Década 60's

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Década 60's

Domingo, 10 Octubre 2021 01:32 Escrito por 

En los años sesenta, hubo un importante avance en la industria, la sociedad, el desarrollo urbano y comercial, los deportes y en la cultura en nuestra amada Toluca, la cual tenía una población aproximada de 156 mil habitantes, según datos del censo de esa época.

Durante esta importante década, fueron presidentes municipales: Aurelio Zúñiga Nájera de 1961 a 1963; don Jaime Pons Hernández de 1963 a 1965 y por segunda vez don Felipe Chávez Becerril de 1967 a 1969.

Como gobernadores de nuestro Estado estuvieron al frente del ejecutivo: doctor Gustavo Baz Prada de 1957 a 1963, el muy estimado Juan Fernández Albarrán de 1963 a 1969 y el profesor Carlos Hank González de 1969 a 1975.

Como rectores de nuestra máxima casa de estudios UAEMéx (otrora UAEM), estuvieron el estimado doctor Mario Cesar Olivera Gómez Tagle y el doctor Jorge Hernández García.

Mencionaremos que llego en esta década a nuestra querida Toluca el “American Way of Live” con los automóviles, las malteadas, los pantalones de tubo (hoy nuevamente de moda en los adolescentes) y el ritmo rock&roll. La famosa fuente de sodas “El Luna Park” ubicada en la esquina de Quintana Roo y avenida Hidalgo poniente donde hoy está majestuosamente erguido el edificio que alberga las oficinas centrales del ISSEMyM construido por el doctor Mario C, Olivera cuando fungió como Director General del mismo organismo; esta fuente de sodas era el lugar de reunión (en lo personal me tocó vivirlo en la década de los 70`s) de todos los jóvenes de familias conocidas de Toluca donde llegaban con sus autos último modelo (Mustang, Galaxie 500, Barracuda, Impala y el famoso Vocho, entre otros), vestidos al último grito de la moda. Desde el sábado por la tarde y sobre todos los domingos después de asistir a la misa (1:00 pm) de la famoso templo de las tres naves “El Ranchito” y en las tardes del mismo día, era ir a dar la vuelta a la famosa “Alameda” y degustar unas ricas malteadas, refrescos o un buen helado del famoso chaparrito cuyo carrito de madera llevaba de nombre el sugerente título de “Adiós tu presumida” ubicada en la acera de enfrente de donde vivían la conocidas familias toluqueñas Estévez Saénz de Sicilia y Faure Vilchis sobre Quinta Roo.

 Ahí mismo también se organizaban “arrancones” (carreras parejeras de autos) desde el Luna Park hasta Guelatao en donde se ubicaba el monumento a los niños héroes (ex cama de piedra), ya que en ese entonces como en la actualidad la avenida Hidalgo de la Alameda hacia la ex cama de piedra la circulación vehicular era de dos sentidos, estos eventos eran los iconos de los gustos juveniles que marcaron el inicio de esta gran década toluqueña en la capital de nuestro Estado.

 

Antiguo mercado de las flores, donde hoy luce el emblemático Teatro Morelos.

 

Los jóvenes más renombrados de esta década eran: Los Acra, Velasco, Salgado, Vilchis, Díaz, Sánchez, Barrera, Gómez, Chávez, Bernal y González entre otros quien entre muchos de ellos platicaban sus aventuras de su escuela que en ese entonces estaba de moda la UMLA, Universidad Militar Latinoamericana ubicada por el famoso Desierto de Los Leones en donde los padres pudientes de aquel entonces enviaban a sus hijos para su educación de preparatoria.

Para ellos era muy común que visitaran Toluca los fines de semana con sus compañeros de otras partes del país y muchos de ellos “rompían corazones” o rompían “los huesos” por querer cortejar a una chica comprometida. Entonces eran comunes los pleitos al más puro estilo de “Amor sin Barreras” figurando diferentes bandas que reñían con otras.

El Centro Charro (donde desgraciadamente fue herido de muerte don Alfredo Zarate Albarrán siendo gobernador del Estado), donde se ubica hoy la fiscalía general del Estado (otrora Procuraduría General) vivía sus mejores épocas como el centro social de Toluca en el cual se llevaban a cabo reuniones como fiestas de 15 años, bodas, cumpleaños y demás festejos de la alta sociedad de Toluca.

En relación con lo anterior presidia en esa época la Asociación de Charros de la ciudad de Toluca uno de sus fundadores don Silvestre Díaz López, quien con gallardía y orgullo vestía su traje de charro y portaba nuestra bandera nacional durante los desfiles y los famosos festejos de esta importante y conocida asociación.

Otros charros de la época eran los Pliego, Herrara, Chávez, Cruz, Mondragón, Rodríguez y por supuesto el famoso charro el estimado don Octavio Chávez Gómez (hijo del muy querido don Felipe Chávez Becerril) que fundo y encabezaba la escuela charra que tenía entre otros alumnos a los Labastida (mis exvecinos), Barbabosa, Navarro, Gómez de Orozco, Xavier Lazcano Díaz y muchos niños de esos años.

Era novedad que alguien se fuera de viaje, especialmente a Europa y eso lo publicaban los medios impresos como en el periódico El Noticiero en la famosa columna SE MURMURA de don Arturo Salazar con el seudónimo de Carlos Balboa.

En lo relativo a los cines en esta década tanto “El Rex” (remembranza en esta década donde mis primos Hernández Solalinde, Ortiz Solalinde y algunas veces nuestros amigos de toda la vida los Molina Carbajal veíamos tres películas por $5.00 pesos en la matinée de los domingos de este cine) ya que la casa de mis tíos Solalinde Ozuna era la colindancia del cine Rex y donde se albergó en la planta baja del inmueble por algún tiempo la imprenta de los Plata y tiempo después por muchos años la tienda de regalos “La Royalti” de la familia Gómez; el Coliseo (otrora Teatro Municipal), el Florida y el Justo Sierra hoy la flamante sala Felipe Villanueva construida en el trienio del alcalde Agustín Gasca Pliego; seguían presentando no solo películas para la sociedad de Toluca, sino se llevaban a cabo otro tipo de eventos como informes de Gobierno, obras de teatro etc.

En cuanto a apertura de negocios, don Eulalio Torres Muro inauguro “Casa Torres” en la avenida Juárez para distribuir artículos eléctricos Phillips. El llego a tener varias mueblerías y talleres de reparación de electrodomésticos. En la mueblería que tenía en la esquina de Matamoros y Avenida Hidalgo en la planta baja del Hotel Rex (propiedad en ese entonces del famoso y estimado doctor Jesús Chávez Becerril) donde tiempo después estuvo por años la farmacia “El Fénix” (hoy en día una zapatería); fue expuesta la copa “Jules Rimet” que se disputo en el mundial de futbol de 1970 donde Toluca fue subsede.

Las hermanas Contreras inauguraron la “Distribuidora de Plásticos” en el pasaje 16 de septiembre, donde se podía encontrar un gran surtido de lámparas, recipientes para la cocina, juguetes, piezas para el baño y, todo tipo de material de plástico que era la novedad.

Los hermanos Jesús y Margarita Roldan, abrieron la farmacia “Universidad”, ubicada en Juárez a un costado de la rectoría de la máxima casa de estudios (UAEMéx) donde en ese entonces también se ubicaban las facultades de odontología y arquitectura y se daban clases de inglés particulares. Los Roldan tuvieron otra farmacia llamada “Terminal”, en el edificio que estaba donde hoy es la Gran Plaza Toluca. Fue inaugurada también la “Zapatería Crucero” donde nadie, pero nadie le da más barato, de la familia Velasco. Don Javier Miranda inauguro su negocio de “Regalos Yolmir” en el pasaje 16 de septiembre construido y decorado por Fernando González Arriata encargándose de bendecirlo el padre José Pérez y apadrinado por Ernesto Monroy Jr., este negocio tenía como slogan “el hogar de los zodiacos” y revoluciono Toluca en sistemas de regalos, al tratarse de exclusividades europeas como cristalera, porcelana o pinturas.

Los hermanos Vázquez inauguraron su negocio de ropa para mujer “Modas Ella” sobre avenida Hidalgo, era un establecimiento exclusivo de ropa elegante y de buena calidad para la mujer toluqueña, el obispo don Arturo Vélez Martínez fue el encargado de bendecir dicho negocio, donde posteriormente en el Hotel San Carlos (propiedad del muy estimado don Jaime Pons Hernández) se realizó un desfile de modas con diseños exclusivos de “Patty Ann de México”. Se inauguró también el negocio de “Sombreros Cuauhtémoc” en el que se podía encontrar a distinguidos personajes toluqueños como Don German Roth y don Silvestre Díaz.

En esta década también se inauguró el famoso restaurante “El Centro Gaucho”, ubicado en la calle de Bravo, siendo el dueño el quien fuera famoso medio del Toluca Don Panchito Berterame pionero en los restaurantes de este tipo (cortes argentinos) en Toluca.

Los alumnos de la famosa y prestigiada Secundaria número uno quien en esta década estaba al frente como director el profesor Fernando Aguilar (el Torito) además de deleitarse con las ya famosas tortas de la Vaquita (del señor Moreno) y convivir en la nevería de “La Elite”, vieron nacer otros lugares de la época como la fuente de sodas “La Queni” da la familia Quesnel ubicada en los famosos Portales de Toluca, y donde se vendían las primeras hamburguesas y hot dogs de la ciudad.

Así mismo proliferaron los negocios de tortas en las famosas alacenas a lo largo de los Portales de estas destacaban hasta la fecha las de bombas, estopa, salpicón, chile macho, tompiate, mole milanesa etc.

Quien no piso por las noches para cenar la popular “Hostería la Posada de los Muciño” hoy en día lo llamaríamos el “Merendero de Allende” ; los tradicionales tacos de Toluca empezando por los de Rosita “Taquería El Sol” con sus famosas flautas de carne, reforzados, mole verde y las picosas tortas de bombas, los de Brigidita, los de chiquitas, cuya dueña de labios bien delineados por el “bile”, se ubicaban en un zaguán a un lado del Palacio de Gobierno, los de Luchita ubicados en Independencia entre Rayón y Sor Juana, después atendido por su hijo Juanito.

Por otro lado, entre los famosos acontecimientos de principios de década se inauguró el Campo “Gutiérrez Dosal” para el Club Deportivo Toluca, en honor a su anterior presidente Don Luis Gutiérrez Dosal, fallecido el año anterior.

Don Camilo Dumit, organizo un homenaje al conocido profesor Filiberto Navas (Profesor Animo), director de Educación Física del Gobierno del Estado, quien fue condecorado por el Ayuntamiento de Toluca y a quien se dedicó un programa especial radiofónico en XECH. Como parte del homenaje, unos maratonistas recorrieron gran parte de la ciudad con meta en el “Centro Charro” donde homenajearon al profesor junto con la Tabacalera Mexicana y Juventudes Revolucionarias del Instituto Político PRI.

Entre otros acontecimientos la señora Baz esposa del gobernador doctor Gustavo Baz Prada, inauguro para la recreación de los niños un Club infantil en la “Quinta del Carmen” donde se les enseñaba carpintería, trabajos manuales, excursionismo y otras actividades. La Alianza Francesa de Toluca, organizaba exposiciones, especialmente de pinturas de artistas francoparlantes; sembrándose así la semilla de lo que hasta nuestros días es una especie de hermandad entre los toluqueños y los franceses.

En relación con lo anterior en el auditorio de la escuela Justo Sierra (hoy flamante sala de conciertos Felipe Villanueva) se llevó a cabo el primer concierto de la Orquesta de Bellas Artes, con la presencia del director Jorge Delezè, habiendo música de Bach, Debussy, Pablo Moncayo y Mendelssohn.

También se celebró el primer aniversario del Club Juvenil “Peritas y Cremas”, quienes se reunían en el domicilio Independencia con el numero 505 teniendo como principales organizadores a Martha Espejel Ugalde, Octavio Barragán y Carlos Garduño Jr., entre otros.

Doña Gloria Zayas Vda. De Gutiérrez Dosal, le celebro el cumpleaños para su tía doña María Pérez de Pons (la Chata Pons) en la Hacienda Doña Rosa de la familia Negrete. La decoración era una maravilla, ya que colocaron grandes ollas mexicanas con ramilletes de flores, sombreros de palma multicolores, entre otros adornos; el mariachi Vargas de Tecalitlán, fue el encargado de amenizar la reunión donde gran parte de la sociedad toluqueña se dio cita para festejar a tan distinguida dama

Alfonso y Ángel Ruiz, estrenaron su estudio fotográfico “Ruiz” en el Portal Madero; donde en esta época surgió también la famosa empresa familiar fotográfica “Foto Robles” que hoy mantiene en la vida social toluqueña el famoso “Toño Robles”.

Olga, Filiberto, Cándido y Miguel Ángel Cedeño (hermanos) inauguraron en la calle de Guerrero 402 Ote. el moderno almacén de abarrotes “El Águila”; existiendo otras tiendas del mismo ramo como “Casa Avilés” ubicada en Lerdo y callejón del Carmen y abarrotes de don Fernando López ubicada en pasaje 16 de septiembre e Independencia.

“Camisería Cadillac” de los hermanos Vázquez se inauguró la cual le caracterizaba su funcionalidad y elegancia ubicada en la esquina de los portales Madero y 20 de noviembre.

Un acontecimiento importante en el comercio fue la gran inauguración de la tienda departamental “SEARS” en el número 104 de la calle de Constitución (inmueble de la familia Velasco), en el cual estuvieron presentes el gobernador licenciado Juan Fernández Albarrán, Sergio Barroso, gerente del almacén de Toluca y W. Plummer, presidente de la Corporación Mexicana de SEARS.

Se abrió también la tienda de “Salinas y Rocha” en el número 114 de la calle Constitución donde estuvo ubicada la antigua terminal de autobuses Toluca-México.

Por otro lado, varios negocios seguían renovándose, tal era el caso de “Tejidos Nacionales” de don Gabriel Tapia González, “Perfumería Corona” de don Gabriel Corona.

En el almacén “El Nuevo Mundo” se podía encontrar todo tipo de ropa y muebles estaba ubicado en Portal Madero 36. De igual manera muebles y regalos “Myrsa” era buena opción para comprar además de muebles, artículos electrodomésticos, radios, televisores y relojes, y estaba ubicado en el edificio Santa Elena ubicado en Belisario Domínguez hoy Plaza Fray Andrés de Castro.

Se inauguraron las zapaterías; “Zapatería Roma” y “Zapatería Atlas”, esta última propiedad del señor Ángel Olivares, “Zapatería Joyce” de los hermanos Mondragón ubicada en Hidalgo oriente enfrente de la zapatería Mona Lisa siendo propietarios los mismos Mondragón.

Joaquín Fernández inauguro su negocio “Muebles Fernández” ubicado en Galeana número 10, habiendo adquirido experiencia como Gerente de CIMMSA, mueblería.

Mercerías famosas de la década eran “Mercería Guerra”, “El Venado”, “La Gacela”, “Mercería Hidalgo” y papelerías reconocidas eran la “ABC” de don Hugo Ávila, “Pliego” de don Alberto Pliego, El Triunfo”, “La Carpeta” de José Luis Arochi Téllez, la “Iris” de don Arturo López, la “México” de don Francisco de la Mora y la Pimy del señor Cerecero.

En esta década también se inauguró la librería “Cristal” lamentablemente ya desaparecida y que por muchos años fue proveedora importante de libros de texto y de todo tipo; estuvo localizada en la esquina de Independencia y Sor Juana Inés de la Cruz en la contra esquina de la referente tintorería Miranda.

La escuela Claret dónde estaban al frente de dicha institución las señoritas Pliego, destacaba como escuela privada en donde estudiaban “los hijos de buenas familias” y a los cuales después se sumaron el colegio Cristóbal Colon ubicado en la esquina de Quintana Roo y Lerdo de Tejada (una casa con una especial arquitectura y donde vivió cuando fungía como Gobernador don Isidro Fabela, (ahí un servidor curso  1º, 2º y 3º de primaria) que se inauguró en esta década, al igual que el Instituto Pedro de Gante y el “Instituto México” (donde termine mi educación primaria cursando 4º,5º y 6º teniendo como compañeros a Enrique Abascal Tapia, Héctor Tapia Faure, Santos López García, Filiberto Hernández Villar, Jaime Pulido López, Ernesto Zarandona, Guillermo Capetillo, Alfonso Faure Vilchis, Roberto Lara García, Alberto Barbabosa Salgado, José Luis y Arturo Robles entre otros; y como dirían en este tiempo y con gran respeto hacia mis excompañeros puro FIFI). En la escuela Superior de Comercio del Estado era muy común estudiar la carrera de contador privado, también existía el Instituto Cultural Femenino ubicado en Matamoros, en dónde se ofrecían estudios de secretaria Bilingüe Ejecutiva, decoración de interiores y cursos vespertinos de inglés y danza.

Fue inaugurada la Terminal Única de Autotransportes de Toluca siendo el gerente general don Rubén Nava.

Para vivir, era novedad los fraccionamientos Lomas Altas, Pilares y Casa Blanca detonando a finales de esta década la Colonia Ciprés hoy el Polanco Toluqueño donde se asentaron reconocidas familias como: Ballina Neidarth, Moreno Ortiz, Pulido López, Ballesteros Sentíes, Salgado Negrete, Chávez Becerril, Chávez Echeverri, Chávez Negrete, Ortega Chávez, Nemer Álvarez, Camacho Miranda, Pérez Leyva, Pliego Mondragón, Meza Sánchez, Vilchis Echeverri, Gómez de Orosco, Cano García, López Alvear, Pons Pérez, Estrada Alanís, López Escobedo, Pino Pliego, Salgado Yurrieta entre otras familias toluqueñas de gran arraigo.

Se llevó también a cabo el premio de la aceleración del Club automovilístico de Toluca (CADET), el cuál era dirigido por el buen amigo y muy estimado Pepe Acra Carmona y en esta ocasión se llevó a cabo en Circunvalación sur, el domingo 27 de septiembre de 1961 a las 10:00 AM siendo ganador el estimado Mariano Salgado Montesinos en su auto Chevrolet.

Al igual que la charrería, el fútbol americano; el automovilismo se arraigó en Toluca desde la mitad del siglo pasado, gracias al impulso que desde entonces y hasta nuestros días le ha dado el querido Pepe Acra, quién junto con Sixto Franco, los hermanos Mariano y Roberto Salgado Montesinos, Melitón Díaz, Sergio Velazco, Francisco "el chango" Negrete, Jorge Montes de Oca, Luis Orduña, Pedro García, Pedro Acra, Pedro Castañeda, los Vorrath, los Hurtado y otros distinguidos Toluqueños participaron en diversas carreras como el circuito Colón, las carreras de cuarto de milla en Circunvalación hoy Paseo Vicente Guerrero, y diversos rallies en Valle de Bravo, Ixtapan de la Sal y otras poblaciones de nuestro Estado de México.

 

Tipo de autos de carreras que competían en Toluca.

 

Se celebraron varias ediciones de la carrera del "Circuito Colón" para ayudar al estudiantado en las obras de la Ciudad Universitaria nuestra gloriosa y reconocida UAMEX. En esta carrera participaron pilotos de Toluca y del D.F. hoy CDMX, Puebla, Morelos, destacando la presencia de Moisés y José Antonio Solana, Julio Azcárraga y Marcelo Quintanilla junto con otros pilotos locales.

En esta década se iniciaron las carreras de gokarts, con prácticas en el cuadrángulo de la Zona Militar hoy el emblemático "Parque Metropolitano Bicentenario".

El entusiasmo de los pilotos toluqueños, los llevo a competir en otras ciudades como Puebla, Cuernavaca, Pachuca, León y Aguascalientes, así como también el famoso Circuito Avándaro en Valle de Bravo.

