Pragmatismo absoluto

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Pragmatismo absoluto

Viernes, 10 Julio 2020 09:39 Escrito por 
Pragmatismo absoluto La Tribu Entera

¿Qué dejó la visita del presidente, Andrés Manuel López Obrador, a Estados Unidos? Diplomacia pura, muchas fotos, elogios y alabanzas mutuas, pero muy poco en la sustancia para beneficio de México, aunque sí más argumentos para continuar con la narrativa de la lucha contra la corrupción.

En un viaje breve, que modificó los comportamientos, empezando por el uso de cubreboca por parte del presidente de México -al menos en el vuelo que lo llevó a Washington-, hasta girar los calificativos del mandatario norteamericano hacia la comunidad mexicana en Estados Unidos.

Definitivamente –como se dijo en el mensaje que dieron en la Casa Blanca- “los pronósticos fallaron”. No hubo desplantes ni agravios; por el contrario, todo fueron sonrisas, halagos y fotografías, porque la visita fue la concreción del pragmatismo que caracteriza a ambos gobernantes. Tanto Donald Trump, como Andrés Manuel López Obrador, actúan conforme lo requiera su circunstancia y para obtener la mayor ventaja personal.

No hubo ni las discusiones ni los descalificativos –que se temían- por parte de Trump, quien hace cuatro años, en plena campaña electoral decía: “México no es nuestro amigo (…) nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores”, y ahora refirió que somos un “maravilloso pueblo” que hace contribuciones extraordinarias a la sociedad estadounidense. Y no es para menos, porque los mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos –y que votarán en noviembre próximo- suman más de 30 millones de votos, que le urgen a Trump.

En el lado mexicano, el presidente no le reclamó los malos tratos que ha dado a nuestros connacionales. Tampoco hubo planteamientos con respecto a la situación de los dreamers, que suman medio millón de jóvenes, o con respecto al fenómeno migratorio que impacta a poco más de 6 millones de personas, o en relación al narcotráfico y el tráfico de armas, como aquel operativo “Rápido y furioso”, con el que se equipó a grupos criminales en nuestro país, con el conocimiento del gobierno norteamericano.

“Mucho ruido y pocas nueces”, dice un dicho popular, para señalar que algo no dio los resultados que se esperaban, aunque en este caso, desde el principio había poca expectativa en lo positivo y sí se veían riesgos para la comitiva mexicana. Afortunadamente no ocurrió eso, pero tampoco hubo discusiones con respecto a temas sustanciales.

Quien sí aprovechó la coyuntura -a pesar de que el viaje del presidente López Obrador no consideró un encuentro con él-, fue el prácticamente candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Joe Biden, quien a través de sus redes sociales expresó: “Trump lanzó su campaña en 2016 llamando violadores a los mexicanos.

Necesitamos restaurar la dignidad y la humanidad de nuestro sistema de inmigración. Eso es lo que haré como presidente”.

Ahora, habrá que esperar a las actividades que tenga en los siguientes días el presidente norteamericano, porque si su equipo identifica que la visita del presidente de México no le reditúa simpatías entre los latinos y especialmente entre los votantes de origen mexicano, seguramente regresará a su mensaje de confrontación y descalificación para, al menos, mantener el apoyo de los estadounidenses que están a favor del endurecimiento de las acciones en contra de la comunidad migrante.

Pragmatismo absoluto y buenas fotos. Los resultados no necesariamente nos beneficiarán como país, aunque la 4T si ganó un elemento adicional para su narrativa de lucha contra la corrupción, porque el mismo día que inició la visita oficial, se detuvo en Miami, Florida, al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, con fines de extradición para que sea juzgado en México por desvío de recursos, corrupción y peculado.

Esa narrativa: luchar contra los corruptos del viejo sistema, es lo que llevó al presidente López Obrador a Palacio Nacional y, seguramente, será la que le ayude a mantener el control del Congreso de la Unión en 2021. Al tiempo.

 

PERCEPCIÓN

Imaginé que eran Fakenews, pero no, es real. Se colocaron cubrebocas a diferentes estatuas de la ciudad de Toluca.

Visto 950 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Ricardo Joya

La tribu entera