La vida digna vale un like

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La vida digna vale un like

Viernes, 21 Enero 2022 01:00 Escrito por 
Noemí Muñoz Noemí Muñoz Ganando espacios

En México el poder lo es todo. El poder adquisitivo te provee de posibilidades infinitas, comprar lo que sea, al costo que sea. El poder político te habilita para hacer prácticamente lo que quieras, desde no ponerte cubrebocas, ni seguir los protocolos sanitarios hasta sacar del DIF a un bebé con capacidades diferentes con el objetivo de promocionar la adopción entre la comunidad.

Samuel García y Mariana Rodríguez tuvieron la “genial y noble idea” de sacar a un bebé del DIF de Nuevo León.

Dado que Mariana Rodríguez está al frente del DIF, puesto honorario, se ha dedicado a empatizar con la gente y su lugar preferido se ha vuelto “Capullos” el albergue de niños. De tantos días con los niños abandonados, decidió brindar un poco de alegría a uno de ellos, con el que hizo click. Claro ese corazón lleno de bondad tenía caducidad, sólo duró un fin de semana lleno de fotos, likes, sonrisas y caricias.

La Procuraduría Federal de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (PFPNNA) ya se ha pronunciado al respecto y ha pedido informes a las autoridades de Nuevo León para que se investigue el caso, ya que consideran se vulneró la privacidad del menor sólo para generar seguidores y vistas en sus redes.

El DIF Nacional aseguró que su objetivo siempre será proteger y salvaguardar a los menores, pero sobre todo erradicar prácticas irregulares e ilícitas que vulneren los derechos de niñas, niños y adolescentes.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos inició una queja de oficio por la salida de un menor de edad del DIF Capullos en Nuevo León, para conocer detalles del procedimiento aplicado por la dependencia estatal.

Obviamente el DIF de Nuevo León será cuestionado sobre el procedimiento que se siguió para que este pequeño saliera por un fin de semana con los gobernadores influencers.

¿Y qué piensa el gober más popular del país, Samuel García? Que ninguno de ellos puede hacerle nada, porque sólo le harán exhortos y recomendaciones, en sus palabras “Ni el DIF Nacional ni la CNDH, ni la Comisión Estatal (de Derechos Humanos) son sus superiores, entonces más que medidas son exhortos y todos se van a contestar”, En pocas palabras sabe lo que todos intuimos, esto quedará en una graciosada, en un momento políticamente incorrecto, pero nada más. Incluso muchos considerarán que estuvo bien, que esto acrecentará las adopciones como presumió Mariana Rodríguez en sus redes. “Estoy increíblemente contenta, les había dicho que eran 100 familias las inscritas para acogimiento familiar y hoy me dieron la noticia que con el link que publiqué el fin de semana ya van 421, son 600 solicitudes, pero no todas están interesadas en el acogimiento familiar. Estoy en shock”.

¿Cómo impacta? De manera inmediata. Su trabajo político es completamente mediático, por lo cual, lo que ellos hacen, hasta el mínimo paso, se ve en las redes y todos aquellos que los siguen y admiran sabrán a ciencia cierta que pueden hacer lo que deseen sin problema. Sus seguidores emularán sus acciones. Como la influencer Luna Wine quien en sus redes propuso un “mercado de niños”. Su idea no se basa en lo que hicieron Samuel y Mariana, sino en la teoría anarcocapitalista de Murray Newton Rothbard, quien asegura que si los niños se convirtieran en autopropiedades privadas en potencia sufrirían menos de abusos y carencias, pues pasarían a manos de las personas que realmente si los quieren.

Por supuesto las redes se desbordaron haciendo hincapié en que sus “posibles compradores” podrían ser pederastas o tratantes de blancas o incluso personas que todavía creen que pueden tener esclavos.

Es difícil saber quien le copió a quien ¿no?

Las adopciones irregulares son motivo de preocupación para el Comité de los Derechos de los Niños de las Naciones Unidas pues estas, no son ni prohibidas ni reguladas por la ley. Las redes de tráfico de adopción no han parado y este tipo de situaciones nos hace pensar que la niñez vulnerable siempre estará en peligro y al acecho de depredadores sexuales, sociales y ahora influencers.


Visto 941 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Noemí Muñoz

Ganando espacios