Agustín Gasca Pliego, familia de alcaldes y rectores

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Agustín Gasca Pliego, familia de alcaldes y rectores

Domingo, 24 Noviembre 2019 00:06 Escrito por 

Nació en 1945, por lo tanto al arranque de la segunda parte del siglo XX tenía cinco años, sin embargo comenta que su abuelo fue presidente municipal de Toluca tres veces, el nació en Guanajuato, muriendo su mamá cuando solo tenía 13 años de edad. Entonces el toma a su hermano menor y se viene a El Oro, México, estamos hablando más o menos del año de 1900 cuando se instala en El Oro porque ahí tenían parientes. Su bisabuelo era de Pozos, Guanajuato; la bonanza de Pozos terminó a finales del siglo XIX y realmente su abuelo y bisabuelo que era el farmaceuta o el que arreglaba las enfermedades en la mina de Pozos, muere allá. Su abuelo que tenía 14 años conocía parientes en El Oro y se trasladó al lugar empezando ahí desde muy pequeño a trabajar, nunca en la mina, más bien al comercio. A los 15, 16 años ya tenía su pequeña tienda, ahí se estableció, empezó a crecer, El Oro tenía cerca de 50 mil habitantes, además de mucho dinero por la extracción de oro y plata.

Su padre nace en El Oro, Agustín Gasca Aguilar, en 1914, en plena Revolución y El Oro era una zona muy codiciada tanto de un bando como del otro, los Carrancistas, como los Obregonistas, llegaban, había saqueos de animales, dinero y por supuesto de animales de granja, gallinas y todo para abastecer de comida a las tropas.

A su abuelo por el miedo de que un día robaban y al día siguiente también derivado de la Revolución, decide en 1916 venirse a Toluca, una ciudad que era más segura, grande, menos codiciada en esos momentos por las tropas revolucionarias.

Llega, se establece en Toluca, primero en la calle de Independencia en una tienda de abarrotes cuando vivió en lo que ahora es Wolwoorth, el estuvo ahí 60 años y se estableció como comerciante de abarrotes y posteriormente puso un tlapalería, una ferretería de la cual se hizo cargo su tío.

Su papá en ese momento (Agustín Gasca Aguilar), puso una panadería donde se ubicó la panadería “La Cristal”, que después fue de los señores Larregui, ahí hizo su padre su primera panadería y él vivía cuando se casó con su mamá en la esquina de Bravo e Hidalgo, donde ahora hay una distribuidora de McDonald´s, donde estuvo mucho tiempo el señor Caire con el Puerto de Veracruz, tienda de telas.

En la parte de arriba, ahí se pasaron sus papás porque se casaron y entonces ya su abuelo era una gente establecida en 1950, sin embargo, los hermanos Gómez, tanto Abundio como el coronel Gómez oriundos del sur del estado, por la zona de Sultepec, ellos fueron revolucionarios y en alguna ocasión les persiguieron.

Entonces su abuelo los atendió, trabajaron con él en El Oro como dependientes, mientras se apaciguaban las cosas de la Revolución, nos cuenta fueron muy amigos, el coronel Gómez y su abuelo se hicieron compadres.

Esto lo relata porque cuando se viene su abuelo a Toluca y llega el coronel Gómez a gobernador, entonces invita a su abuelo a ser presidente de Toluca por primera vez, sino mal recuerda en 1921, 1922.

En aquel entonces las presidencias municipales duraban un año, después en 1924 vuelve a ser y ya al final 29 y 30 vuelve a ser presidente municipal pero de dos años el periodo, ya se había empezado a fundar el PNR, Partido Nacional Revolucionario.

Las cosas empezaron a cambiar incluyendo la duración de las presidencias, es hasta Cárdenas que ya dura seis años la presidencia de la República, en ese momento la presidencia duraba nada más cuatro años.

A semejanza fue presidente dos veces de un año, una vez de dos años y en el inter fue diputado local por el distrito de El Oro.

Desde el punto de vista político su padre siempre fue comerciante, hay una coyuntura con un gran amigo de él que fue de toda la vida, don Felipe Chávez, quien fue presidente municipal, 58,59 y 60; ya en la segunda mitad del siglo XX.

Su padre cuando fue por primera vez presidente municipal, don Felipe Chávez fue segundo regidor del ayuntamiento de Toluca, del ayuntamiento que dejó el profesor Hank. El profesor fue 55,56 y 57, sin embargo él se fue a trabajar al DF (CDMX) y hubo un año que el primer regidor del ayuntamiento que fue don Ernesto Monroy Cárdenas, fue presidente municipal y él le entrega a don Felipe Chávez.

Su padre es segundo regidor en esos tres años, ya estando el doctor Gustavo Baz Prada como gobernador y posteriormente 10 años después, 67,68 y 69 vuelve a ser presidente municipal don Felipe Chávez y también invita a su papá pero ya como primer regidor.

De tal manera que don Felipe Chávez Becerril que sabía mucho de cacería en aquel entonces se iba a África grandes temporadas, permitiendo que su padre (Agustín Gasca Aguilar) estuviera en tres años casi ocho meses como presidente por Ministerio de Ley.

En al bando de Policía y Buen Gobierno hay constancia de ello en los archivos, realmente la incursión de su padre en la política fue esa vez, 67,68 y 69 del ayuntamiento de Toluca.

Posteriormente recuerda las escuelas donde estudió, dos años desde parvulitos de kinder en la escuela Laura Aguirre que es la que estaba en la primaria Anexa a la Normal, posteriormente se cambió a la escuela Claret, donde cursó preprimaria y toda la primaria.

Ya hablando de finales de los años 50´s, debe haber estado ahí del 52 al 58, posteriormente entró a la Secundaria Número 1 "Miguel Hidalgo y Costilla", en los años 59, 60 y 61 además de extraordinaria en nivel académico era mixta, la única.

Existía la escuela Secundaria Número 2 que era de puras niñas y en esa época cuando estudió la secundaria debe haber sido en 59, se creó la Secundaria Número 3, en la calle de Lerdo casi esquina con Isidro Fabela, en un jacalón que tenía el gobierno del estado, que en realidad cuando estudio la secundaria nada mas había una secundaria, la 1, para varones en Toluca.

Después ya estando del 62, 63 hizo la prepa, en aquel momento en la UNAM que había crecido lo que en esa época era crecer, tenía cerca de 50 mil alumnos, entonces empezó la UNAM a decir que los estudiantes de provincia deberían de buscar oportunidades en su lugar de origen y donde vivían.

Esto porque ya se preveía una presencia muy fuerte de la UNAM, con esto quiso decir que desde esa época de alguna manera ya había problemas para entrar a educación superior.

Siempre quiso ser ingeniero químico, desde que estaba en la secundaria, entonces sus padres le dicen "lo que vas hacer es irte a estudiar la prepa a la ciudad de México, específicamente al Centro Universitario México (CUM)", porque veía pocas posibilidades de que a la mejor si hacía la prepa aquí al entrar a la UNAM no aprobara por la demanda del examen de admisión; a él le tocó todavía la escuela de prepa de dos años, de tal manera que en el 64 que entra a la Facultad de Química tiene pase automático por haber estudiado en el Distrito Federal (CDMX). Estudió en la UNAM del 64 al 68, le tocaron los inicios del movimiento del 68 en CU, vivía en Copilco, en un departamento con un grupo de amigos de Toluca y después, el 26 de julio del 68, que fue cuando arrancó el movimiento derivado de una manifestación que hubo en el Hemiciclo a Juárez con motivo del festejo de la Revolución Cubana, allí arranca el movimiento y empiezan las peticiones académicas que termina con el gran movimiento del 68 y en un mes la universidad está parada.

Es decir, cuando entró a la Facultad la UNAM tenía el plan anual, arrancaba en febrero y terminaba en octubre, noviembre y en la modificación académica que hubo en la Universidad en el 65, el rector modificó el calendario a petición de los maestros del SNTE en ese momento, para que se homologaran los calendarios, sobre todo con Estados Unidos, descansar en el verano y trabajar en el invierno.

Antes en el campus mexicano se descansaba en el invierno, se trabajaba en el verano, de tal manera que de diez semestres que originalmente tenía su carrera se convirtió en nueve, ganó un semestre, de otra manera hubiera salido hasta noviembre del 68.

Terminó su carrera, había hecho una aplicación para estudiar en el extranjero y lo hizo, estuvo fuera en 69 y 70.

Regresó al Estado de México. Los años 60 fueron un periodo de gran transformación física sobre todo, si bien es cierto la industrialización de la zona había empezado con el doctor Gustavo Baz Prada, incipientemente pero ya se habían terminado los polígonos de la parte nororiente de Toluca.

Además hay una razón, los vientos dominantes son hacia el nororiente en Toluca, de tal manera que se puso (zona industrial) en el lugar donde menos entrara contaminación a la ciudad de Toluca. Esto da grandes inversiones, recuerda que la Tabacalera estaba en su apogeo, pero la Tabacalera llegaba hasta la estación, de ahí hacia el oriente no había nada y más bien una de las primeras empresas que se asentó de manera importante fue la General Motors.

La General Motors se asentó en el rancho que era de don Felipe Chávez Becerril, Buenavista, por supuesto que con muchas otras alrededor de ella.

Creo que la consolidación de la industrialización de Toluca se da en los años 60, aunque se había generado por supuesto antes.

