El Diablo recluta almas perdidas en rimbombante boda chairo-fifí y se topa con Simplicio

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El Diablo recluta almas perdidas en rimbombante boda chairo-fifí y se topa con Simplicio

Jueves, 28 Noviembre 2019 00:08 Escrito por 
El  Diablo recluta almas perdidas en rimbombante boda chairo-fifí y se topa con Simplicio Diálogos en el Averno

Diablo: Hola, Simplicio, ¿qué andas haciendo por acá en Comala?

Simplicio: ¨Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. Mi madre me lo dijo. «No dejes de ir a visitarlo -me recomendó-. Se llama de otro modo y de este otro... el olvido en que nos tuvo cóbraselo caro¨.

Diablo: Órale, mi Simply, ya te crees Juan Preciado, el hijo de Pedro Páramo...el de la maravillosa novela del escritor mexicano Juan Rulfo.

Simplicio: Uno de los hijos...Yo también soy hijo de Pedro Páramo.

Diablo: Caramba, pues ahora resulta que, ricos o pobres, fifíes o chairos, todos son hijos de Pedro Páramo.

Simplicio: Más pobres que ricos.

Diablo: Te equivocas, Simplicio, ahora los pobres se están volviendo ricos de volada, en menos de un año. Pronto ya no habrá chairos pobres, puros fifíes ricachones. Aquí en Comala, ya se siente, la riqueza está presente...

Simplicio: Algunos eran ya ricos fifíes cuando se infiltraron a Morena, perdón, digo, se adhirieron al Partido cuando le vieron futuro y otros a la segura cuando ya resultó vencedor el Movimiento de Regeneración Nacional.

Diablo: Bueno, no me costó mucho trabajo convencer a esos inteligentes ricos de que su futuro estaba con la Cuarta Transformación y los ricos fifíes de abolengo siempre se acomodan, siempre caen parados como los gatos que son tan sagaces que en Egipto hasta los adoraban como si fueran dioses.

Simplicio: !Y vaya Transformación! Porque hay de gatos a gatos, unos de angora, fifíes como dices, y otros sin pedigrí, de plano chairos gatos callejeros, pero de repente algunos de estos empiezan a comportarse como millonarios felinos fifíes y organizan cada evento de lujo que es difícil saber quién es chairo transformado en fifí y quién ya era fifí desde antes.

Diablo: Bueno,como dijo el premio Nobel de Literatura Octavio Paz, todos los mexicanos son unos hijos de la chingada...

Simplicio: Órale, maldito demonio, !eso lo serás tú!

Diablo: Yo no, Yo no nací de mujer, soy un ángel...

Simplicio: !Eras! Ahora eres un pobre diablo chairo.

Diablo: Pobre no, Yo soy un Diablo Fifí aunque en mis Legiones abundan los pobres diablos chairos. A mí ya me hizo Justicia la Transformación.

Simplicio: ¿Tan pronto, la Cuarta?

Diablo: Y las Tres anteriores...!Viva la Independencia, La Reforma y la Revolución Mexicana!

Simplicio: Eres un cínico, maldito Ángel Caído en la Dependencia, Porfirista Contra Reformista y Tecnócrata Neoliberal Contra Revolucionario, no tienes moral, qué digo, ni siquiera vergüenza...

Diablo: Y tú eres un ingenuo, Simplicio, que todavía crees en mitos políticos y hasta económicos, como la Economía Moral, que es un refrito del invento de 1971 de Edward Palmer Thompson, consignado en su libro La Economía Moral de la Multitud. Hace tiempo que el término olvidó quién es su padre...hasta que lo revivió ya sabes quién.

Simplicio: Hacia allá vamos...y a todo esto, ¿qué demonios andas haciendo tú por Colima en estas fechas?

Diablo: Vine a Comala porque está en la mera boca del infierno, como decía Juan Rulfo, muchos de los que allí se mueren, al llegar al infierno regresan por su cobija.

Simplicio: ¿Conoces a Pedro Páramo, mi padre?

Diablo: Lo tengo allá conmigo en el inframundo desde que Rulfo lo creó y también a Abundio, otro de sus hijos, tu hermano, quien lo acuchilló.

Simplicio: ¿Quién fue?

Diablo: Un rencor vivo.

Simplicio: ¿Y por qué se ve Comala tan alegre en estos días?

Diablo: Son nuevos tiempos, ya sólo hay abrazos, amor y paz. Yo vine invitado a una elegante boda en una hacienda de por aquí convertida en hotel (de lujo, el cuarto cuesta 800 dólares por noche), no sé si de chairos transformados o de fifíes simpatizantes de Morena, pero de cualquier manera se lucieron y tiraron la casa por la ventana, no sé si con su lana privada o con la del Presupuesto Público.

Simplicio: Es difícil saberlo, porque el Padrón del Movimiento es todavía un desorden, con eso de los pleitos por la sucesión, apenas se va a trabajar en elaborar el ¨Pedigree Book¨, con tecnología cibernética extranjera de lo más avanzada.

Diablo: ¿Y qué es eso?

Simplicio: Es como el Padrón de miembros del pueblo bueno, donde deben estar inscritos todos los datos relevantes de los ¨gatos¨ en esa asociación y sus ancestros. El «pedigree» o pedigrí en castellano es un extracto del registro de un ¨gato¨ miembro del Movimiento, dentro de ese Padrón o «Pedigree Book», para conocer sus antecedentes económicos y sociales y seguir su evolución en el curso de la cuarta transformación, no sólo política sino también económica y moral.

Diablo: ¿Y a los miembros que hacen bodas fastuosas y fiestas rimbombantes, como esta de Comala, sin invitar primero a los pobres, cómo se les clasifica?

Simplicio: Esos serán borrados del Padrón y también los invitados, especialmente los invitados especiales, como tú...comprenderás.

Diablo: !Pero si Yo soy apartidista!

Simplicio: Pero confesaste que eres un Diablo Fifí y, por definición, atentas contra la Economía Moral y te vas mucho a la ching..., es decir, quedas excluido ipso facto de Morena y todos los impíos y prevaricadores serán borrados del Libro de los Justos, a menos que tengan otros datos.

Diablo: !Estupendo! Al paso que van, se van a quedar sin miembros y sin votos para ganar la consulta de la Revocación...

Simplicio: !Císcalo, císcalo, Diablo fifí, que tu boca se te haga chicharrón! El Pueblo Bueno salvará la situación.

Diablo: Iluso hasta el final, no tienes remedio, mi Simply, pero nadie sabe para quién trabaja...ni hacia dónde irá la Economía Moral de la Multitud, porque el que ríe al último, ríe mejor, jajajajajajajajaja.

Noviembre 2019

 

Visto 1014 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado