#Video: Diego Jacinto, enfermero, perdió la batalla contra el #Covid-19 y recibe homenaje

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Municipios

#Video: Diego Jacinto, enfermero, perdió la batalla contra el #Covid-19 y recibe homenaje

Jueves, 19 Noviembre 2020 15:41 Escrito por 

Toluca/Estado de México

Así despidieron sus compañeros de trabajo a Diego Jacinto Correa, enfermero en el Hospital Materno Perinatal Mónica Pretelini Sáenz, quien después de un mes de dar la batalla contra el COVID-19, virus del que se contagiara en cumplimiento de su deber, la perdió.

Diego Jacinto estudió en la Facultad de Enfermería y Obstetricia de la UAEMex; originario de Villa del Carbón, actualmente residía en la ciudad de Toluca. Sólo tenía 29 años. Toda una vida por delante. Desde el 2 de agosto de 2018 se desempeñaba como enfermero en el hospital Materno Perinatal “Mónica Pretelini Sáenz”, lugar en el que comenzó sus prácticas profesionales, mismo que lo viera partir.

“Como dueles México. Duele el alma cada que un colega pierde la vida en el cumplimiento de su labor profesional, la población tan desconsiderada no está pensando que un profesional de enfermería, médico o personal de salud no se forma en 15 días.

“Son de 5 a 7 años de preparación profesional o más, para poder brindarles un cuidado basado en un método científico y protocolos de calidad...” dice una compañera de Diego Jacinto en sus redes sociales.

Los médicos y enfermeras del turno nocturno del Hospital Materno Perinatal Mónica Pretelini Sáenz, expresaron su sentir al ver partir al compañero, colega, amigo, a través de redes sociales, externando:

“Duele el corazón al ver fallecer a mis amigos y colegas, que no solo compartieron el aula de formación, sino la dicha de dar un todo por cuidarlos querida población, por lograr que recuperaran su salud en algún momento de su vida... o bien de traerlos al mundo en parto o cesárea. Para verlos ahorita en la calle sin cubrebocas, o con cubrebocas, pero por motivos triviales en las avenidas de la ciudad o de las comunidades tomando helados, besándose, comprando baratijas.

“Los guerreros caídos, no solo son personal de salud, también son padres de familia de niños pequeños como los que ustedes tienen en casa. También son hijos y hermanos, son el amor de la vida de alguien, como el amor de la vida de ustedes señores.

“Ya no se ni cómo suplicarles que déjen su inconciencia y su egoísmo, su pensamiento pedante en el que afirman que es nuestra obligación atenderlos, y que si fallecemos es porque a eso nos dedicamos.

“Créanme que el personal de salud nos estamos cansando de nunca ver el final de esta guerra. Guerra que ni siquiera es contra otro país, sino una guerra entre nosotros donde de un lado se encuentran ustedes con la inconciencia, la ignorancia, la arrogancia de creer que a ustedes no les pasará, contra el otro lado que somos nosotros arriesgando nuestras vidas queriendo salvar las suyas.

enfermeriaok.jpg

“No es justo lo que están haciendo y lo que están provocando. Ojalá Dios les dé un poco de humanismo, y les despierte la conciencia. Hoy mi mejor amiga me decía...ya perdimos navidad y año nuevo también. Me limpie las lágrimas pensando en las vidas y en el tiempo que hemos perdido por culpa de ustedes, en lugar de rescatar la salud de todos para poder volver a la vida como era antes, respirando el aire contaminado si quieren, pero sin cubrebocas y sin miedo de contagiarnos y morir.

“Me pongo a pensar con gran decepción lo complicada que ustedes se hacen la vida buscando la muerte en las calles o reuniones. Y después verlos en los hospitales suplicando atención, medicación e intubaciones. Y exigiendo el cuidado cuando están ahí por su propia irresponsabilidad, poniéndonos en riesgo al personal de salud. Ojalá reaccionen a tiempo. ¡¡De corazón!!

“Diego Jacinto, Andrés Santillán.... colegas y amigos no tengo palabras para expresarles verbalmente mi sentir, sin embargo, públicamente quiero reconocerles su gran profesionalismo en labor de calidad y calidez de cuidados al paciente, en esta guerra que parece interminable, pero que pido a Dios con mucha fe nos guíe por el camino correcto para combatirla. Y nos permita ayudar a los más que se pueda. Y a ustedes los abrace con su luz y amor, bendiciendo a sus familias y dándoles un poco de consuelo.

“Diego...Andrés...esto no es un Adiós es un hasta pronto en la línea de la vida. Descansen en paz, un abrazo de aquí al cielo”.

Ese fue el gran mensaje en redes de una amiga y compañera de profesión, ante lo que cada vez se conoce más: la muerte de médicos, enfermeras y enfermeros que ganaron la batalla al Covid muchas veces, pero no en sus personas.


Visto 20565 veces
Valora este artículo
(9 votos)