Proteger a Evo para que no le ocurra lo que a Letelier

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Proteger a Evo para que no le ocurra lo que a Letelier

Miércoles, 20 Noviembre 2019 00:13 Escrito por 
Proteger a Evo para que no le ocurra lo que a Letelier Naturismo y salud

Para una dictadura la verdad es un arma más peligrosa en la derrocada legitimidad en el extranjero que en el mismo país al que somete de facto. Así lo demostraron los hechos en los que el canciller de Salvador Allende, Orlando Letelier, resultó muerto después de su exilio, junto con su secretaria, en un auto bomba en pleno corazón de Washington en 1976, primer atentado terrorista en territorio de Estados Unidos.

Orlando Letelier una vez exiliado en Estados Unidos ponía en jaque, mediante sus gestiones a nivel internacional, no sólo la credibilidad sino también la viabilidad de la dictadura asesina de Augusto Pinochet, ya que había logrado que distintos países, incluidos los de Europa, la desconocieran y le bloquearan créditos importantes, por lo que Pinochet planeó cómo liquidarlo. Así, en septiembre de 1976, un carro bomba en pleno corazón de Washington acabó con su vida y la de su secretaria Ronni Moffitt.

Los fascistas que derrocaron al aún presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales Ayma, obligado a renunciar después de la asonada, saben muy bien que no tienen ni el respaldo popular en su país ni el reconocimiento internacional que esperaban. Han amenazado al derrocado presidente con acallarlo, acción que justifica la protección ordenada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, bajo el principio internacional de salvaguardar la vida de un exiliado.

Los golpistas, que pretenden gobernar no sólo a sangre y fuego al margen de la constitución de esa nación sino también de imponer la biblia y su religión al estiló de Colón y Cortés, ya sacaron el cobre de lo que pretenden contra el presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales Ayma, acallarlo porque saben que es una voz tan o más poderosa como lo fue en su momento la del canciller del presidente Salvador Allende, Orlando Letelier.

Así lo denotó el ex candidato presidencial de ese país, Carlos Mesa, en franca violación a la convención sobre asilo, al pedir al gobierno mexicano que no permita al presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales Ayma, realizar declaraciones políticas. En Bolivia se dio un golpe de Estado no tradicional, se cuidaron las formas para hacerlo lo más suave posible y no poner en riesgo a los grandes capitales trasnacionales, pero Evo Morales Ayma sigue siendo la voz de más peso en su país y en el extranjero.

Las declaraciones del ex candidato presidencial Carlos Mesa y de la autoproclamada presidenta (o presidenta de facto) interina de Bolivia, Jeanine Añez, denotan miedo y preocupación, una preocupación de cobardes por sus declaraciones amenazantes y el calificativo contra los mexicanos, por lo que Evo Morales pueda representar en la sólida legitimidad que aún arrastra fuera de su país.

Preocupación similar a la que tuvo el régimen asesino de Augusto Pinochet en Chile, después del golpe traidor contra Salvador Allende, por lo que cabe preguntar si Evo Morales Ayma es más peligroso fuera de su país que dentro, como lo evidencia la clase que se apropió del poder al margen de la constitución y ha asesinado a ciudadanos (¿10, 20?) que los rechazan.

Y más evidencias sobre el miedo que tienen los fascistas bolivianos las expuso la ministra de Comunicaciones, nombrada también de facto, Roxana Lizárraga, al amenazar a la prensa por hacer “sedición” al dar cuenta oportuna de los hechos de violencia y de las masivas manifestaciones que repudian a los golpistas. Ya algunos periodistas han sido expulsados de Bolivia por el régimen fascista que pretende consolidarse mediante la fuerza de las armas y la sinrazón.

¡Extra! ¡Extra

Policía chilena dispara balines para dejar ciegos a manifestantes

Y el dictador pinochetista con traje de casimir de Chile, Sebastián Piñera, sigue reprimiendo con sadismo y un sistema de terror las manifestaciones en su contra. Las fuerzas fascistas del orden a sangre y fuego están disparando selectivamente balines a los ojos de los jóvenes inconformes con su gobierno de terror. Las últimas noticias daban cuenta que ya habían perdido la vista alrededor de 300 jóvenes producto de esa sádica acción.

Las prácticas de represión y tortura de la era Pinochet diseñadas en Estados Unidos y ordenadas por el régimen militar asesino pinochetista vuelven a darse en Chile, pero con otra modalidad. Es criminal y de lesa humanidad el atentando contra la integridad de los manifestantes de esa manera cruel de hacerles perder la vista con el fin de aterrorizar a la población para que desistan de sus manifestaciones. Piñera supera a Pinochet.

Visto 958 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Víctor M. Zendejas Orozco

Naturismo y salud