Salud reproductiva

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Salud reproductiva

Lunes, 14 Septiembre 2020 00:06 Escrito por 
Salud reproductiva Con singular alegría

Cuando las niñas se nos están embarazando y las mujeres cada vez más jóvenes están en tiempos muy difíciles teniendo sin tregua a sus hijos, es que surge la importancia de una investigación que contenga un diagnóstico a la luz de los procesos sociales, políticos, y económicos que permita explicar la situación de esta mujer joven embarazada, y que aporte a la comprensión integral de su problema. Resalta la necesidad de multiplicar las investigaciones en torno a la mujer joven y el imperativo de alentar programas que mejoren su situación en materia de salud reproductiva.

Propongo que tratemos de analizar lo que es una política pública, y cómo implementar y evaluar la misma. En segundo término, situarnos en dónde a nivel mundial, está la problemática que atraviesan los países y la visión y objetivos del Banco Mundial en torno a los programas emergentes que se están haciendo para combatir la pobreza. Los objetivos para el 20-30.

En tercer término, y como universo de estudio, hablemos de Salud Reproductiva como parte esencial de la Planificación Familiar. Por esto, nos abocamos a lo que ha diseñado el Programa Nacional de Salud 2001-2006. Éste señala que el desarrollo económico, el bienestar social, la estabilidad política y la seguridad nacional del país, dependen de la salud de la población. No de la cultura, ni de la educación, sino va más al fondo: de la salud. Enfatiza que ésta es una inversión para un desarrollo con oportunidades. Un claro ejemplo de ello, dice, es la salud reproductiva.

En cuarto lugar, hablemos de la mujer en la historia, hasta llegar a la mujer en México, y especialmente encontraremos a la mujer joven de nuestro estado. Vamos a hacer un diagnóstico de la situación actual de la mujer. Veremos que ha estado haciendo el Consejo Estatal de Población, específicamente en el ámbito de planificación familiar y salud reproductiva.

En quinto lugar, digamos por qué pensamos en la mujer como reproductora de la pobreza; en el sexto, se podrán exponer todas las políticas públicas que existen en el gobierno, tanto federal como estatal, en torno a salud reproductiva: las distintas secretarías que tienen estos programas desarrollándose desde hace años, como Gobernación y Desarrollo Social y los que existen en nuestro estado. Con todo y su marco jurídico de referencia.

Dentro del área académica, tendremos un acercamiento de lo que en algunos lugares de América Latina se está haciendo al respecto, tomado de investigadoras que han dado su vida para que exista en su país un Programa de la Mujer. Estos puntos los toca el apartado siete de nuestro trabajo.

En la parte de conclusiones se propondrán soluciones a los problemas que han tratado ellas mismas de presentar, y así dar vitalidad y fuerza a los programas que tienen algunas instituciones gubernamentales, no gubernamentales, educativas o sociales. Programas todos que por falta de planificación social y económica y de políticas públicas dentro de la administración pública, tienen que entrar a la agenda política del gobierno estatal, urgentemente. No como promesa, sino como pronta solución.

Parte de nuestro trabajo, debe ser abordar la situación por la que atraviesa la mujer mexiquense en torno a las políticas de planificación familiar y salud reproductiva, para tratar al final una idea de lo que podría ser una nueva política pública: la de comunicación social para la salud reproductiva de la mujer.

Por último y como tesis ya comprobada con años de trabajo y esfuerzo, la posibilidad de transmitir a ellas, luz al reconocimiento de su cuerpo y hacerlas entender la potestad que tienen sobre éste. Ellas, no nadie más. Al final de cuentas y de la vida, ese sería el único gran objetivo de este trabajo.

Ante este panorama, este trabajo tiene la intención de aclarar por qué son importantes las políticas públicas: el entender qué significa gobernar. Razonar sobre la propuesta de un nuevo modelo de interpretación, teniendo como base la argumentación, para la operación o ejecución de cualquier problema de interés público. Y por supuesto, hacer énfasis en que este problema está incluido dentro del esquema económico de la sociedad mundial.

Los medios de comunicación podrían ser una vía efectiva para la educación de la mujer, abriendo espacios para la enseñanza a distancia y la promoción de mensajes básicos para el cuidado de su salud, la adquisición de hábitos de higiene y su alimentación y la elevación de su autoestima, como vía para su crecimiento en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Este es un esfuerzo. Andemos pues.

Visto 716 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Gilda Montaño

Con singular alegría