La vida después de la vida

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La vida después de la vida

Martes, 19 Octubre 2021 00:40 Escrito por 
Iván Olivares Iván Olivares Paradojas

Ahora que tenemos que identificar los tiempos con un color, de acuerdo al número de contagios registrados por Covid-19, da gusto de algún modo, el hecho de que, a partir del día de ayer, en el Estado de México hayamos pasado a semáforo verde. Han sido meses muy complicados para todos, hemos tenido que soportar el embate de un virus desconocido que pronto se convirtió en un problema de salud mundial.

Todos hemos sido testigos de que la tranquilidad individual y colectiva puede desvanecerse en un instante. Después de este tiempo, hemos podido reconocer la debilidad y fragilidad de los seres humanos, no solo en un sentido físico y emocional; hemos descubierto con lágrimas y dolor, que todo aquello que conocíamos estaba fincado sobre un castillo de naipes, fácil de derribar. Nuestras relaciones personales, el trabajo y la educación, la alegría y hasta el miedo mismo, como los conocíamos se han convertido en un recuerdo.

Todo se transformó en el abandono de la vida, en espacios solitarios, en angustia, en dolor y muerte. Las cosas como las conocíamos ya no están ahí, porque incluso si dejáramos de usar el cubrebocas, respirar nunca será igual. Lamentablemente han sido tiempos donde atrás quedaron muchos sueños, aspiraciones y años por vivir. Se redujo al espacio privado todo aquello que llamábamos vida, se redujo tanto que es evidente el daño del encierro; la claustrofobia emocional que nos aqueja ha dejado huellas de un daño imborrable.

Pero, aunque hemos dejado eso y más en el pasado, es tiempo de mirar hacia adelante, es tiempo de reconstruirnos, de reinventarnos, de mirar el futuro con mayor optimismo. Es tiempo de que honremos a los que ya no están, a los que siguen en la lucha, y celebremos la vida; para ello, es importante que sigamos cuidándonos todos, de ser responsables y de actuar con empatía. Para nadie ha sido sencillo este andar, de alguna forma todos hemos padecido a esta pandemia, por eso necesitamos que ese semáforo verde se perpetúe. No es tiempo de especulaciones, no hay cabida al escepticismo, como si lo hay a la esperanza.

Los esfuerzos del gobierno deben ser equiparables a los esfuerzos de cada uno de los individuos por combatir la adversidad, por ello, también se debe reconocer que ante la ruptura de todo lo que antes fue, es tiempo de construir el presente que nos dará un mejor futuro. Ver a las familias, a los niños correr de nuevo en los jardines, a padres y abuelos abrazarse de nuevo, a todos haciendo lo que más nos gusta y necesitamos, debe ser el augurio de cada uno de nosotros hacia una vida nueva.


Visto 687 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Iván Olivares

Paradojas