Simplicio hace acuerdo confidencial con el Diablo

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Simplicio hace acuerdo confidencial con el Diablo

Martes, 29 Junio 2021 00:12 Escrito por 
Javier Ortiz de Montellano Javier Ortiz de Montellano Diálogos en el Averno

Diablo: Hola, mi Simply, ¿cómo estás? Te noto un poco amarillo del semblante, como que has perdido tu bronceado, ese color moreno de tu piel…

Simplicio: ¿Y cómo quieres que esté, si sigue el covidiano encierro? Ni siquiera salí a votar, bueno, al menos no contribuí al reciente repunte del Covid…

Diablo: ¿Y por quién ibas a votar, si hubieras salido?

 

 

Simplicio: Pues la verdad, ni a quien irle, está para llorar la caballada, mucho reciclado, con eso de que ya se vale la reelección. Al diablo la Revolución Mexicana y su Sufragio Efectivo, No Reelección…

Diablo: Bueno, al menos ya salieron de la Dictadura Imperfecta y dieron el salto a la Democracia

Simplicio: Imperfecta, y en muchas partes del país, una Democracia Bárbara, como señalaba el revoltoso escritor José Maximiliano Revueltas Sánchez en su libro de ese nombre, desde 1958, en que destapaba al “Tapadismo” de la simulada dizque democracia mexicana encarnada en el PRI y sus precuelas hasta que terminó al iniciar el siglo 21…aunque luego resucitó por un sexenio, sin corregir sino, al contrario, aumentando sus mañas aunque por su gran desprestigio ya no pudo imponer nuevamente el Tapadismo que denunciaba Revueltas.

Diablo: Lo conozco muy bien a Pepe Revueltas, desde que en 2011 el Papa Benedicto 16 desapareció el Purgatorio, lo enviaron a allá conmigo al inframundo, porque ya sabes, aunque se llamaba José Maximiliano no era nada conservador sino comunista desde los 15 años y hasta su muerte en 1976, por eso no podía ir al cielo y lo enviaron al limbo y al cerrar éste, me cayó Revueltas por allá abajo (ironía de la vida y de la muerte: él siempre dijo que quería estar con los de abajo).

Simplicio: Siempre paradójico el dialéctico Revueltas, a quien su germanófilo padre rico abarrotero duranguense le endilgó el nombre del emperador invasor Maximiliano, ¡al hijo que había nacido precisamente el 20 de noviembre de 1914, a cuatro años de que en esa fecha se iniciara la Revolución Mexicana!

Diablo: Sí, es como la ocurrencia- casi desafío- de ponerle el nombre del Dictador depuesto Díaz, en pleno Maximato Callista, al recién nacido capitalino bebé Porfirio Muñoz Ledo y Lazo de la Vega en 1933.

 

 

Simplicio: Cierto, pero la infancia es destino, pero al parecer el nombre y apellidos no necesariamente, se puede tener un nombre contradictorio y un largo y rancio apellido y ser radical de ideas.

Diablo: Cierto. O al revés. Aunque a veces el nombre parece marcar un destino, como es el caso de otro inquilino que me cayó luego que cerraron el Purgatorio en 2011 y me enviaron al infierno a Marcial Maciel, fallecido en 2008. Ese Marcial tomó en serio su nombre y creó los casi militares marciales Legionarios de Cristo, institución que persiste, pero marcada por el aberrante comportamiento de su malvado fundador, a quien cultivé para el mal desde chiquito y ha sido uno de los mejores ejemplares de mi establo mexicano.

Simplicio: Dirás de los peores. Libró tres años en el limbo, pero finalmente terminó donde debía. ¿Y por qué después de las perversidades que hizo- no lo enviaron directo a tu infierno por toda la eternidad?

Diablo: Por lo mismo que en vida no lo metieron a la cárcel en México. Es que era un “Influencer”, pero del lado contrario al de Revueltas, Maciel fue rabioso anti-comunista en tiempos de la Guerra Fría y aportaba mucha lana a ese “esfuerzo” y  eso le valió para librarlo del infierno hasta 2011 en que -ante la desaparición del Purgatorio- decidieron mandarlo al Infierno.

Simplicio: ¡Qué personajes! Paradojas de la vida… mexicana.