Se distinguieron por su participación, coraje y calidad además de los ya mencionados: José y Pedro Acra Carmona, Mariano, Juan y Roberto Salgado Montesinos, Vicente Márquez, Rafael "chivo" Pérez, Toño San Juan, Eduardo "güero" Baca, Osvaldo y Pedro Armando Gómez Núñez, Camilo Orozco, Manuel Ibáñez, Guillermo Villa Calleja, Eduardo Zenil, Jorge Ceballos, Pedro de la Vega, Eduardo "el charal" Díaz Leal, Sergio Olguín del Mazo, Ricardo Barraza, Andrés Cadena, Víctor Manuel Bernal, Gustavo " pájaro" Estrada, Jorge el "oso" Vilchis y posteriormente Francisco "el chango" Negrete Cravioto, entre otros, quienes compitieron con los pilotos que en ese entonces se distinguían a nivel nacional e internacional como el "bache" Mariscal, José Antonio y Moisés Solana y los hermanos Pedro y Ricardo Rodríguez.

Los Club's de servicios social Rotarios, Leones y Caballeros de Colón se distinguieron por sus esplendorosos y elegantes fiestas las cuales eran amenizadas por los Hermanos Vega, el grupo juvenil "Los Intocables" y la orquesta de "Carlos Tirado"; cabe mencionar a mi querida amiga Rosita Molina del Castillo, hija de los muy estimados en los círculos sociales de la sociedad Toluqueña Don Felipe Molina Reyes y Rosita del Castillo, quien fuera coronada como la primera Reyna del Club de Leones de Toluca, teniendo como princesas a las muy conocidas Toluqueñas Tere Alva y Lupita Arochi y como chambelán al estimado y bien recordando por todos los toluqueños  Mariano Salgado Montesinos.

Este evento se llevó a cabo en la sala de exposiciones de autos de la agencia Chevrolet ubicada en avenida Hidalgo Ote., la cual estaba a cargo bajo la gerencia de don Enrique Torres Torija.

Los hermanos Díaz Macedo, hijos de Don Silvestre Díaz propietario del famoso "Rancho Tlacopa", que se localizaba en las cercanías de la famosa "maquinita", organizaban noches mexicanas, en las cuales había orquesta, mariachis, antojitos mexicanos y variedad. La familia Díaz Macedo se caracterizaba por ser espléndidos, entusiastas y excelentes anfitriones y muy estimados en la sociedad Toluqueña. A Othón "Toto", le decían el "guapo" y era el mayor de la dinastía, destacando por ser muy buen amigo y muy galante.

En 1963 hubo varios acontecimientos. Se inauguró en la zona industrial, la planta productora de relojes "Industria Relojera Mexicana". Además, que ya había otras plantas instaladas e importantes como la Pfizer, Nestlé y Química Sol.

En junio de ese año se llevó a cabo el primer baile de periodistas en el Salón Granero del Motel del Rey amenizado por la orquesta de Luis Alcaraz.

Por otro lado, el Círculo Social Toluqueño organizaba anualmente el "Baile del Percal”, en el que se llevaba a cabo un concurso de diseños originales confeccionados en percal donde más de 70 señoritas de la sociedad formaban parte de este certamen, en donde también había una coronación de la reina.

Festejos y bailes como el del famoso "Rebozo" ya eran organizados en el "Salón Imperial" del Motel del Rey propiedad de Don Arnulfo Martínez Colín, originario de Atlacomulco, donde asistían las damas de la sociedad Toluqueña portando rebozos de bolita, incluyendo a Doña Consuelo Rodríguez de Fernández Albarrán, esposa del Gobernador Juan Fernández Albarrán. Entre los asistentes también estaban los Sánchez, los Almazán, los Mena, los Barrera, los Pliego, los Barbabosa, los Salgado, los Díaz Macedo, los Sánchez Henkel, los Molina, los Rodríguez, los Velasco, los Echeverri y los Yurrieta entre otros muchos. Este evento tenía como objeto recaudar fondos para beneficiar a orfanatos para niños.

Se organizo también en este salón, un baile cena y desfile de modas en beneficio de la IPI, Institución de Protección a la Infancia, el cual fue amenizado por las orquestas de los hermanos Juárez y Vega.

Las damas de la sociedad Toluqueña, así como las colaboradoras del IPIEM organizaban mensualmente "tés canasta" en beneficio de sus niños protegidos, en lo cual jugaban canasta, saboreaban bocadillos y mantenían amenas charlas, varias de estas reuniones se llegaron a efectuar en casa de Doña Consuelo Rodríguez de Fernández Albarrán (esposa del gobernador licenciado Juan Fernández Albarrán), cito en Carmen Serdán colonia Residencial Colon hoy propiedad de la familia Gómez de Orozco González.

Al llegar la Navidad, era posible disfrutar de las posadas organizadas por Don Carlos Mendoza, propietario de la "Refaccionaria Mendoza" en el Motel del Rey quien tiempo después se convirtió en fuerte empresario dueño de gasolineras y agencias de autos; y de las del famoso "Rancho Tlacopa", y las cuales eran organizadas por Aída, Meño y July Díaz. Estás posadas conservaban la tradición de pedir posada con velitas, quebrar piñatas y saborear la cocina de esta temporada.

En 1965, Don Raúl Naveda inauguró la cafetería "Picolino", frente al cine Rex y el "Centro Social Brunswick", que contaba con mesas de jugar billar para el esparcimiento de los toluqueños.

Don Alfonso Gómez de Orozco y un grupo de empresarios, industriales y sociedad civil hicieron posible el sueño de contar con un área de esparcimiento para la práctica de los deportes y así fue como se colocó la primera piedra del famoso y ya referente en Toluca "Club Toluca”, cito en el cruce de Pino Suárez y Circunvalación (hoy Paseo Tollocan) hoy comandado por su presidente del Consejo el muy estimado amigo Enrique Gómez de Orozco González.

Se inauguraron los baños "Tivoli", propiedad de la familia Contreras nativos de Almoloya de Juárez, estos baños ubicados cerca de la alameda en Plutarco González contaban con modernas instalaciones como alberca olímpica techada, vapor turco, sauna y ruso, gimnasio, perfumería, regaderas y fuente de sodas.

Solía realizarse el concurso de la Tabacalera mexicana en el cual podían inscribirse alumnos de cuarto, quinto y sexto grado de primaria que tuvieran un promedio mayor a 9.0 puntos, alumnos de la Miguel Alemán como los Chuayffet, los Curi, Xavier Lazcano entre otros fueron ganadores de este concurso.

En esta década, también se puso la primera piedra de la Alianza Francesa ubicada en la calle de Riva Palacio (otrora callejón del Carmen), a un costado del Teatro Morelos.

También se inauguró el “Instituto Falco”, la primera escuela de danza en Toluca, en el penthouse del edificio Salgado (propiedad de don Chon Salgado), Melina Falco fungía como directora del plantel en referencia, en donde se ofrecían clases de flamenco español, gimnasia plástica y ballet clásico.

Por otro lado, surgieron comercios en lo referente a la venta de víveres, como lo fueron el Mini Súper, de don Ernesto Nemer en la colonia Ciprés (Quintana Roo esquina con Horacio Zúñiga), la tienda La Proveedora de los Medina por el rumbo de La Merced y la Lonja Mercantil de don Pedro García en la calle de Allende en el centro de Toluca.

El muy estimado Pepe Acra Carmona inauguro “Decoracra”, donde se vendían tapices y en general materiales de decoración, don José Acra Sabet, padre de don Pepe, don Carlos Scougall, director del Banco Agrícola y Ganadero de Toluca y don Heriberto Vidales, el vicepresidente de Goodrich Euskadi, fue el encargado de apadrinar este establecimiento ubicado en el numero 316 de la avenida Hidalgo Poniente.

Abrió sus puertas el almacén La Campana de los hermanos Alberto y José Yamin, quienes ofrecían un impresionante surtido de ropa para dama, caballero y niños. Esta tienda se encontraba ubicada en la calle de Rayón esquina con avenida Independencia y la consideraban la primera tienda de descuento en Toluca con todo y para todos.

 

Don Juan Fernández Albarrán, gobernador de Estado acompañado de don Nemesio Diez.

 

Don Nemesio Diez y el profesor Carlos Hank González, hicieron fuertes donativos ($40,000.00 pesos), de ese entonces, al Club Toluca para la construcción de su alberca, con el propósito de desarrollar la natación de competencia en Toluca, don Alfonso Gómez de Orosco fue el encargado de realizar las obras.

Se llevo a cabo la primera actuación de la estudiantina de Toluca, quien contaba con 56 miembros bajo la dirección de Francisco Medrano, quien tuvo la oportunidad de abrir la ceremonia del fin de cursos de la UAEMéx (otrora UAEM), interpretando “Estudiantina”, “Alborada”, “Varita de Nardo”, Cielito Lindo” y “México en una laguna”.

También para otro entretenimiento de la sociedad de Toluca, se realizó la inauguración del “Bol Toluca” para jugar boliche, en el que estuvieron presentes, el gobernador Juan Fernández Albarrán, don Ramón Cáceres, jefe de personal de General Motors, don Carlos Scougall, director del banco Agrícola y Ganadero de Toluca y José María Basagoiti, de la Tabacalera.

Ya para el año de 1968, fue un año en que los periódicos estuvieron repletos de noticias relacionadas con los Juegos Olímpicos, ya que México seria la sede en este año (octubre 12); de igual manera impactaron a la población mexicana los movimientos estudiantiles, incluyendo la matanza de Tlatelolco el 2 de octubre.

Como acontecimientos y celebraciones importantes en la ciudad de Toluca, se organizo un banquete de amistad y homenaje al Club Deportivo Toluca, especialmente a sus campeones de liga, estando presentes el gobernador don Juan Fernández Albarrán y el señor don Nemesio Diez Riega, el discurso estuvo a cargo de su presidente del club el conocido y altruista empresario don Eduardo Monroy Cárdenas, también en presencia de otro distinguido toluqueño don Alfonso Faure López  vicepresidente del club; el banquete homenaje fue amenizado por “Los Picolinos”.

El reconocido Banco Agrícola y Ganadero de Toluca, inauguro después de 17 años su nuevo edificio en el numero 103 de avenida Independencia oriente, centro de Toluca. (hermosa edificación, donde las señoritas bien de Toluca fungían como secretarias de los altos funcionarios del banco).

En 1969, nace la Asociación de Escritores y Artistas del Estado de México, donde fungía como presidente el escritor Rodolfo García, dicha asociación tenia como objetivo el lograr el reconocimiento de la misma agrupación, así como luchar por el incremento del arte y defender los intereses comunes.

En el mes de septiembre de este año se estrena el emblemático e icono de Toluca, el lujoso Teatro Morelos, se inaugura con el coro Piatnisky, las danzas folclóricas rusas, las marionetas de Igor Divoy y la bailarina de ballet Nina Gaekho; esta función de gala fue organizada por el IMPIEM (hoy DIFEM) estando al frente de la presidencia doña Consuelo Rodríguez de Fernández Albarrán (Chelito) y como directora general la maestra Cristina Camacho López (seño Cristy), en este acto  donde se dio cita todo Toluca, se le hizo un gran homenaje de despedida al licenciado Fernández Albarrán ya que estaba a días para entregar la estafeta del ejecutivo al carismático profesor Carlos Hank González,  este evento estuvo a cargo de la banda del Estado de México, dedicando una de las canciones predilectas de la primera dama (Chelito) “Tuyo es mi corazón”. Y de ahí a prepararse en familia al tradicional taco de viernes.

La ciudad de Toluca al final de los sesenta y ya bajo el gobierno del profesor Carlos Hank González, se debatía entre la nostalgia y la modernidad, con una sociedad que, siempre latente por su equipo favorito los “Diablos Rojos” o los “choriceros” o como mas le agradara a la respetable afición; haciéndose desde entonces la tradición de asistir cada 15 días a “la bombonera” y de ahí prepararse en familia el tradicional taco de viernes.


Visto 2062 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Gerardo R. Ozuna

Toluca: Rescatando identidad