La mujer del siglo XXI; hombres y mujeres somos distintos

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La mujer del siglo XXI; hombres y mujeres somos distintos

Jueves, 31 Marzo 2022 11:25 Escrito por 
Marcela Hernández Montiel Marcela Hernández Montiel Visión Holística

El cerebro del hombre y el cerebro de la mujer son distintos. La mujer y el hombre tenemos dos hemisferios cerebrales, el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho.

El hemisferio izquierdo es el analítico y el derecho es el de la integración, el de la memoria, el de las emociones. El hombre tiene el hemisferio izquierdo muy desarrollado y la mujer el hemisferio derecho.

Hay un estudio del año 2013 publicado en la Universidad de Pensilvania donde se dieron cuenta de que la mujer tiene más conexiones entre ambos hemisferios mientras que el hombre dentro de cada uno de sus hemisferios tiene mejores conexiones. Es decir, el hombre en su hemisferio izquierdo funciona más rápido, con más fibras, y la mujer funciona mejor conectando ambos hemisferios de derecha a izquierda. Un ejemplo: El hombre está viendo un partido de fútbol y está usando su hemisferio derecho integrado en el partido y de repente le dice su pareja “no te olvides de darme dinero para la compra" (hemisferio izquierdo) entonces cuando pasa un rato, kri, kri, kri... el hombre le dice "¿Qué me has dicho del dinero? “.

Un hombre no puede escribir un mensaje a la vez que está manteniendo una conversación, nosotras sí, además de hacer varias cosas más aparte de estar mandando el mensaje. Esto no es mejor o peor, el hombre se concentra mejor en una tarea y es capaz de enfocarse y planificar una acción mejor que una mujer porque el cerebro de una mujer se dispersa mucho más.

El 90% de los hombres tienen la gran suerte de tener un cuarto blanco en su cerebro, en el que se meten de vez en cuando y no piensan en nada, la mujer no. Cuando uno le dice a un hombre ¿en qué piensas? "nada" , "¡No, pero no puede ser! ¿Cómo que nada..." dice la mujer.

Cuando nosotros vemos como son los hombres y las mujeres lo primero que tenemos que saber es que el hombre valora el objetivo, el hombre separa, ordena, se enfoca en puntos. La mujer une, reúne. La mujer todo supone, todos son conexiones, ve cosas más allá. El hombre ve puntos, es muy monofocal, y ve el punto mucho mejor que nosotras, pero la mujer se dispersa y puede llegar a encontrar cosas que el ojo del hombre no ve.

RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS

Hay que saber también cómo resolvemos nuestros conflictos. Muchas veces nosotras nos quedamos calladas porque estamos intentando y suponiendo que sepan qué es lo que nos está pasando. Pero hay una cosa todavía más importante, cuando un hombre está mal, se aísla, y la mujer va y le dice: ¿Qué pasa? ¿dime qué te pasa?¡Cuéntamelo! y el hombre no quiere hablar, se calla. Entonces cuando la mujer está mal el hombre piensa: "mi mujer necesita su espacio, como yo cuando estoy mal", sin embargo, muchas veces no es así, la mujer necesita hablar y hablar y hablar, y contarlo, porque la mujer resuelve esos conflictos hablando.

Cuando las parejas vienen a terapia muchas veces me doy cuenta de que hay un desconocimiento de cómo funcionamos los hombres y las mujeres. Los hombres se frustran y se deprimen especialmente hoy en día por los temas profesionales, la mujer se suele poner triste o caer en depresión por los temas afectivos.

HIPÓTESIS A NIVEL BIOLÓGICO

Sabemos que la mujer a partir de la pubertad tiene una revolución hormonal y produce un aumento de estrógenos y progesterona, el estrógeno que aumenta a partir de los 12 ó 13 años, está elevado durante todo ese tiempo hasta la menopausia. En toda esa etapa fértil, la mujer es mucho más vulnerable a sufrir una depresión que el hombre.

Hasta los 11 a 13 años, las cifras de depresión infantil que se manejan entre el niño y la niña son las mismas, pero a partir de los 13, 14 años, se disparan las cifras en la adolescencia en las mujeres. Sabemos que la serotonina es la hormona encargada de la felicidad, del bienestar, del apetito, incluso del dolor, la serotonina se afecta con el tema de la subida y bajada de estrógenos. Son unas hormonas que están íntimamente ligadas. Los estrógenos en la mujer en esos niveles de fluctuación alteran la serotonina.

HIPÓTESIS PSICOLÓGICA

Ha cambiado la sociedad. Nosotros cuando estamos preocupados por algo, segregamos una hormona en nuestro organismo que se llama cortisol. El cortisol es la hormona del estrés y la supervivencia. Si ahora sonara la alerta sísmica gracias al cortisol saldríamos corriendo, pero si nos dicen "ha sido una falsa alarma", no ha habido terremoto, regresamos a nuestra actividad normal como si no hubiera pasado nada, sin embargo, el cuerpo sí que lo ha vivido como si hubiera sido real y si ya tuviste anteriormente una experiencia de haber vivido un terremoto, ese registro está dentro de tu cerebro como algo traumático.

Ahora imagínate que alguien dentro de un mes llega casa y te dice: “parece que está temblando, no?" entonces el cuerpo vuelve a rememorar lo de la situación anterior, el organismo vuelve a sufrir el mismo pico de cortisol como si hubiese un terremoto real. Este cortisol se genera igual cuando pensamos algo negativo que cuando vivimos algo negativo porque el cerebro no distingue entre real o imaginario.

Se han efectuado pruebas en resonancias magnéticas funcionales diciéndole a alguien "imagínate que te llaman para decirte que tu padre ha tenido un infarto, ¿qué harías?" , y en ese momento exactamente se ve una alteración en las zonas de las emociones del cerebro y una subida en el pico del cortisol, sólo con pensar en negativo, nuestro organismo se altera.

¿Qué sucede? Que en la era en la que nos encontramos ahora mismo, estamos constantemente preocupados por cosas que casi nunca suceden. El 90% de las cosas que nos preocupan y que están en nuestra mente nunca jamás suceden, pero están en nuestra mente alterando nuestro organismo como si estuvieran pasando.

El cortisol, cuando está elevado de manera crónica, produce una toxicidad en el organismo a dos niveles, el físico y el psicológico. A nivel físico con inflamaciones, todo lo que termina en "itis", artritis, gastritis, amigdalitis, es decir, bajadas de defensa, o por ejemplo con el catarro cuando vamos regresando de vacaciones, y no sabemos por qué es, y no es precisamente por el calor ni los aires acondicionados.

El estrés y el cortisol crónico en el momento de la bajada producen alteraciones físicas, la fibromialgia, colon irritable y algunos tipos de cáncer se están relacionando con esto. A nivel mental el cortisol también afecta las estructuras del cerebro. Por ejemplo, afecta a una estructura llamada el hipocampo, que es la zona de la memoria de corto plazo que se relaciona con no acordarse de nada reciente: ¿Dónde he dejado las llaves?, ¿dónde he dejado el teléfono? , a qué hora me ha dicho que habíamos quedado? Es decir, los recuerdos recientes que están en el hipocampo, uno no los puede recordar porque el hipocampo tiene muchos receptores de cortisol y en el momento en que se produce esta subida, se bloquea.

Esos casos de cortisol extremo, de estrés crónico, llegan a la amígdala cerebral, que es la zona de la depresión y muchas de las grandes depresiones de hoy en día son sensaciones y momentos de estrés crónico que agotan el organismo y nos llevan a estar tristes.

Hay depresiones por otras causas, pero hoy en día cada vez más estoy viendo cuadros depresivos donde la causa viene por haber vivido muy estresado o preocupado, pero ¿qué pasa? que la mujer hoy en día está expuesta a muchas cosas.

Hoy a los 30, 40 años, está en demasiadas cosas y preocupada por todo. Cada vez estoy tratando más a mujeres con síndrome del perfeccionista, el perfeccionista es el eterno insatisfecho, el que nunca es capaz de disfrutar, porque "todo podría mejorar siempre”. El perfeccionista es obsesivo, el obsesivo no puede dejar la cabeza quieta y entre que las mujeres ya no podemos dejar la cabeza quieta, si encima se añade que constantemente vivimos preocupadas "por si",  por si mi hijo, por si mi marido, por si el trabajo, por si... hay momentos en que la mujer tiene que parar, porque se tiene que cuidar, porque si no se cuida se rompe y si ella se rompe, se rompe toda la familia.

Hoy en día la mujer se inclina un 20% por desarrollar su carrera profesional, un 20% por dedicarse a sus hijos, y un 60% quiere compatibilizar todas las tareas.

El grado de exigencia al que la mujer está expuesta y con el tema de los hijos genera muchas veces estrés, y este estrés, como les explicaba antes, genera unas sustancias que le alteran y que le hacen sufrir y que le llevan a la depresión. Estos son datos estadísticos reales.

