Por la protección, respeto y cuidado de los seres sintientes

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Por la protección, respeto y cuidado de los seres sintientes

Miércoles, 14 Junio 2023 01:06 Escrito por 
Jorge Olvera García Jorge Olvera García Inventario

Hace unos días se dio a conocer la terrible noticia de un sujeto que arrojó a un perro a un cazo con aceite hirviendo. Ello resultó indignante y motivó a reflexionar acerca de lo necesario que resulta comenzar a trabajar en una cobertura de derechos para los seres sintientes. No podemos permanecer ajenos al sufrimiento de un ser vivo; ellos son seres sintientes, es un hecho que resulta indignante; las sociedades limpias, las sociedades inteligentes y civilizadas deben proteger a los animales.

Durante mi administración como Rector de la UAEM, fundé el Centro Infantil de Rehabilitación con Asistencia Canina (CIRAC), espacio que tenía como finalidad instruir a los niños, desde muy temprana edad a respetar y a convivir con los animales al tiempo de colaborar con su rehabilitación según fuese el caso y que, además, sirvió para que estudiantes de la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, así como investigadores pudieran hacer prácticas, todo en el marco del respeto que los seres vivos merecen.

En su gran mayoría se encontraban perros rescatados de las calles, los cuales eran protegidos y resguardados para siempre al tiempo de impulsar los quirófanos itinerantes y el hospital de pequeñas especies. Acciones que hoy, con este lamentable suceso, cobran más sentido que nunca. Como presidente de la CODHEM y con un proyecto basado en el humanismo, emití la recomendación 31/2017 dirigida al entonces presidente municipal de Toluca sobre casos de agresiones de perros en condiciones de abandono, atendiendo la vulneración del derecho a un medio ambiente sano.

Debemos de crear una conciencia social, cerrar filas para que estás sean políticas permanentes a corto, mediano y largo plazo; porque no debe existir un descontrol que transgreda otros derechos, todo de una forma u otra debe ser armónico: ya que hablamos, vivimos y coexistimos en un Estado humano.

La sociedad, la universidad, los organismos públicos y el gobierno tenemos la alta misión de ser vocera de grandes causas que encaminen el desarrollo de las comunidades. En tanto que si reconocemos que somos parte de un conjunto y que compartimos iguales derechos y deberes, podemos darnos cuenta de que la responsabilidad de cuidarnos entre todos debe ser mayor.

Caben las palabras de Gandhi: “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que son tratados sus animales; mantengo que cuanto más esta indefensa una criatura, más derecho tiene que el hombre la proteja de la crueldad del hombre”.

No podemos seguir dejando pasar administraciones cuyos servidores al servicio de la protección y bienestar animal sean indolentes e indiferentes al dolor de un animal como es un perro callejero o un perro que tiene la desgracia de padecer este tipo de crueldades.

La agresión de personas hacia los animales es una ventana a la violencia social; siendo este un reflejo de la sociedad, por tanto, urge atender la problemática actual, con acciones de prevención y la estricta aplicación de la ley en la materia. Porque quien menosprecia la vida animal, vulnera su dignidad humana y como decía el gran escritor francés, Anatole France: “Hasta que no hayas amado a un animal, una parte de tu alma permanecerá dormida”. Música en lugar de gritos, poesía en lugar de castigar a los animales, ellos son seres sintientes, demos a los niños y a las niñas ejemplos luminosos que hablen de lo humano, de humanizar al humano, de hacerlo más humano ya que como decía el Benemérito de las Américas: “La protección de los animales forma parte esencial de la moral y cultura de los pueblos civilizados”.


Visto 3611 veces
Valora este artículo
(2 votos)