Jaime Humberto Hermosillo Director que contó historias elegebeteras

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Jaime Humberto Hermosillo Director que contó historias elegebeteras

Viernes, 17 Enero 2020 09:47 Escrito por 
Jaime Humberto Hermosillo Director que contó historias elegebeteras Iliemilada

El pasado 13 de enero, unos días antes de cumplir 78 años, llegó al final de su vida el cineasta aguascalentense Jaime Humberto Hermosillo. Ya sabe usted, siempre que ocurren decesos, la expresión más común es el roído lamento, untado con el “reconocimiento” y la más alta valoración de quien ya no está en este mundo. Como decía una humorista: ¿Quieres recibir todos los reconocimientos nunca imaginados? ¡Muérete!

Después de ensayar con dos cortometrajes y con un mediometraje en los años 65 y 69, la primera cinta del director y guionista se tituló “La verdadera vocación de Magdalena”, una comedia estrenada en 1972, justo cuando flotaban en el ambiente juvenil los ecos del Festival Rock y Ruedas de Avándaro. De ahí que en la película haya participado el legendario grupo, de origen jalisciense, “La Revolución de Emiliano Zapata”. Esta cinta fue protagonizada por Angélica María, actuando como Magdalena; Carmen Montejo, representando a Zoyla (madre de Magdalena) y, Javier Martín del Campo, en el papel de Emeterio (novio y esposo de Magdalena).

La aportación de Jaime Humberto –hay que subrayarlo—fue desde el cine independiente. Que en días pasados la Secretaria de Cultura de la 4T, Alejandra Frausto Guerrero, haya dicho que se efectuará un homenaje, resulta acomodaticio o, peor aún, despide un tufo utilitario poco congruente.

Las jóvenes generaciones, así como una parte de las añejas biografías, quizá sabrán poco de la filmografía de Jaime Humberto Hermosillo. Tal vez están cubiertos, hasta las cejas, del lucrativo cine hollywoodense y de cintas o series que proveen megaempresas globales como Netflix o Amazon Prime Video.

Formado en el Centro Universitaria de Estudios Cinematográficos (CUEC), Jaime Humberto se nutrió de grandes maestros de talla internacional durante las décadas 60 y 70, pero él reconocía que le había troquelado la narrativa norteamericana de los 40, 50 y 60. Como se sabe, el CUEC se transformó en la actual Escuela Nacional de Artes Cinematográficas (ENAC) de la UNAM. Por ahí ha pasado, junto con el extinto Hermosillo, una parte de lo más granado de los cineastas del país.

Impresentables como Margarita López-Portillo y Pacheco, hermana del autoritario presidente de México José López-Portillo (JOLOPO, el perro de la colina) hizo que la industria cinematográfica tuviese que hacer cine autónomo porque temáticas heterodoxas, como las de Jaime Humberto Hermosillo, simple y llanamente fueran “enlatadas”.

Es posible que algunos recuerden la película “La tarea”, protagonizada por María Rojo y José Alonso, estrenada el 23 de agosto de 1991. El cineasta logró un filme en el que no solamente nos puso en el ojo de la cámara para hacer tomas desde el piso, sino que nos obligó a mirar la escena como auténticos voyeristas de una historia pornográfica, desde luego, soft o ligera, porque la persignada sociedad mexicana no habría aguantado más.

Quizá otro celuloide que algunos recordarán sea “La pasión según Berenice”. Un drama estrenado en el año 1976, que obtuvo tres premios Ariel. Quienes protagonizaron fueron: Martha Navarro, en el papel de Berenice; Pedro Armendáriz Jr., como Rodrigo y, Emma Roldán, representando a Doña Josefina, madrina de Berenice.

Como director de cine independiente, Hermosillo nos legó una amplia colección de historias que ponen en la picota a la institución familiar mexicana de clase media, sus mitos, simulaciones, hipocresías, ambivalencias y su incapacidad para enfrentar la vida erótico-sexual y amorosa que se mueve fuera del mundo heteronormativo.

Al respecto bien valen algunas tardes o noches para degustar filmes como: María de mi corazón (1979), Las apariencias engañan (1983), Doña Herlinda y su hijo (1984), El Verano de la señora Forbes (1989), Exxxorcismos (2002), El mal logrado amor de Sebastián (2004). Dos de sus últimos trabajos se titularon: InFielicidad (con efe mayúscula), estrenada en 2015 y, Crimen por Omisión (2018).

Un día alguien quiso comparar su óptica con la del cineasta español Pedro Almodóvar, pero Jaime Humberto consideró que tenía más diferencias que semejanzas. En cambio, aceptó similitudes con el cine ibérico de Ventura Pons.

Como director y guionista, Hermosillo tuvo grandes fortunas. Trabajó y aprendió de Gabriel García Márquez. El largometraje “María de mi corazón” no habría sido lo que fue sin la pluma colombiana de Gabo. Pero tampoco el celuloide “El verano de la señora Forbes”. A Jaime Humberto se le quedó en el tintero las ganas de hacer una nueva versión de la película Orinoco. No contó con los fondos para llevarla a cabo. No hay existencia sin fracasos o pendientes.

Jaime Humberto ha partido a la Nada. Un ser humano fuera de los cánones ortodoxos, que mucho tuvo que ver con el emblemático Festival Internacional de Guadalajara. Fue proclive a ir a las salas de cine por considerar que era el mejor sitio para apreciarlo. Durante sus últimos años de vida, no se negó a ver filmes en dispositivos móviles. Era alguien de su aquí y de su ahora.

Oriundo de la puritana Aguascalientes, dedicó su existencia a vomitar en la pantalla del cine la hipocresía familiar, el amor heterodoxo y secreto, la diversidad sexual, la intersexualidad y los vaivenes del amor que no se atreve a decir su nombre. Una persona que expuso su interés por la sexualidad y que, detrás de Petra Von Kant, supo dejar parte de sus secretos en su adorada gata, de nombre Petra.

Un día comentó: “Para hacer algo bien (una película en este caso) se necesita ser libre; de otra manera, no saldrán bien las cosas.” Consideró que él no se había censurado nunca y que por ende, siempre había realizado lo que había querido. Eso, cuenta como una vida. Jaime Humberto Hermosillo, te abrazaremos siempre.

Red Internacional FAMECOM

 

 

 

Visto 906 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Luis Alfonso Guadarrama

Iliemilada

Sitio Web: #