Seguridad

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Seguridad

Miércoles, 25 Septiembre 2019 00:12 Escrito por 
Seguridad Hablando de...

En la historia del Derecho siempre se ha dado una lucha ideológica de los expertos entre la aplicación estricta de la norma jurídica y la justicia, ¿cuál de estos conceptos y paradigmas legales será más importante, lo estrictamente legal o lo justo? Y en el marco de esta lucha de conceptos se tiene que hacer un análisis de las acciones de gobierno en materia de seguridad.

En la época de los setentas, en México surge un grupo que aterrorizó a gran parte de nuestra sociedad, denominado Liga Comunista 23 de Septiembre, utilizaba la agresión directa y cometía ilícitos como el secuestro, lesiones, robo y homicidio, entre otros, con el fin de desestabilizar no sólo al gobierno, sino a la sociedad Mexicana en general. Quienes lo vivieron podrán dar testimonio de lo terrible de las acciones de este grupo delincuencial.

Sin embargo, para poder controlarlo, el gobierno utilizó también la fuerza extrema reflejada en las acciones de un grupo creado para el combate al terrorismo; ese grupo, denominado guardias blancas, organizado en aquella época por la Secretaría de Gobernación, a través de la Dirección Federal de Seguridad, conformado por elementos de diversas corporaciones federales y estatales, que con métodos poco convencionales, ilegales y violatorios de Derechos Humanos, reprimieron a aquel grupo y minimizaron sus acciones hasta casi extinguirlo, ya que varios miembros de este clan continuaron su esfuerzo desestabilizador, pero sin éxito, hasta los noventas.

Todo esta historia negra de nuestro país renace en la circunstancias de que el gobierno federal retoma el tema y pide una disculpa pública a quienes fueron blanco de estas violaciones y, sin embargo, también formaron parte de esta delincuencia que vulneró la seguridad y la paz social de muchos Mexicanos.

En el análisis de lo estrictamente legal y lo justo, haría las siguientes reflexiones:

¿Sería justo que a quienes se les ha pedido una disculpa por la violación a sus derechos, también pidieran una disculpa a los familiares de sus víctimas?

¿Fue legal crear una fiscalía especial para perseguir y encarcelar a ex servidores públicos, a los que al final de cuentas no se les comprobó nada y cuando los delitos por los que se les acusó ya estaban prescritos, utilizando recursos que pudieron servir para el ataque a la delincuencia?

¿Es justo dejar de perseguir y castigar delincuentes por violaciones procesales?

Y este tema se retomaen la actualidad, no es exclusivo de los setentas. Recordemos el caso de Florence Cassez, ciudadana francesa a quien se le comprobó su participación activa en varios secuestros y que fue puesta en libertad por violaciones procesales y que ahora es presentada como víctima.

Estoy totalmente de acuerdo en que el Estado debe crear cuerpos de seguridad y persecución del delito, expertos en investigación y profesionales en sus actividades, con el fin de terminar con las violación a los derecho humanos, pero también debemos exigir el respeto irrestricto a los derechos de las víctimas y que se castigue sin limitaciones a los delincuentes.

Esta acción no sólo constituye una lucha entre lo legal y lo justo, también se refleja en acciones de moralidad y llega hasta la definición filosófica, de la ética, del deber ser, de lo bueno y lo correcto.

En mi personal punto de vista, no se trata solo de disculpas, se trata de crear y poner a trabajar corporaciones policiacas fuertes y profesionales, que apoyadas en la investigación, la técnica policial y el Derecho, combatan efectivamente a la delincuencia sin violar derechos humanos; corporaciones con policías comprometidos que, con base en la inteligencia, dé golpes certeros al crimen organizado, que recuperen la confianza de la ciudadanía y que reintegren el control social en un Estado de derecho democrático que merecemos todos los mexicanos; lo demás, son cuentos y falacias.

Por cierto: muy exitoso resultó el simulacro este 19 de septiembre, felicidades a la sociedad mexicana por su participación. 


Visto 1581 veces
Valora este artículo
(0 votos)
José Vera Monroy

Hablando de...