El cuerpo de la mujer es fruto de muchos problemas, desde una anorexia que empieza en la adolescencia por una dismorfia: mujeres que se ven que la nariz es demasiado grande, que las orejas son demasiado pequeñas que, si le hace falta más de acá, que, si le sobra de allá, es decir, la mujer constantemente está analizando su cuerpo y el tema del cuerpo de la mujer es un factor de riesgo, además del tema de las hormonas. Desde el primer momento, desde que empieza la adolescencia la mujer se siente alterada.

¿Qué es el síndrome de tensión premenstrual? Sí que hay cambios antes de la menstruación. Hay mujeres que se irritan, que cambian, que están tristes, que se enfadan. Existe y hay que saberlo. Muchas mujeres tienen una inestabilidad anímica durante el resto del ciclo, o de su personalidad que se agudiza especialmente en esa etapa.

Uno de los problemas que tenemos hoy en día para tratar la depresión del adolescente es que existe un riesgo aumentado de suicidio con los antidepresivos.

Hace algunos años en Estados Unidos hubo un gran problema, porque se vio que los niños y los adolescentes que empezaban con los antidepresivos pronto aumentaban el riesgo de suicidio. Por lo tanto, hay que valorar y tomar muchas precauciones con el uso de los ansiolíticos y antidepresivos ya que generan una serie de efectos secundarios. Sabemos que existen muchas alternativas naturales y Terapias funcionales con las cuales no existen estos riesgos.

En los síntomas físicos del síndrome de tensión premenstrual es importante que cada una conozca su organismo y sepa detectar si le sucede esto y si le pasa pedir ayuda porque existen remedios y Terapias muy efectivas que no requieren acudir al uso de los antidepresivos.

LA MENOPAUSIA

La menopausia es un momento difícil para la mujer, ya no sólo a nivel bioquímico sino a nivel psicológico porque es una ruptura con muchas cosas. Y es una despedida de otras. Antiguamente se decía que la mujer se despedía de poder volver a tener más hijos, pero también es entrar en una nueva etapa, con unos cambios físicos, los sofocos, los vértigos, los mareos, que a uno le recuerdan constantemente que está cambiando y la mujer en muchas ocasiones en esa parte de la menopausia se altera.

Hoy en día hay tratamientos de hormonas sustitutivas de estrógenos que se dan en muchos casos.

Es importante que cada persona se conozca y sepa que, en diferentes etapas, puede no haber nada externo que le esté generando la alteración emocional, sino que es algo bioquímicamente interno lo que le esté afectando.

EN CONCLUSIÓN

La mujer durante la época fértil de su vida se deprime mucho más que el hombre, pero antes de la pubertad y después de la menopausia, o sea a partir de los 60 años, los datos en el número de la depresión son más o menos iguales que en el hombre.

Es decir que todo tiene mucho que ver también con la parte hormonal y que, en ese momento de la vida de la mujer, es cuando está expuesta a más estrés, a más exigencia, a más perfeccionismo, a compaginar vida personal y laboral.

Hoy en día la mujer tiene muchas exigencias y estoy segura de que, si las mujeres aprendiéramos a conocernos, a comprendernos y cuidarnos desde nuestra vulnerabilidad y al mismo tiempo a los hombres los concientizáramos de que hombres y mujeres somos y funcionamos distinto, viviríamos en una sociedad más empática, más comprensiva y con más armonía entre hombres y mujeres. Se habla mucho de la igualdad entre hombres y mujeres, lo cierto es que no somos iguales.

No se trata de exigir una igualdad sino de abrazar, comprender y aceptar nuestras diferencias y tomarlas como oportunidades para apoyarnos, unificarnos y complementarnos a partir de ellas.

Terapeuta Holística/Tantra Sagrado/Canalización con seres y guías espirituales /Sanación Akáshica / Limpieza de magias, corte de vínculos álmicos e integración de vidas pasadas /Limpiezas, chequeo y equilibrado energético /Extracción de implantes/Técnicas emocionales integrativas /Terapeuta Animal (Esencias florales de Bach, Elíxires Chamánicos y otras) /Fitoterapia, Péndulo y Radiestesia /Sanación Cuántica y Armonización /Tarot /Gemas y cristales.

Sígueme en Facebook: Moon Surya Ananda / Instagram: @alquimiadelunaysol / Twitter: alquimiadeluna

 


Visto 911 veces
Valora este artículo
(3 votos)
Marcela Hernández Montiel

Visión Holística