La inseguridad exhibe a los presidentes municipales

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La inseguridad exhibe a los presidentes municipales

Miércoles, 03 Marzo 2021 00:08 Escrito por 
La inseguridad exhibe a los presidentes municipales Lo bueno, lo malo y lo serio

Los presidentes municipales interesados en la reelección se encuentran más preocupados por quedar bien con sus gobernados que por cumplir con sus funciones, esto sucede en varias partes del país, y en el Estado de México no podía ser diferente.

Sin embargo, uno de los problemas que más preocupa a la sociedad, después de lo que representa la pandemia, claro, es la inseguridad. Materialmente es el dolor de cabeza para todas las autoridades en todo el territorio nacional. Pero, ¿cómo se atiende este flagelo?

Sin duda, el crimen organizado mantiene dominio en zonas establecidas por el trasiego de drogas, pero también por el huachicol y el cobro de piso, entre otros. Sin dejar de señalar que la delincuencia común no reduce su actividad delictiva, y gran parte de la responsabilidad para su combate corresponde a los cuerpos de seguridad pública municipal.

Ante la presencia del ejército en las calles para hacer frente a la inseguridad, los policías municipales mostraron inconformidad por lo que consideraron una intromisión, y aunque ya ha pasado mucho tiempo desde que el ejército empezó a realizar estas labores, aquellos no terminan por aceptar tal circunstancia.

Independientemente de lo anterior, los presidentes municipales deben saber que es su obligación brindar seguridad a sus ciudadanos, no es sencillo, pues deben coordinarse con la federación y el Estado para cumplir con tan importante labor.

La poca preparación para algunos ediles se manifiesta al no entender cuál es su rol. Por ejemplo; la posición del de Ecatepec, Fernando Vilchis Contreras así lo demuestra; recientemente declaró que la Fiscalía General de Justicia ha venido realizando acciones de hostigamiento en su contra, tras la instalación de un centro de recarga de tanques de oxigeno en un parque público, por lo que considera que el motivo del hostigamiento es por haber solicitado la depuración de mandos de dicha corporación por incapacidad para investigar y combatir los delitos de alto impacto, haciendo sentir que lo de las recargas fue el pretexto.

Lo que el presidente municipal no sabe y tal vez nadie le ha dicho, es que para el tema de la seguridad, en cuanto hace a la prevención, es responsabilidad municipal; será más bien porque es Ecatepec uno de los municipios que no ha podido garantizarla con ninguno de sus antecesores y tampoco con su administración.

La corta visión de Vilchis le impide entender que para dar resultados en tan importante tema es la coordinación ya mencionada entre el gobierno estatal y la federación, porque la delincuencia ha rebasado a todos, pero desde luego, no es culpando a otros por la incapacidad propia como se solucionará el problema.

La delincuencia no iba a terminar de ninguna manera sólo por el deseo de que así fuera. Se requiere de mucho trabajo; preparación de los cuerpos de seguridad, equipo, buenos sueldos, exámenes de control y confianza, estrategia. Es importante hacer una buena inversión para alcanzar la parte del éxito que le corresponde.

Por lo que solicitar cambio de personal de la fiscalía porque a su parecer no cumplen con su obligación, ya que según él, se nota su ineficiencia en la falta de prevención del delito, es inexacto. A la fiscalía corresponde investigar delitos, por lo que la solicitud que hace no le dará lo que espera. Más bien, esto se debe a que el edil fue citado, de acuerdo a lo que él mismo declaró.

Todo se centra en el interés que legítimamente tiene Vilchis Contreras para buscar la reelección, como otros en su posición. Aunque tal interés muchas veces representa desatender sus obligaciones, y se ha notado que al no tener mucho qué presumir se suben a lo que pueden para mostrarse, como pasa con el tema de las vacunas contra el COVID-19, o, como en el caso del ecatepense, del oxígeno medicinal.

Como ya se señaló, Vilchis no es el único, otros en su misma posición se encuentran distraídos con las elecciones del próximo junio 6, es su derecho, pero también es su obligación cumplir con los ciudadanos, no es únicamente sacándose la foto y presumir ayuda como deberían buscar un nuevo periodo.

Lo preocupante es que pocos o ninguno cumplen con lo que se comprometieron para llegar a ocupar su cargo, y como consecuencia, la sociedad recibe tan poco de sus autoridades que ya hasta lo ve normal, con ese poco se conforma; la costumbre de solo recibir dádivas por medio de programas sociales con el único fin de obtener su simpatía y por supuesto, su voto.

Lo mismo sucede en otras demarcaciones, como en la de Toluca, con Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ¿qué le sucedió? En su anterior periodo dio mejores resultados que en la presente, a pesar de presumir ahora equipo, más policías y mejor preparados, pero la delincuencia le da otros datos a los que esperaba.

En Metepec y Zinacantepec no existen avances significativos, y ni qué decir de Calimaya. La inseguridad se impone ante la falta de coordinación de los ediles con los gobiernos estatal y federal. En el momento que se comprenda a fondo que se puede lograr más con un proyecto ambicioso, bien estudiado y bien coordinado, será otra cosa.

La seguridad es un reclamo social con el que todas las autoridades quedan a deber; la federación, el estado y los municipios, pero el agravio lo sufren los ciudadanos que no se sienten seguros en ningún lugar.

 


Visto 739 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio