¿Se debería tomar la palabra a Ramírez Cuellar?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Se debería tomar la palabra a Ramírez Cuellar?

Domingo, 24 Mayo 2020 00:06 Escrito por 
¿Se debería tomar la palabra a Ramírez Cuellar? Lo bueno, lo malo y lo serio

La propuesta de reforma constitucional del actual presidente del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) el diputado con licencia Alfonso Ramirez Cuellar, levantó polémica en todos los círculos de la sociedad.

Se trata de una iniciativa que presentaría su partido, para que el INEGI pueda entrar a los hogares de todo el país, sin restricción alguna, para revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todos los mexicanos.

Surgen lógicamente algunas preguntas, ¿realmente la propuesta proviene del diputado con licencia? O ¿es otro busca pies del presidente para medir la reacción a la sociedad, como lo ha hecho en otras ocasiones?, o ¿sirve, tal vez, de cortina de humo para distraer la atención de los asuntos torales del momento, como ya ha venido siendo costumbre en este gobierno?.

Como quiera que sea, la propuesta tocó fibras sensibles de los más sensatos, pasando por los adversarios moralmente derrotados, hasta por la sociedad en general. A muchos les pareció una ocurrencia, a otros, más analíticos, les pareció el anuncio claro de que este gobierno nos quiere llevar al comunismo.

Con tal propuesta, era de esperarse que los medios de comunicación buscaran para entrevistar al tristemente célebre Ramírez Cuellar, quien, ya se esperaba, defendió su postura, aunque quiso corregir y defender con palabras, presumiendo que se tergiversó lo que quiso decir, pero que se lee con claridad en el texto, en especial, la parte que fue la que más ámpula levantó; “sin restricción alguna”, con lo que pretende darle todo el poder al INEGI para cumplir lo que propone, pero, independientemente de las maromas que quiera dar, así lo dice el documento.

La idea, de acuerdo a lo que acepta como su autoría el presidente de Morena, es que el INEGI se convierta en un órgano fiscalizador, que pueda revisar bienes y cuentas de todos, para conocer toda la información financiera y bursátil de las personas.

Según el dirigente morenista, la emergencia económica que vive el país obliga a una medida como esa, y que se actualice cada dos años, porque, señaló; “tenemos miles de millones de dólares que constituyen una riqueza totalmente inobservada. Ya no se trata sólo de dar cuenta del ingreso y el gasto de las familias y las personas. Medir la pobreza en México es un gran avance. Ahora se demanda, con urgencia, medir también la desigualdad y la concentración de la riqueza”.

Ese dinero, al que le han puesto el ojo los de la cuarta para echarle mano, desde luego, como lo han hecho con todo lo demás, no es una riqueza del Estado, molesta ese “tenemos miles de millones de dólares …” porque con ello se descubre con descaro cuales son sus negras intenciones, y éstas no son precisamente para beneficiar a los más de 120 millones de mexicanos, sino para que su proyecto continúe.

Aunque, tal vez sería bueno aceptar la propuesta de Ramirez Cuellar, con la condición de empezar con la clase política y la alta burocracia. Para ello, deberá integrarse una comisión de ciudadanos libres.

Esta comisión, de diferentes sectores e ideologías, tendría la posibilidad de revisar los ingresos históricos y presentes de cada diputado, senador, gobernador, presidente municipal, funcionario de la alta burocracia, etcétera, y desde luego, del presidente de la República, sin restricción alguna.

Con ello, se obtendría información importante de sus riquezas, y hasta se les daría la oportunidad de explicar cómo las obtuvieron, incluso, eso les ayudaría para que no tuvieran problemas con su manifestación de bienes, la podrían hacer completa. Y Bartlett, Romo, Sánchez Cordero, entre otros, quedarían muy agradecidos.

Para pedir, más bien exigir con reforma Constitucional, hay que ofrecer, pero también, ese grupo de ciudadanos receptora de la información, tendría toda la libertad de iniciar los procedimientos correspondientes en caso de haber inconsistencias.

¿Qué tal? Aunque la propuesta no es más disparada que la primera, porque ésta, se le haría a quienes reciben un salario que parte de los impuestos que paga la sociedad, es decir, es con la riqueza del pueblo con la que se les mantiene. Se les paga por un trabajo que en ocasiones lo hacen bastante mal.

Muy interesante conocer sus posesiones, desde su ropa íntima, muebles, autos, yates, bienes inmuebles, etcétera. Incluso podría despejarse la duda de los bienes de sus familiares, o tal vez, conocer la forma en la que se hicieron empresarios de un año a otro, puede ser incluso, que compartan su historia emprendedora, porque los bancos a veces se ponen difíciles para cuando se solicita un crédito.

Pero, es de antemano conocido que ya existen instancias para llevar a cabo esta labor, y para, “supuestamente”, investigar si existen anomalías, aunque los resultados no sean del todo satisfactorios.

No debería haber nada de malo en ser emprendedor, bueno, si, corrijo, para la mayoría no, para el presidente, sí, pues debemos conformarnos con un par de zapatos y un auto modesto, según su visión, ¿para qué más?

Lo que sí es importante dejarle claro a Ramirez Cuellar, es que independientemente de sus intenciones, las que no es necesario explique, porque lo escrito y declarado en sus entrevistas lo han dejado más que claro, es que las posesiones de los ciudadanos, en algún momento ya pagaron el impuesto correspondiente, o puede tratarse de alguna herencia, o regalo, como sea, pero no es dinero del Estado.

Además, esa información expone ante la delincuencia a los ciudadanos, y la calidad moral del gobierno no goza, ni por asomo, de buena reputación y menos, de confianza, ni éste, ni ningún otro. Sin dejar de mencionar que tal propuesta es anticonstitucional. Hasta el momento.

 

Visto 804 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio