El mayo de las buscadoras

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El mayo de las buscadoras

Miércoles, 15 Mayo 2024 01:04 Escrito por 
Raúl Mandujano Serrano Raúl Mandujano Serrano Desde el Sótano

Hasta encontrarles!... “A ti que me diste tu vida, tu amor y tu espacio”… Se escuchaba de fondo en ese pequeño restaurante del centro donde el amanuense suele acudir para pedirse un café, su clásico matutino sin azúcar. Con sarcasmo se repite: ¡ahí vamos otra vez con la Denisse de Kalafe! Pero la prefiere. La prefiere a ella que a seguir viendo esas imágenes de madres buscando a sus hijos o hijas en fosas clandestinas. De escuchar las cifras de desaparecidos, las reales, las que refieren una cantidad de casi 100 mil (no las que se acomoda el gobierno con 20 mil) y que hacen del Día de las Madres en México –para muchas-, un renglón que no se celebra.

Sólo para tenerlo a la vista: El primer colectivo de las Madres, denominado: “de la Plaza de Mayo”, surgió de la iniciativa de la señora Azucena Villaflor, luego de que su hijo Néstor de Vicenti y Raquel Mangini fueran secuestrados el 30 de noviembre de 1976. No regresaron. Ahí comenzó su búsqueda incansable y dio pauta para que muchas madres más iniciaran su lucha por encontrar a sus hijos o hijas desaparecidas. Parte de ellas, entre las que se encuentra Ceci Flores, que en el 2022 suplicó a cárteles del crimen organizado que las ayudaran dándoles la ubicación donde podrían estar enterrados sus hijos. Al gobierno –acusaba- “no le importa nuestro dolor”.

Ceci Patricia Flores Armenta es líder de las madres buscadoras de Sonora, la “madre huérfana” –como suele referirse a sí misma-, y quien, junto con otras cientos de mamás, ha encontrado a un promedio de mil 500 personas en fosas clandestinas pero ella continúa buscando a sus dos hijos.

DE BUSCAR A SER BUSCADAS

Ser periodista y escuchar historias de dolor como estas duele. Te deja con una lágrima aguantada. Conocer su vida reducida a la búsqueda de un hijo nos hace dudar de los gobiernos solidarios que dicen que exageran y que “tienen otros datos”.

Y así también, por buscar, es que las han matado. Teresa Magueyal, el 2 de mayo de 2023 en Guanajuato. Formaba parte del colectivo “Una Promesa por Cumplir”; María del Carmen Vázquez, asesinada en Abasolo, Guanajuato en noviembre de 2022. Activistas de la búsqueda de desaparecidos ofrecieron seguir la búsqueda que ella no pudo terminar; Blanca Esmeralda Gallardo, asesinada a tiros en Puebla, en octubre de 2022. Era integrante del Colectivo la Voz de los Desaparecidos.

Lilián Rosario Rodríguez Barraza fue asesinada el 30 de agosto de 2022, en la Cruz de Elota, Sinaloa, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas y Desapariciones Forzadas. Era miembro fundadora del colectivo de búsqueda “Corazones sin Justicia”; Ana Luisa Garduño, representante de la “Asociación de Víctimas y Ofendidos de Morelos”, fue asesinada el viernes 28 de enero de 2022 en su negocio, en Temixco; Gladys Aranza Ramos, integrante del colectivo “Madres y Guerreras Unidas de Sonora”, fue asesinada a balazos en julio de 2022 en el Ejido Ortiz, en Guaymas; Aranza Ramos, integrante también del colectivo “Guerreras Buscadoras de Sonora”, fue asesinada por un grupo armado en Guaymas; María del Rosario Zavala Aguilar fue asesinada en Guanajuato en 2019 y Miriam Rodríguez, un 10 de mayo de 2017…

Por eso el 10 de mayo, marcharon cientos de colectivos de mujeres en varios estados del país. La denominaron Marcha Nacional de Madres Buscadoras ¿qué piden? Básicamente que tengamos tantita madre y las ayudemos a encontrar lo que más aman… “A ti mi guerrera invencible, a ti luchadora incansable” –se seguía escuchando de fondo… Mi X @raulmandujano


Visto 784 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Raúl Mandujano Serrano

Desde el Sótano