La dirigencia del PRI mexiquense…

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La dirigencia del PRI mexiquense…

Lunes, 28 Octubre 2019 00:06 Escrito por 
La dirigencia del PRI mexiquense… Bajo la Rosa

"En la antigua Roma, cuando había una reunión y en la puerta de la entrada se colgaba una rosa, los temas tratados eran confidenciales. (sub rosae)"

Luego de que el pasado 22 de octubre el Consejo Político Estatal del PRI en el Estado de México aprobara el procedimiento estatutario para renovar su dirigencia por la modalidad de consejeras y consejeros políticos, todo está listo para que a más tardar a fin de este mes, se tenga ya a quien habrá de encabezar a este partido por los próximos cuatro años.

No es un asunto menor, cuando se toma en cuenta que pese a la estrepitosa derrota electoral del pasado año, el PRI mexiquense es aún, el reducto de votos más importante para el Revolucionario Institucional a nivel nacional.

Así que como todo parece indicar, será nuevamente Alejandra Del Moral como presidenta e Ignacio Beltrán como secretario general quienes asuman el reto de enfrentar la elección intermedia del 2021, para recuperar espacios en los que hoy el tricolor pareciera ausente.

Para ello, este lunes, entrará en funciones la dirigencia provisional que será la que encabece la jornada en la que los consejeros municipales, estatales y nacionales del PRI mexiquense ratificarán a la planilla de unidad que se presentará el próximo el próximo 5 de noviembre ante la Comisión Estatal de Procesos Internos para solicitar su registro.

Pese a que ya se había dado un pequeño atisbo de que la dirigencia estatal se haría por consulta a la base, también es cierto que el PRI del Estado de México no tiene ni siquiera certeza en el padrón de militantes que hay actualmente y además se encuentra en pleno proceso de credencialización, por lo que era un secreto a voces que en realidad en ningún momento se pensó abrir dicha consulta al priismo.

Además, al PRI no le convenía abrir un proceso interno en plena recuperación política, en donde los espacios perdidos provocaron que más de la mitad de trabajadores del Comité Directivo Estatal del PRI fueran despedidos, a lo que se suma que muchos espacios de poder en los municipios, también quedaron borrados.

Hoy el PRI mexiquense, no sólo tiene mucho menos prerrogativas de parte del Instituto Electoral del Estado de México, sino que además, perdió mucho espacio en radio y televisión al ser desplazado al segundo lugar de las preferencias electorales.

Con todo eso en contra, por primera vez el priismo del Estado de México, que aún conserva el poder a nivel estatal, habrá de enfrentar un lugar de “oposición” en la mayoría de distritos federales, locales y en los 125 municipios.

El reto no es menor, lo primero que tendrá que sortear la dirigencia entrante será el tema de la credencialización que se encuentra en marcha y en la que el priismo estatal no quiere correr riesgos, porque un número menor al millón de militantes sin duda será un revés, pese a los intentos que haga por minimizarlo.

Aunado a ello, a finales del próximo año, la Legislatura Mexiquense estará dando inicio al proceso electoral del 2021, que sin duda, será de gran importancia para la permanencia de muchos actores políticos.

El 2021, será la primera vez que el gobernador Alfredo Del Mazo tenga la primera gran posibilidad de impulsar a su gente y de dar visos a un proyecto a futuro, porque en las elecciones intermedias, no sólo se desafiará la figura presidencial, sino que también será un ejercicio de cara a la carrera por la gubernatura.

El PRI, si quiere mantener vivas las esperanzas de ser un partido competitivo, tendrá que apostar por buenos candidatos que hagan el contrapeso necesario a las malas administraciones municipales que ha arrojado Morena en gran parte de los municipios que hoy gobierna.

Sin embargo, tendrá que enfrentar el peso que sus mismas siglas hoy tienen en la percepción ciudadana, pero sobre todo, el fuego, que desde su interior, habrá de salir una vez que los consejeros políticos aprueben el dictamen de lo que se prevé sea una planilla única.

Hoy, como hace 5 décadas, cuando fue la primera vez que el PRI del Estado de México conoció la derrota a nivel municipal, el principal enemigo del PRI es él mismo, porque a pesar de lo que se diga, en el Estado de México aún existe una estructura fuerte, capaz de ganar elecciones si se le convence y se deja operar.

Pero también es cierto, la nueva composición política que hoy tiene el Estado de México lo hará enfrentarse a viejos ex militantes que han pasado a engrosar las filas de otras expresiones y partidos.

Para quienes conocen al PRI, sabían desde el inicio que la decisión de elegir a la dirigencia estatal no se dejaría en manos de su militancia, menos en estas condiciones, y con un panorama que luce sumamente retador.

La decisión política correría en las altas esferas, en las que se pactan los mínimos riesgos de fractura, y se garantiza el fortalecimiento de proyectos a futuro, al interior, y pese a lo que se diga, el PRI no es unanimidades, pero si de una probada lealtad y disciplina que hasta hace dos elecciones, les habría garantizado lo necesario para ganar elecciones.

Así, que en estas condiciones, y una vez que pase el tema protocolario con el consiguiente desencanto de la militancia, el PRI tendrá una dirigencia que deberá, como primer paso, legitimar lo antes posible su elección en las bases.

Será momento de zurcir viejos liderazgos que se han sentido desplazados, de ir integrando voces en los municipios y de ir preparando su proceso interno para la elección de candidatos, al final, en julio del 2021 se podrá decir con sustento, si esta elección fue la adecuada o no para el priismo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @Jorge_RosasC


Visto 1838 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Jorge Rosas

Bajo la Rosa