Diablo: Cierto. ¿Sabías que meses antes de las barbaridades de Díaz Ordaz en 1968 Revueltas hizo un encomio del régimen? Fueron estas sus palabras y cito: En el libro de Alvaro Ruiz Abreu, José Revueltas: Los muros de la utopía, Ed. Cal y Arena, 1993, en la pág. 394 cita la parte final del discurso de José Revueltas al recibir el Premio Xavier Villaurrutia el 21 de diciembre de 1967, dirigiéndose al entonces Secretario de Educación Agustín Yañez: " Señor secretario, ruego a usted que sea el digno conducto para hacer llegar al señor Presidente (¡ERA DÍAZ ORDAZ!) mi saludo respetuoso y mi agradecimiento sincero. Premios de esta índole no hacen sino poner al descubierto el carácter humanista del presente régimen, y eso nos lleva a profetizar, de modo seguro, un auge sin precedentes para la cultura y nuestras letras nacionales".

Diablo: Al más limpio, se le pega la roña.

Simplicio: Claro que después Revueltas se redimió con su participación en el movimiento del 68, por el cual lo metió en la cárcel ese “humanista régimen” encabezado por Díaz Ordaz.

Diablo: Cierto. Con eso se ganó un lugar allá abajo ese ejemplar Gustavo. Ese Díaz Ordaz sí entró directo al infierno y ni siquiera el hecho de que fuera furioso anti-comunista le sirvió para entrar al Purgatorio, pues nunca quiso reconocer ni purgar sus culpas. Y así me llegó directamente al inframundo en 1979 al morir y lo puse en el Pabellón Mexicano, que aunque está repleto tiene menos incomodidades para los de arriba ya que mis diablillos son muy susceptibles al soborno y los mexicanos son maestros en esas malas artes, sean del régimen, movimiento o partido que sean.

Simplicio: ¿Te refieres a que después vino la dizque “Apertura Democrática” con Echeverría y el corrupto auge y caída del petróleo con el Jolopo, la “Renovación In-Moral” con De la Madrid Hurtado, el innombrable Salinismo y la Normalidad Democrática con el Zedillismo y que además caímos en la zorruna alternancia Foxista y la Calderonista toma PAN-Priista del poder y el efímero sexenal retorno de los brujos con Peña, amenazados por ya sabes quién? Todos estos a ser enjuiciados próximamente en la encuesta nacional de agosto, excepto los muertos y Echeverría, a todo esto, me intriga saber ¿por qué éste no?

 Diablo: Pues porque Don Luigi, a pesar del extracto de pico de gallo que toma para prolongar su longevidad, ya ese pobre gallo está a punto de colgar el pico…y le tengo esperando en el infernal Pabellón Mexicano su suite especial para los VIP (Very Inmoral Presidents). No vale la pena enjuiciar al pobre…

Simplicio: ¿Pobre? Pobres los millones de mexicanos que su inflación provocó. Nada más por eso debieron haberlo metido en la lista de ex presidentes a juzgar (e incautar sus bienes mal habidos devolviendo al pueblo lo robado... antes de que sus herederos se queden con ellos).

Diablo: Cierto, mi querido Simplicio. Y mejor aquí le paramos a este diálogo que, curiosamente, no ha merecido insultos hacia mí.

Simplicio: Es que, sabes, estoy dispuesto a pactar en secreto hasta contigo (pero no se lo digas a nadie), con tal de transformar a esas viejas clases medias reaccionarias contagiadas mediática y digitalmente por ti, con el virus polarizador.

Diablo: ¿Y Yo, Cómo y Por Qué?

Simplicio: Pues FRENA las mentiras y fake news por todos los medios antes, durante y después de las negativas campañas electorales, las que fomentas masivamente para influir en sus decisiones sobre quién debe estar al mando del país.

Diablo: Bueno, ¿quién le teme a la polarización? Yo le llamo libertad de expresión, de crítica, DEMOCRACIA…

Simplicio: Bueno fuera, pero lo que provocas es que este país se crea que es clase mediero cuando en realidad es clase medievo…

Diablo: Cierto, no salen del feudalismo y ya se creen en la postmodernidá… veré qué puedo hacer para que reconozcan la verdad histórica y voten como debe ser por lo pronto en la encuesta sobre los ex presidentes.

Simplicio: De acuerdo.

Diablo: Pero no te prometo nada sobre la revocación del mandato de ya sabes quién el año que entra, pues ya hasta el jefe de los servidores de la Nación renunció diciendo que tras el resultado de las recientes elecciones no puede garantizar a su Jefe un desenlace positivo. La cuestión se complica.

Simplicio: No, con tu ayuda e influencia en los medios la cosa es muy simple. Sólo espero que esta plática no sea filtrada a los medios…

Diablo:  De acuerdo. Esperemos que así sea. Lo que sí te prometo, Simplicio, es que me llevo tu secreto hasta la tumba, la tuya, por supuesto…jajajajajajajajaja

(Este Simplicio no sabe en el lío en que se ha metido pactando conmigo…)


Visto 1092 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado