Laberintos del Poder… SLP, una ciudad en desarrollo

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Laberintos del Poder… SLP, una ciudad en desarrollo

Lunes, 02 Octubre 2017 04:36 Escrito por 

San Luis Potosí, capital del estado del mismo nombre, vive y transita por una sólida transformación de sus calles, de su entorno urbano, de sus valores ciudadanos, de sus finanzas públicas, de su orden político y social, producto todo del trabajo firme y decidido de su presidente municipal, Ricardo Gallardo Juárez, que ha sabido entender e interpretar fielmente el sentir popular, para dar el salto hacia la consolidación del desarrollo y progreso de esa importante ciudad.

Remando contra corriente, no sólo dentro de las mismas filas del partido que representa, el PRD, donde Javier Nava, diputado federal y nieto de un hombre que pasó a la historia entre luces y sombras pero que luchó con convicción por sus ideales –criticables o no–, ha emprendido una feroz campaña de desprestigio y desgaste contra el alcalde, en su absurda ambición de ser el siguiente presidente municipal, sin tener aun tamaños para ello. No basta llevar el pesado apellido de un acreditado panista para creer que se merece todo. Menos se vale traicionar a quien lo impulsó para llegar al Congreso Federal, máxima tribuna de nuestro país. Nava no es hombre confiable. Le gana la ambición. Le gana el poder. Le gana el dinero.

Aunado a eso, ha venido una andanada de golpes bajos de los priistas en la entidad y de uno que otro empresario, que ven en Ricardo Gallardo a un sólido aspirante a repetir como primer edil y de ahí perfilarse de manera natural por la gubernatura del estado.

Los golpes que han recibido los Gallardo, no son más que producto de su paso firme y exitoso por el entramado político de un estado que comienza a consolidar su desarrollo y democracia, manchada durante años por grupos de choque de priistas y panistas que solo aspiraban al poder para seguir enriqueciéndose de manera vil, burda, impune y cínica, sin que la mano de la justicia hiciera en esos bandidos acto de presencia.

El propio gobernador, inteligente, preparado y experimentado político, Juan Manuel Carreras López, ha prestado oídos y dejado pasar varios misiles dirigidos a debilitar al presidente Ricardo

Gallardo, en una estrategia equivocada de su parte, porque siempre será mejor ir de la mano en favor de todos los ciudadanos a los que ambos están obligados a servir, sin importar los orígenes políticos. Se manda obedeciendo al pueblo, pero no pueden obtener el equilibrio y orden social que están obligados a lograr, si las discrepancias o celos políticos los dividen y confrontan, pagando en los medios locales o nacionales espacios para el desprestigio y debilitamiento del contrario o del oponente. Tampoco así se obtiene el respeto de los ciudadanos.

Juan Manuel Carreras ya es gobernador, y para que pase a la historia con el reconocimiento público de la entidad, tendrá que usar su talento y sensibilidad política para que, sea en en ámbito estatal o municipal, obtenga un lugar de privilegio. La humildad, sencillez y congruencia, deberán ser valores de permanente presencia en su conducta para que tanto el estado como sus municipios y particularmente su capital, logren crecer de la mano y transiten en orden y paz. Ricardo Gallardo hace lo suyo; el gobernador deberá mandar y cumplir con el ejemplo. Su mano la debe extender a todos. Nunca segregar, confrontar o dividir.

Visto 1565 veces
Valora este artículo
(16 votos)
Emilio Trinidad Zaldívar

Laberintos del poder