DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La mentira es del demonio, la verdad es cristiana

Jueves, 02 Mayo 2019 00:06 Escrito por 
La mentira es del demonio, la verdad es cristiana Lo bueno, lo malo y lo serio

Empecinado el presidente Andrés Manuel López Obrador en destruir todo lo que considera neoliberal, o producto de esa “peste”, se lleva entre los pies a las instituciones que ha costado mucho a los mexicanos construir. O en su caso, coloca a sus interminables incondicionales, aunque del tema, muchos de ellos, más de lo medianamente aceptable, no tengan ni la menor remota idea de las obligaciones que les corresponde al ocupar algún cargo, sustituyendo a quienes se especializaron en sus diferentes áreas, pero la improvisación y la mediocridad con el pretexto de la honradez, parece ser el sello de este gobierno.

Con el afán de demostrar tener siempre la razón, López Obrador no se preocupa si se contradice de un día a otro, lo mismo sucede con algunos de los secretarios de su gabinete, que de hecho, pocas son las ocasiones en las que el tabasqueño llega a prestarles el micrófono.

Sólo basta señalar algunos ejemplos; los homicidios que se reportaron en el primer trimestre del año, fueron 8,493, de acuerdo a las cifras que reportó el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), datos que llevaron enfrentar al mandatario con el periodista Jorge Ramos, uno, (el presidente) defendía su postura desde sus cifras que pidió o se las entregaron en promedio diario, mientras Ramos, que dijo haber hecho su tarea, traía las cuentas totales. De haberse sumado el total de los números con los que contaba el presidente, seguramente la cantidad sería la misma que trajo el periodista a la charla mañanera.

El lunes pasado, el presidente dijo que se llevó a cabo una consulta en los pueblos de alrededor de Santa Lucía, en donde será construido el aeropuerto internacional a cargo del ejército mexicano, sin embargo, Román Meyer, secretario de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) señaló que dicha consulta únicamente se llevó a cabo en una comunidad.

Por cierto, éste aeropuerto, el de Santa Lucía “General Felipe Ángeles”, aún no cuenta con los estudios correspondientes y los permisos que se necesitan para levantar la obra, ni mucho menos se conoce el proyecto que debería estar dispuesto para su consulta, aunque señale el de tabasco que ya se podría empezar a construir las pistas, pero que hace falta el estudio de impacto ambiental, y que se va a cumplir con el requisito, como si estuviera haciendo un favor.

Existen datos que aparentemente sólo le resultan en las cuentas al ejecutivo, como el ofrecimiento de obtener la cantidad de 500 mil millones de pesos por el combate a la corrupción, y que la cancelación del aeropuerto de Texcoco traería un ahorro a los mexicanos de 100 mil millones de pesos, entre otros muchos ahorros que nadie más conoce, o que deliberadamente se hacen de esta manera para no poder tener la forma de constatarlos.

Sin embargo, al confrontar al señor presidente con la información que no acepta, determinante señala que “yo no digo mentiras, porque la mentira es reaccionaria, es del demonio, la verdad es revolucionaria, es cristiana, para que se polemice más, para ponerle más salsa, nosotros no mentimos”.

No obstante parece que la realidad le pega de frente incansablemente; la Red por los Derechos de la Infancia informó que entre enero y marzo habrían sido asesinados 285 menores de edad, López Obrador dijo que “afortunadamente no es así, ya lo tendríamos como una gran preocupación, hay ahora mucha desinformación o se distorsionan las cosas, están apostando al amarillismo de tres niños asesinados diariamente, no”, pero esos son datos oficiales, del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Cada pregunta que le incomoda, en repetidas ocasiones sus respuestas empiezan por hacer acusaciones y señalamientos en contra de sus antecesores, de sus adversarios o acusa la pretensión de distorsionar la realidad por parte de la prensa fifí, y enseguida dice su verdad, o el deseo que lo sea, como el hecho de que en 6 meses se empezarán a ver resultados con el tema de la seguridad pública, o que el aeropuerto de Santa Lucía estará terminado para el año 2021, en fin, ya se trate de la Refinería de Dos Bocas, o de la construcción del Tren Maya, se atreve a señalar fechas fatales para concluir dichas obras.

Y lo mismo le da justificar las adjudicaciones directas sin licitación de por medio, bajo el absurdo pretexto de no ser igual a sus adversarios, como si de la buena voluntad se blindaran como por arte de magia las cosas, es como aceptar prestar dinero a un honrado con la promesa de pago, sin documento de por medio, yo creo que nadie, en su sano juicio haría algo parecido.

Entonces ¿por qué se pretende exigir que se acepte, sin cuestionar, los modos, las formas y sobre todo la ausencia del respeto irrestricto a la ley?, en especial por aquello de que nadie debe estar por encima de la ley y nada al margen de la ley, frase que como muchas otras suenan vacías, y sólo comprensibles que sean utilizadas en campañas electorales. Pero es más preocupante todavía, que sea el mismo mandatario que ordene violar la ley, y no le merece la menor preocupación.

Cuando un gobernante se dedica a gobernar, es un indicativo inequívoco de tener un proyecto, que sea efectivo o no para los resultados esperados en su aplicación es diferente, pero tener un objetivo claro sustenta la base a una estrategia, y eso, se nota, y no se entretiene en pelearse con otros, o ponerse a reclamar a la prensa su mal entendido derecho de replica, suena hasta ridículo. El Estado pidiendo derecho de réplica, cuando ostenta el poder, y en este caso, todo el poder.

El descaro con el que miente el mandatario naturalmente causa preocupación, y debería prepararse la población para esperar un resultado incierto de un gobierno que determina en base a la ocurrencia, a lo inesperado y a la improvisación. Por lo que le late, aunque no se tenga el menor interés por cumplir con la Constitución y las leyes que de ella emanen, o sólo lo que el de Macuspana elija.

 

 

Visto 702 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio