Un episodio memorable de Rius

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Un episodio memorable de Rius

Domingo, 09 Septiembre 2018 00:06 Escrito por 

Condenable el fósil porrismo en la UNAM

Ayer, 8 de septiembre, se cumplió un año y un mes del fallecimiento del caricaturista y cronicaricaturista (o más bien historiocaricaturisa, por haber sido un especialista en temas universales a través de sus monos) Eduardo del Río, “Rius".

Las notas, crónicas y artículos sobre la trayectoria de ese muy querido y admirado monero universal dejaron de lado un dato casi desconocido pero que en la década de los años 90, en su edición 172, destacó ampliamente la que fue revista Natura, que dirigió el afamado Guillermo Mendizábal Lizalde, y que se refiere al reconocimiento que, precisamente, le hizo en vida el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

Rius, a quien conocí en 1984 en la redacción del diario La Jornada, fue uno de los fundadores y asesor de revista Natura y autor de innumerables temas sobre vegetarianismo, naturismo, salud, ayuno y ecología, con los cuales miles de mexicanos se iniciaron en las prácticas veganas y ambientales, recibió ese reconocimiento, como lo citó la misma edición de julio de 1991, “en virtud de su infatigable compromiso ecológico”.

Recuerdo que en alguna de sus obras, Rius mencionó que una de éstas, la más leída tal vez, La Panza es Primero, se había convertido en libro de texto en Cuba. Natura cita que el día 5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente, “el señor Arsenio Rodríguez, director regional de ese organismo, dio a conocer la designación de Rius como destacado protector de los recursos naturales del planeta.”

“Junto con él fueron premiados la integrante de la Federación Conservacionista Mexicana, Tiahoga Ruge, coautora de la publicación para niños Todos contra la contaminación, y Gertrude Duby Bloom, quien desde 1943 apoya a los indígenas lacandones y mayas de Chiapas ayudándoles a preservar su medio ambiente, entre otras destacadas figuras internacionales.” El reconocimiento tuvo lugar en Estocolmo, Suecia y, para Natura, desde luego, fue estar de plácemes.
Y García Samper

Como Rius, hay mexicanas que también han entregado su vida, o buena parte de ella, a obras que constituyen un legado para las próximas generaciones. Una de ellas, y que debiera también ser galardonada por el PNUMA o la misma UNESCO, es la presidenta del Centro de Estudios Mesoamericanos , la arqueóloga María de la Asunción García Samper.

García Samper, pese a sus 74 años de edad y con una enfermedad del corazón, sigue recorriendo el parque estatal Sierra de Guadalupe para continuar documentando los vestigios arqueológicos que allí existen y hacer una defensa de la riqueza arqueológica no sólo de ese macizo montañoso sino de toda la cuenca hídrica del Valle de México.

Sabedora de las costumbres, rituales y desarrollo de las culturas prehispánicas y su amor por la agricultura y el medio ambiente, García Samper ha escrito más de 60 libros y el más reciente de su autoría, que se editará a principios de diciembre de éste año, es precisamente el que se intitula “Arqueología en la Sierra de Guadalupe”, que en opinión de ella debe cambiarse al de Tonantzin Cuautlicue.

*Presidente de la ONG Franature


Visto 1518 veces
Valora este artículo
(6 votos)
Víctor M. Zendejas Orozco

Naturismo y salud