Toluca y Japón a través de los Tanamachi

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Toluca y Japón a través de los Tanamachi

Domingo, 29 Septiembre 2019 00:06 Escrito por 

Historias de Familia:

Recuerdo con nostalgia pero a su vez con gran alegría pensando en mi extraordinaria niñez, esta ferretería donde mis padres iban a comprar los artículos que ahí vendían y que se necesitaban para el hogar, el cual era atendido por don Guillermo Tanamachi, oriundo de la isla de Kyushu, Japón.

En referencia a lo anterior, la formación de las sociedades tiene fundamento en la gente que nace en determinada región del país, pero también tiene amplia trascendencia el arribo de migrantes nacionales y extranjeros que aportan con su cultura, su grano de arena para llegar a formar lo que las sociedades actuales representan.

En ese sentido la familia Tanamachi ha sido a lo largo de su historia, pilar fundamental de la sociedad toluqueña, y en la actualidad totalmente arraigados aún conservan características de su país de origen pero sintiéndose totalmente de la capital mexiquense.

En 1938 llegan procedentes de Japón, Guillermo Tanamachi y Rosa Nakashima, recién casados quienes después de probar suerte en las ciudades de Cuernavaca y Pachuca, deciden asentarse posiblemente por lo parecido del clima de su lugar natal, en la ciudad de Toluca, formando una gran familia que son sus hijos Regina, Guillermo, Enrique, Jorge y Eduardo, todos ellos nacidos en esta bella Toluca.

Originarios de la isla de Kyushu, tercera isla más grande de Japón, considerada la cuna de la civilización japonesa y que se encuentra ubicada al sur del famoso archipiélago, Guillermo Tanamachi y su esposa abrieron a su llegada a esta ciudad, una cafetería a la que le llamaron “Café de Tokio”, ubicado en la esquina de Avenida Hidalgo y 5 de Febrero, en la contra esquina del emblemático y desaparecido cine Coliseo (otrora Teatro Municipal).

Este cálido café, duraría en funcionamiento hasta 1950, cuando sus dueños decidieron convertirlo en un negocio de ferretería llamada llamada “La ideal” proyecto que, con el esfuerzo de años les dio la posibilidad de comprar un terreno sobre la calle de 5 de Febrero y a donde se pasarían en 1980, justo en el número 117 donde hasta hoy sigue funcionando a cargo del único hijo que siguió la tradición de comerciante de sus padres, Enrique Tanamachi Nakashima.

Don Enrique Tanamachi recuerda a sus padres enamorados de Toluca, incluso formando parte de la asociación organizada para la hermandad con la ciudad de Saitama, y que a pesar de hacer constantes viajes a Japón y mantener ciertas costumbres intactas como la gastronomía consistente básicamente en pescado y el yakimeshi, se consideraban de tierras mexiquenses al naturalizarse como mexicanos.

Para el heredero Tanamachi, la ciudad de Toluca ha crecido enormemente, ya que recuerda su infancia una ciudad muy pequeña. Estudiante de la escuela Justo Sierra, recuerda que los lugares típicos de la diversión eran el cine Coliseo o acercarse al aeropuerto donde hoy están diferentes edificaciones de la UAEMex, atrás de la Casa Estado de México, donde se llevaban a cabo vuelos regionales en avionetas principalmente al sur del Estado.

Con sus hermanos ingenieros y dedicados a su carrera, y su hermana casada y habitando en otro municipio del Estado de México, Enrique Tanamachi, pilar de la ferretería que actualmente lleva su apellido, ha sido el conductor del negocio desde 1980, ya que su padres fallecen: don Guillermo a la edad de 78 años el 27 de Octubre de 1984 y su madre doña Rosa el 10 de Noviembre de 1998 a la edad de 87 años.

Por otro lado, para este toluqueño con raíces japonesas, casado, padre de tres hijas y nueve nietos, su negocio se ha puesto cada vez más difícil, ya que en sus inicios era de las pocas ferreterías de la ciudad, y todos acudían al centro por herramientas, sin embargo, hoy en día la pluralidad de comercios hace la competencia más reñida y difícil de sostener, por lo que espera que con la construcción de la Plaza de la familia Acra López en los nuevos portales de la calle de 5 de Febrero pueda impulsar nuevamente la actividad económica de esta céntrica calle.

Visto 1325 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Gerardo R. Ozuna

Toluca: Rescatando identidad