DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Sana distancia entre Poderes del Estado

Lunes, 09 Septiembre 2019 04:28 Escrito por 
Sana distancia entre Poderes del Estado Sin Titubeos

No cabe duda que el Estado de México vive una nueva realidad política a partir de los comicios del año pasado, cuando los candidatos de morena, con Andrés Manuel López Obrador al frente, arrasaron en las urnas electorales.

Desde ese momento, la entidad mexiquense sufrió una transformación política y social en la que los actores políticos han tenido que irse adaptando a las nuevas maneras de actuar. Por ejemplo, ahora se vive un sano equilibrio entre poderes. Lejos están aquellos días en donde el titular del Poder Ejecutivo en turno era, al mismo tiempo, el gran legislador y el que decidía quiénes integraban el Poder Judicial y quién lo presidía.

La LX Legislatura, integrada mayoritariamente por diputados de morena o afines a sus colores, han marcado una muy sana distancia de los demás poderes y en ocasiones han logrado someter al Ejecutivo, no así al Judicial con el que mantienen una relación fría y lejana, sobre todo porque los magistrados no han querido que les toquen el tema de sus altas remuneraciones y porque consideran que cualquier intromisión legislativa es una invasión de su autonomía.

Maurilio Hernández González, coordinador de la fracción legislativa de morena fue electo por unanimidad presidente de la Junta de coordinación Política para el segundo año de actividades camerales y eso habla del sólido liderazgo que ha establecido en el Congreso y de las buenas relaciones con los coordinadores de las demás fracciones.

Al asumir la presidencia de la JUOPO, Maurilio Hernández se refirió a las resistencias al cambio que han encontrado y que también tienen que ver con la resistencia a perder privilegios. “Esa resistencia pesa todavía, y los diputados estamos obligados a vencerla con talento, con inteligencia, con reciedumbre pero, sobre todo, con claridad y visión de futuro”.

Entre las resistencias a las que se refirió, destacó las reacciones a posicionamientos desde la tribuna y en el diálogo entre los diputados con interlocutores de los otros poderes o con representantes de los poderes fácticos que se sienten afectados por las medidas impulsadas desde la Legislatura para la Cuarta Transformación.

Por eso, dijo, es responsabilidad de todos los legisladores continuar impulsando el entramado jurídico que abone a la Cuarta Transformación de la vida pública del país y eso implica una reforma integral al Poder Legislativo y a los otros dos poderes del Estado.

Respecto a la reforma integral del Poder Legislativo del Estado de México, explicó que esta debe generar las condiciones de un parlamento moderno, abierto e independiente de los demás poderes, por lo que pidió modernizar los métodos de la Secretaría de Asuntos Parlamentarios, la Contraloría, el Órganos Superior de Fiscalización, la Dirección General de Comunicación Social y el Instituto de Estudios Legislativos.

Aunque ya se ven los cambios en este primer año de trabajo legislativo, observamos que aún falta mucho por hacer, mucho por corregir para romper inercias y para transparentar todo el trabajo del Congreso, algo que no es fácil, sobre todo si pensamos en tantos años de venir arrastrando un ritmo de trabajo que permitía la simulación o la aprobación de iniciativas a modo para quedar bien con “el jefe”.

Ejemplos de esa forma de trabajar hay muchos y en posteriores entregas comentaremos algunas de ellas que fueron verdaderamente escandalosas o que fueron acalladas discretamente para no evidenciar para quién estaban dirigidas.

Por eso Maurilio Hernández insistió en invitar a sus compañeros de Legislatura a aprender de la experiencia del año que concluyó “para corregir lo necesario”, aunque reconoció la poca eficacia de resultados en cuanto a dictámenes y decretos en relación con el número de iniciativas presentadas, lo cual, consideró, tiene que ver con la realidad que se vive no solo en el Congreso, sino también con el momento histórico del entramado social y político.

A la luz de todo esto debemos considerar que este primer año de trabajo de la LX Legislatura es positivo, pues se presentaron más de 500 iniciativas y puntos de acuerdo y porque se ha trabajado intensamente con responsabilidad y madurez, y los legisladores han sido dignos de la generación del cambio.

En otra parte de su intervención, el presidente de la JUCOPO aseguró que “la transformación del país, la regeneración del tejido social a la que estamos obligados a abonar con nuestro esfuerzo no se va a dar de la noche a la mañana; el gobierno federal tiene nueve meses en funciones y la Legislatura local y el Congreso de la Unión un año, y se tiene que luchar contra un régimen que estuvo 100 años en el poder y que dejó millones de pobres.

Explicó que las instituciones que fueron creadas para proteger al antiguo régimen deben evolucionar y lograr su democratización. Y recordó el proceso de la 60 Legislatura para culminar con la separación del titular del OSFEM.

Luego de su ratificación como presidente de la Jucopo, el diputado Maurilio Hernández agradeció y reconoció el apoyo a los coordinadores parlamentarios del PRI, PT, PAN, PRD, PES y PVEM, y remarcó que asumirá con responsabilidad el cargo para liderar las acciones legislativas con el incentivo de mejorar el esfuerzo del primer año de trabajo.

Dentro de dos años estaremos en condiciones de calificar el trabajo conjunto de esta Legislatura, pero por el momento es de agradecer el viento fresco que han traído a la actividad política y social del estado de México, donde ya nada será igual a antes de 2018.

Avances los hay, de manera lógica, falta mucho por hacer en beneficio de los mexiquenses.

Visto 2366 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Diana Mancilla Álvarez

Sin titubeos...