DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Enredos de la Salud Sexual y reproductiva en la población adolescente Parte III

Viernes, 30 Agosto 2019 00:06 Escrito por 
Enredos de la Salud Sexual y reproductiva en la población adolescente Parte III Iliemilada

Legislación

El asunto de la salud sexual y reproductiva en adolescentes y jóvenes, tiene estrecha relación con la labor que realizan las legisladoras(es). Nada nuevo bajo el sol. Somos una de las 31 entidades del país que lastimosamente siguen escamoteando a las mujeres el derecho a decidir cuándo y, en qué circunstancias quieren entrar (o no) a la maternidad.

La que se equivoca, pierde y que se joda, parece rezar el salmo neoconservador en los 31 estados de la nueva República Mexicana. Simple: Históricamente, la mitad del mundo se ha opuesto a que la otra mitad del planeta decida sobre su cuerpo. Maravillosa lección democrática. ¡Dejen de dar pena en la 4T, por el amor de Freud!

En nombre de visiones fundamentalistas o anticientíficas, continúa aquello de que: “la vida de una persona inicia desde el primer nanosegundo de la concepción, hasta la muerte natural”. Se ondean leyes, códigos, normas, procesos, campañas y movimientos sociales que pretenden imponer la maternidad a rajatabla o, se impide la muerte digna, pero se festeja el babeo y la árida decrepitud, con tal de cumplir con: “Ni uno(a) menos”, hasta que Dios dicte sentencia.

¿Cómo le vamos a corregir la plana al Creador? Es mejor tener madres arrependidas e hijos indeseados, que faltar al precepto de la vida nonata. No hay sitio para el error heterosexual, pero sí amplias estepas de tolerancia o de abyección ante el horror que irradian pederastas, violadores, abusadores de la sacrosanta Iglesia Católica, incluída su falange, la “Luz del Mundo” y su arrepentido líder, en la voz de su hijo que ha pedido clemencia.

Por ello, el pensamiento conservador señalará con su espada flamígera: ¿Las mujeres se convierten en madres en algún momento de su existencia o, ¿entonces a qué vinieron al mundo? En realidad, se trata de abonar más feligreses o creyentes para ser repartidos entre las principales religiones del mundo; es uno de los trasfondos de estas causas que rezan: ¡Salvemos dos vidas! En una de esas, la fábrica de gente culpígena hará crecer las arcas financieras mediante semanales limosnas o la compra de indulgencias, como diría el universitario de Wittenberg, Martín Lutero, a través de sus tesis: 21, 75 y 81.

Hay que dar a leer a las(os) adolescentes, jóvenes y niñas(os) la Cartilla de los Derechos de Adolescentes y Jóvenes, para que al comentarlos en las aulas, dentro de sus familias, en los hipermedios de comunicación, se enteren que en la hilera de esos 14 derechos que existen, repito, que existen, en tanto derechos dirigidos a estos dos grupos vulnerables, pueden y deben decidir:

• Sobre su cuerpo y sexualidad.

• Acerca del disfrute pleno de su vida sexual.

• Manifestar públicamente sus afectos.

• Con quiénes relacionarse afectiva, erótica y sexualmente.

• Resguardar su privacidad, intimidad y datos personales.

• Sobre su vida sexual y reproductiva de manera libre e informada.

• Lo que quieren, con base en información actualizada, veraz (sin mentiras o fake news) completa, científica y laica sobre su sexualidad.

La cartilla está disponible en:
https://www.gob.mx/issste/articulos/cartilla-de-derechos-sexuales-de-adolescentes-y-jovenes?idiom=es Hay más derechos, desde luego. Son tan importantes como los anteriores.

Las décadas de los 50 y 60, ya pasaron ¿Se enteran? Deben saber los legisladoras(es) del Estado de México y de las otras 30 entidades del país, que ahora la sexualidad es algo muy distinto de aquello que se anotó en el Génesis: desobediencia, pecado y castigo divino por haber comido del fruto (el sexo) que Él, sabía que era placentero a rabiar. Si él no hubiese plantado esa semilla, no habría generado tan gozozo éxtasis por las cuatro esquinas, pero también sabía que el disfrute viajaba por el maravilloso mapa de la piel ¿Para qué nos hizo tan humanos el Creador?

El ejercicio de nuestra sexualidad explota para sentir afecto, protección, plenitud, goce, satisfacción, alegría, felicidad, realización. La procreación, cada cuarto de siglo, ha sido un asunto de notable avance para las ciencias biogenéticas; de profunda responsabilidad y, resignificado; es aquello que nos liga a nuestros vástagos para siempre.

Después de que la civilización avanzó, nos enteramos que Dios no creaba a los(as) hijos(as) mediante un soplo divino; que tampoco veníamos de París (bueno, yo sí) y que, mucho menos, nos transportaba una despistada o subnormal cigüeña que nos dejaba en Macuspana, Atlacomulco o en Guelatao, para convertirnos en presidentes de México. Nada de dioses, ni de espíritus santos representados por una paloma; mucho menos de ángeles que llegaron a Sodoma para ser “conocidos” en pecadora y erotizada tierra, donde Lot no atinó a oponerse, a pesar de ofrecer a sus hijas, quienes “no habían conocido” hombre.

Nuestra existencia –salvo excepciones-- ha tenido que ver, básicamente, con el hecho de que dos personas, un hombre y una mujer, en un momentum ignoto, eyaculatorio y quizá orgásmico, a su aire o cuasi-voluntad, semanas después, se enteraron que en tanto ardientes amantes, se produciría un nuevo ser, camino a la vida, gracias esos íntimos fluidos pasionales.¡Cuánta igualdad hay en cada ser humano, sea de la clase social que sea!

Por otro costado, la sexualidad, en su multiplicidad arborescentes está bastante lejos de iniciar con ese “primer encuentro sexual” cuerpo a cuerpo. Quienes eso piensan, viven lejos, realmente a años luz, de la condición humana y de sus propias pasiones. Actualmente, el ejercicio de la sexualidad inicia desde que el ultrasonido nos avisa si quien viene en camino es, presuntamente, de sexo femenino o masculino. He aquí el despunte de nuestra (ben-mal)dita sexualidad. La ignorancia se torna enciclopédica, cuando las neuronas habitan en un cerebro troquelado por la cegadora religión y su primogénito el conservadurismo.

¿Qué camino seguirá la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que temerosamente se escalda en la Cámara de Diputados del Estado de México? El partido morena –y otros de sospechosa izquierda-- calcularán el impacto electoral que, a la baja, podría tener el hecho de aprobar la ILE.

Fundamentos científicos, racionales, sociales, económicos y médicos, sobran desde hace varios años. Vivimos en un Estado Laico que, si bien respeta la creencia religiosa de cada ciudadano(a), ello no significa que los avances de las ciencia y de la técnica deban dar un paso atrás, porque entonces se perderán votos en las próximas eleccciones. Pero si ello ocurre (espero que no) entonces la cerrazón y el carpetazo están a la vista.

Tengo una duda: Respecto al doloroso e inadmisible embarazo-natalidad que seguimos teniendo en México y en la entidad mexiquense, ¿en cuántos casos se ha interrumpido –conforme a derecho— esa inexplicable gestación que vive una niña, repito ¡una niña! que apenas tiene entre 10 y 14 años de edad?

¿Quién, en esos casos de maternidad infantil se ha atrevido a invocar: salvemos dos vidas en lugar de una? ¿Dónde quedó la violación, el incesto, el estupro? ¿En la impunidad…? He aquí otro enredo de la sexualidad.

Seguiré…

Red Internacional FAMECOM A.C.

 

 

 

Visto 730 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Luis Alfonso Guadarrama

Iliemilada

Sitio Web: #