El gobierno de López Obrador plagado de corrupción

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El gobierno de López Obrador plagado de corrupción

Lunes, 28 Septiembre 2020 00:10 Escrito por 
El gobierno de López Obrador plagado de corrupción El Socavón

“Mi gobierno no será recordado por ser corrupto”, afirmó Andrés Manuel López Obrador, presidente de nuestro vapuleado país al rendir el pasado dos de septiembre su Segundo Informe en Palacio Nacional, realidad que no es cierta debido a que en su administración ha permeado severamente dicho mal endémico que supuestamente una práctica “de los gobiernos neoliberales” que lo antecedieron, como lo sigue repitiendo todos los días el tabasqueño para que los más de 125 millones de mexicanos le creamos.

Es inconcebible que López Obrador no sea sincero con él mismo ni con todos los mexicanos y acepte que ha fallado hasta hoy en su intento por tener un gobierno eficiente, pulcro, honesto, responsable, experimentado, por el contrario tiene un gabinete opaco, disfuncional, que le han renunciado cuatro secretarios en menos de dos años, realmente no ha podido dar resultados positivos sus números son negativos en corto tiempo hay un hartazgo de promesas incumplidas de conferencias mañaneras que solamente le sirven al tabasqueño para atacar a todos los gremios y seguir denostando a los regímenes pasados y “adornarse” que ya acabó con la corrupción, cuando sabemos que esa afirmación es falsa.

En 22 meses el régimen de López Obrador ya está pasando a la historia como un gobierno marcado por la corrupción, decepcionante, desleal, que ha fallado en crecimiento económico, en materia de seguridad con cifras alarmantes ya que han muerto más de 55 mil ciudadanos en este periodo a manos del crimen organizado, no ha cubierto las promesas de campaña en la creación de empleos; sus magnas obras como el aeropuerto de Tecámac, Estado de México no cubre las normas internacionales para aterrizar jumbos; la fallida construcción de la refinería Dos Bocas en Tabasco por ser un terreno infértil que se inunda con cualquier chubasco que cae en dichas tierras, simplemente la semana pasada pasaron escenas alarmantes en donde se ve anegada dicha obra. Pese a ello López sigue aferrado a concluirla pese a que especialistas aseveraron que era una obra inviable en la que se perderán miles de millones de dólares, esta indolencia por parte del ejecutivo.

Otro acto severo de corrupción en este incipiente sexenio es que en el naciente Instituto para Devolverle al Pueblo lo Robado (INDEP) está plagado de malos manejos y fraudes al por mayor de los que está enterado el tabasqueño, los funcionarios deshonestos (por llamarlos decentemente), tienen nombre y apellido pero López Obrador no ha hecho que intervenga la secretaría de la (dis) Función Pública para que audite y denuncie a los responsables de dichos fraudes.

Resulta que Jaime Cárdenas, renunció el pasado martes a la dirección general de dicha dependencia por los atracos que hicieron funcionarios de los cuales siempre enteró al presidente como las mutilaciones que les hicieron a joyas, denuncia que nunca se hizo a la Fiscalía General de la República, que él si realizó.

El ex titular de dicho instituto expuso que los funcionarios también manipulaban las subastas, se quedaban con los premios y, la cereza del pastel: no han liberado ¡dos mil millones de pesos!, que supuestamente se utilizaron para pagar los premios de la “Rifa del Avión Presidencial” llevada a cabo el pasado 15 de septiembre y que fueron donados por la FGR.

Jaime Cárdenas, tras su renuncia aseguró que en el gobierno de López Obrador quieren “obediencia ciega”, tuvo varios desencuentros con el primer mandatario y su equipo cercano, quienes le pidieron tomar decisiones sin respetar los procedimientos como disponer de bienes para dependencias, despedir a trabajadores o cancelar contratos, la corrupción está enquistada aunada a la premura con la que el régimen pretende disponer de los bienes.

Jaime Cárdenas les reiteró que por su formación como abogado les insistió que se debían “hacer bien las cosas y respetar procedimientos”, situación que no le agradaba al gobierno. Agregó: “ellos creían que yo iba a tener obediencia total, ciega, a lo que me ordenaran.

El ex consejero electoral es un abogado de oposición, ha seguido siempre al tabasqueño creyendo en él, en su palabra y hechos pero se hartó de no ser escuchado y tras su renuncia declaró un gran número de irregularidades que existían, una de ellas es que querían resultados sin respetar lo de la decepcionante cuarta transformación sin respetar normas.

Expuso que el Indep es un “barril de pólvora” pues varios funcionarios hacen negocios a sus anchas con bienes y contratos favorables a las empresas y no al INDEP; por la manipulación de las joyas presentaron las denuncias correspondientes a la FGR.

Jaime Cárdenas solamente duró tres meses en dicho puesto, su renuncia revela las graves irregularidades habidas en dicha dependencia de nueva creación que se ponía como modelo de honestidad y justicia de la fallida cuarta transformación, del que López Obrador se ufana y destrozaba a los anteriores regímenes por corruptos.

Otro “machetazo a caballo de espadas” contra el mandatario el del Indep, parecido al fraude por más de 200 millones de pesos en su natal municipio de Macuspana, Tabasco, realizado por un gobierno morenista entre el presidente municipal y la síndico, cuñada de López Obrador.

Así pues, López Obrador en su trillado discurso prometió acabar con la corrupción y ¡zas!, está en su sexenio, cada día cobrando mayor relevancia, sin que se vea la mano ruda del presidente encarcelando ejemplarmente a quienes realizan esta desleal y traidora práctica que perjudica la imagen de nuestro país en todo el orbe y que con la que trapean muchos funcionarios de barriada del actual régimen.

Visto 979 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Carlos García

El socavón