Hablemos de furias…

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Hablemos de furias…

Miércoles, 04 Agosto 2021 00:05 Escrito por 
Paloma Cuevas R. Paloma Cuevas R. La Abadía de Eloísa

Queridos todos, bienvenidos sean en esta ocasión con un cuestionamiento milenario, sencillito y al mismo tiempo intrincado, que podría dar por resultado la solución de todo lo que nos ocurre y de las mismísimas guerras y los sobresaltos de la humanidad.
Hablar de amor ha sido uno de los temas predilectos de los artistas de todos los tiempos, desde las obras plásticas en las que los grandes pintores inmortalizaron a los objetos – preferiría decir “sujetos o sujetas” de sus afectos o deseos, - pasando por los grandes escultores que al más puro estilo del Pigmalión fueron capaces de recrear a aquellos, o aquellas capaces de convertir a la piedra en arte.
Ya dijeron los Beatles que “todo lo que necesitas es amor” y sin embargo pareciera que en el día a día se nos olvida, la conciencia se nos va por todos lados, se escapa.
Dicen los que saben que la conciencia es la responsable de nuestros actos, los pensados, los que no pretenden la destrucción de nada, y mucho menos de nadie. Los actos conscientes están determinados por la existencia real del amor. Y yo sigo con la inmensa duda de qué es esa fuerza motriz que todo lo logra y que a nadie debería faltarle nunca.
¿Qué es el amor? Eduardo Lizalde Chávez (1929), es uno de los más grandes poetas mexicanos que ha logrado descifrar a través de la poesía la esencia de la palabra que convertida en sentimiento es cura o es veneno.
Les comparto un fragmento de su poema “Retrato hablado de la fiera”, en donde la compresión de lo que el amor implica como fuerza de la divina creación en la devastación del ser dice:

“…Recuerdo que el amor era una blanda furia
no expresable en palabras.
Y mismamente recuerdo
que el amor era una fiera lentísima:
mordía con sus colmillos de azúcar
y endulzaba el muñón al desprender el brazo.
Eso sí lo recuerdo.
Rey de las fieras,
jauría de flores carnívoras, ramo de tigres
era el amor, según recuerdo…”

Hoy por la tarde mientras esperaba a la persona que me llevaría de regreso a casa, tras un día de trabajo vacacional, observaba a la gente, - observar no es juzgonear que quede claro, - había gente estacionada en una zona que claramente decía no estacionarse, llegaron los encargados de infraccionar a los desobedientes y una señora a la que le fue retirada una placa se enojó mucho, comenzó a solicitar la comprensión de los uniformados, a ofrecer otro tipo de retribuciones para que “no la afectaran” y a reclamar que a los otros conductores en su misma situación también los infraccionaran al no lograr “ser perdonada”. Los otros infractores fueron también sancionados y yo me preguntaba mientras la veía hacer berrinche en la calle, qué es lo que esta mujer está perpetuando, nos quejamos de la corrupción, de que las cosas no sean lo que deben ser, de las injusticias, sin embargo, cuando las reglas nos son aplicadas el amor por los otros no existe. Se nos acaban los discursos y las buenas intenciones.
El amor no solo se refiere a las cuestiones de tipo romántico, sino a las acciones que realizamos de forma cotidiana y que definen nuestro nivel de bienestar y satisfacción cotidianos.
Deseando que sus propias definiciones de amor sean tan desgarradoras y apasionadas como la de Lizalde, pero más aún, que los hagan sonreír desde el goce y la nostalgia por lo vivido, los invito a sumarse a la existencia consciente que nos permita vivir de maneras más justas y armónicas.
Mientras tanto, ¡vámonos a vivir!

 

Bibliografía:
Lizalde, Eduardo.
El tigre en la casa
Valparaíso Ediciones

 

 @PalomaCuevasR
Paloma Cuevas R. Condecorada en 2020 con la Medalla y el Pergamino Leona Vicario. Mujer y madre. Femenina cuando le da la gana. Amante declarada de México, el mezcal, el buen café y la verdad sin anestesia. Es humanista, sapiosexual, docente durante más de 22 años, filósofa, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Fundadora de #ProyectoÍtaca plataforma política y cultural. Locutora titular de #ProyectoÍtaca en Cadena Radio Mx. Promotora y gestora cultural incansable. Presidenta de la Academia para el estudio y difusión de la obra de Dolores Castro, por la Ilustre y Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de México. Integrante del Mapa Nacional de Escritoras Mexicanas Contemporáneas. Directora Mundial de Comunicación y Relaciones Públicas del World Poetry Fest. Embajadora Estado de México de Fridas de Barcelona.


Visto 996 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Paloma Cuevas

La abadía de Eloísa