había sido invitado una vez más a participar en el pentagonal de la Ciudad de México.

Breve y explícito resultó ese informe, pero sin duda con grandes resultados y muy alentador de que se había la crisis producida por la muerte del conocido empresario don Luis Gutiérrez Dosal.

Reunión Extraordinaria

Otra reunión extraordinaria tuvo lugar el día 30 de Diciembre del mismo año en al Club de Leones de Toluca, siendo precedida por el conocido y muy estimado don Felipe Chávez Becerril, en ese momento flamante Presidente Municipal de nuestra ciudad y asistido por el "Güero" Enríquez acompañado de los señores Sánchez Montes de Oca y Eulalio Torres Muro dándose cuenta de que el señor Salvador Alcántara Patiño que había sido designado Tesorero, no llegó a tomar posesión al cargo por haber desgraciadamente fallecido días antes.

En el conocido periódico “Heraldo de Toluca” se dieron grandes pormenores de esa extraordinaria reunión, a la que asistieron muchas y muy distinguidas personalidades del comercio, industria y la banca de Toluca.

Antes de darse por terminado el acto, se guardó un minuto de silencio en recuerdo a don Luis Gutiérrez Dosal, forjador del equipo Toluca en los últimos tiempos.

La nueva y flamante mesa directiva, a la vista del próximo pentagonal acordó ratificar la incorporación al Club de Dante Juárez, y que los jugadores Chivo Mercado II, Fello Méndez y Joaquín Ramírez, fuesen contratados luego de terminar el torneo copa de la segunda división.

Igualmente para el pentagonal de Enero de 1960, fueron solicitados el portero del Necaxa, Jorge Morelos, los jugadores Hugo Herrera y José María Martín del Morelia (tiempo después este pasaría a ser su entrenador). Su refuerzo fue solicitado ante la inseguridad de que Hugo Herrera pudiese participar de no estar disponible.


Visto 2570 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Gerardo R. Ozuna

Toluca: Rescatando identidad