Estábamos en que la década de estos años, cuando menos lo que ha vivido en Toluca, ha sido la década desde su punto de vista de mayor transformación, sobre todo física; es cuando se declara Toluca una zona metropolitana importante, cuando se consolida la cuestión industrial y también se genera un polo de desarrollo importante.

Algo muy importante es la jerarquía política de la capital del estado, el Estado de México es uno de los estados en donde la capital realmente ocupa el cuarto lugar en materia demográfica por lo menos de nuestro país, todas las demás quizá a excepción de la zona de la Laguna, que es Torreón o la Laguna, porque son dos estados comparado con Saltillo y el Estado de México, es donde la capital no necesariamente es la ciudad más grande.

El caso de Toluca ha mantenido jerarquía, insisto, política, hay una buena infraestructura, es una ciudad de estudiantes también, con un equipamiento bueno, normalmente decimos que nuestro mejor colono es el DF (CDMX), o sea que lo bueno del DF lo tenemos a un paso y lo malo también.

Hoy por hoy, por lo que se sabe Toluca debe andar en un millón de habitantes, si decimos que en 1950, 55 veíamos el letrero que decía 45, 50 mil habitantes, quiere decir que en 60 años ha crecido al menos 20 veces.

La lucha por los recursos fue muy dura, todavía en el 85 me tocó decir siempre que peleábamos para el embellecimiento de Toluca por decir algo, pero aparecía que en la zona X de Ecatepec no había ni siquiera pavimentaciones, tampoco quitarle recursos a la gente que estaba más necesitada y esto lo hizo el gobierno del estado hace 30 años, ha venido canalizando muchos recursos en esa zona.

Qué bueno que Toluca puede resarcirse de esa necesidad de recursos en otro lado, que se pueden destinar para mejoras.

Mi papá se dedicó un tiempo al comercio y a la industria, cuando se casa en 1943, pone una panadería que se llama “La Moderna”, donde estaba “La Cristal”, allí en la esquina de Bravo e Hidalgo y ahí empezó a desarrollarse.

Posteriormente instaló dos fabricas, una de hielo en la calle de Filisola, nosotros nos cambiamos a vivir ahí en 1950 en una casona grande, ahí construyó un lugar industrial y los siguientes 40 años de dedicó a la venta de hielo y también instaló una fábrica de pastas.

Recuerdo la fábrica de pastas “Toluca”, así se llamaba, su emblema era un perfil del Nevado de Toluca, de tal manera que la incursión, más en el caso de mi papá que en el caso de mi abuelo, donde ahí sí había una relación estrecha.

En el caso de mi papá fue un poco más la coyuntura de actividad comercial e industrial en la zona de Toluca; se regresó a su negocio, murió hace aproximadamente 8 años a los 94 años, de tal manera que tuvo una vida muy larga y muy sana, igual mi abuelo murió de 88 años y bastante bien.

En lo que a mi persona se refiere, soy ingeniero químico, de tal manera que mi profesión está diseñada o estuvo diseñada para la industria, hablamos de Pémex que hace 40 años era la aspiración de todos los ingenieros químicos el trabajar ahí.

Sin embargo, al regresar de estudiar del extranjero, en Europa específicamente, me interesó la Administración de Empresas y Administración Pública, me parecía bueno combinarlo, era la parte técnica de la ingeniería química, la administración de proyectos, a eso me dediqué, ahí hice mi posgrado.

Cuando regreso estoy un poco transformado en cuanto a que ya no pude entrar específicamente a las aéreas de ingeniería, sino fundamentalmente por la coyuntura, el maestro Jesús Barrera Legorreta me invitó a dar clases en la Universidad del estado cuando regresé en el 72.

Traía varios cursos de posgrado y de estadística, en control de calidad y fue la materia que di por muchos años en la Universidad del estado: Estadística y Control de Calidad.

El antecedente creo que es importante, porque si bien es cierto que cuando regreso trabajo en la industria, primero en la ciudad de México y posteriormente aquí en la fábrica de pastas, el haber entrado a la Universidad y haber conocido el ámbito de la enseñanza más profesional, realmente me gustó mucho.

De tal manera que estuve tres años como profesor y en 75 fui electo director de la Facultad de Química y ahí también hubo un parteaguas en mi vida, porque de la cuestión privada o de la cuestión industrial, la verdad es que sí me interesó entrar a la política universitaria.

Después de haber sido director durante tres años de 75 a 77, estando de rector el licenciado Carlos Mercado Tovar, me invita primero, como Director Académico y cuando se viene la modificación de la Ley, había antes una Secretaria General y se transforma a tener un Secretario Académico, un Secretario Administrativo y un Secretario de Rectoría.

Al haber esa transformación paso de la Dirección Académica de la Universidad, a la Secretaria Académica de la misma, así transcurre el cuatrienio del licenciado Mercado Tovar con toda una gama de invasiones que vivimos en esa época por el sufrimiento del sindicalismo universitario y que dábamos tumbos, me refiero como universidades, que si el apartado A, que si el B, que si el C, finalmente quedaron en el B.

En 1981 soy elegido por el Consejo Universitario como rector de la Universidad y allí quedo de una manera marcado y definido el camino que yo había escogido, aunque conserve ciertas asesorías en la industria, me fui separando paulatinamente de ellas, hasta quedarme con lo que era la política universitaria.

Transcurre el tiempo, me quedo en la Universidad del Estado y posteriormente por invitación del licenciado Alfredo del Mazo González, me voy hacer la campaña para presidente municipal, entrando en una etapa de partido, anteriormente, en la Universidad no había esa inquietud, pero ya al entrar a competir por una candidatura también mi vida cambió en el sentido de que estaba frente a la posibilidad de dedicarme a la política.

Estuve en la presidencia municipal, logro y pienso que en el momento que llegó la labor que había hecho don Alfonso Gómez de Orozco de unir 24 pueblos de Toluca, fue algo notable en esa época, se hicieron los caminos pavimentados que antes no existían.

Recuerdo haber ido a varias giras de don Felipe Chávez Becerril, era de terracería para ir a San Felipe Tlalmimilolpan o para ir a San Pablo Autopan igualmente, terracería.

El paso por el ayuntamiento fue pesado, sin embargo, dejó una huella muy grande, porque es el dicho, el lugar donde puedes estar con lo más encumbrado de la política y de la economía de una ciudad, pero también con los más necesitados. De tal manera que amplía tu sensibilidad social.

En la Universidad la verdad no me quejo, para mí fue mi novia la Universidad, después de pasar serios problemas, nunca paramos, nunca hubo un día de huelga en la Universidad entre 81 al 84 y para mí fue una gran enseñanza.

Después de terminar en la gestión como presidente municipal de Toluca, compito por la diputación federal por el distrito 34 de Toluca, la gano y me voy de diputado, la universidad de la política, según dicen la Cámara de Diputados.

Estando ahí, en el tercer año de la Cámara está el cambio del licenciado Mario Ramón Beteta Monsalve por el licenciado Ignacio Pichardo Pagaza, y bueno el licenciado amigo de toda la vida, me invita a colaborar como Secretario de Administración, después se puso de moda lo de la Ley de Equilibrio Ecológico y los ozonazos que hubo en esa época de 300 IMECAS.

El licenciado Pichardo decide crear la Secretaría de Ecología, y creo que como era el único ingeniero industrial que andaba por allí, me comento encárgate de esta y me nombra secretario de Ecología.

En esta administración del licenciado Pichardo fui los dos primeros dos años secretario de Administración y los otros dos secretario de Ecología, ahí es cuando realmente se crea el IMECA, que es un indicador de medición de contaminación, conjuntamente con la Sedue, en aquel momento, se crea el “Hoy no Circula”, una serie de programas que a la luz del tiempo han funcionado.

Creo que esos programas fueron los más eficaces, dentro de las posibilidades del propio centro de México.

Después de terminada la administración del licenciado Pichardo, me voy por invitación de Julia Carabias, secretaria de Medio Ambiente federal, como coordinador general de Delegaciones, esto me permitió conocer el país, sobre todo en materia de pesca, para el desarrollo sustentable de ella en materia de aéreas rurales y protegidas, se crearon muchas de este tipo.

Siendo el licenciado Emilio Chuayffet Chemor, secretario de Gobernación, me invita a colaborar con él como Director General de Protección Civil, y ahí nos toca “Paulina” que devastó Acapulco y Oaxaca, asimismo, nos toca una fuerte erupción del volcán Popo, estando a horas de tener que evacuar a más de 80 mil personas.

Después me regreso al estado y me incorporo a la administración del licenciado Arturo Montiel Rojas me invita como subsecretario de Educación Media Superior como tres años y termino la administración como Secretario de Educación.

Me toca palpar que el Estado de México es un estado complejo, más de 4 millones de estudiantes, el reto siempre ha sido la cobertura, tener lugares para todos, ya no en primaria, quizá tampoco en secundaria, pero en prepa la población creció vertiginosamente.

Las capas gruesas de población están entrando a prepa y facultad, empiezan los problemas de cupo, de falta de espacio para estudiantes, sin embargo, hoy por hoy el Sistema Educativo es de los mejores del país, con todos sus peros, sin duda, por el tamaño, por la complejidad, por el origen.

Visto 1511 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Gerardo R. Ozuna

Toluca: Rescatando identidad