La inseguridad exhibe la ineficiencia de las autoridades

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

La inseguridad exhibe la ineficiencia de las autoridades

Miércoles, 10 Noviembre 2021 00:59 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

Es imposible apartar la idea de que la inseguridad ha escalado a niveles nunca antes vistos, debido a la poca atención que se le ha prestado por todos los niveles de gobierno, empezando desde luego por el federal.

En los últimos años hemos visto cómo al no poder siquiera presentar números estadísticos que eviten hacer notar que la famosa estrategia en el combate a la delincuencia ha fracasado; los abrazos y no balazos en cada momento exhiben la incongruencia frente a lo que ya venía siendo el flagelo para el pueblo.

Las autoridades no encuentran la forma de contener, reducir, o resolver ese problema que aleja la inversión. Independientemente de los desatinos gubernamentales, la inseguridad hiere de muerte a uno de los flujos económicos más importantes del país, el turismo.

Pero ¿por qué tendría que ser diferente? Desde la época de Felipe Calderón, pasando por el expresidente Peña Nieto hasta llegar al gobierno del presidente Andrés López Obrador, parece que la delincuencia ha encontrado incentivos, en vez de motivos para recular en sus actividades.

Poco a poco va cayendo la percepción de los ciudadanos de sentirse seguros en sus lugares de residencia, lo que merma en sus actividades diarias. En un tiempo demasiado corto la sensación de vulnerabilidad ha ganado terreno. Las zonas que anteriormente se percibían seguras, ya no lo son tanto.

Lo sucedido en Metepec; respecto de la cancelación del Festival Espacio Metepec, debido a las amenazas que aparecieron en mantas colocadas en diferentes puntos del valle de Toluca y que se adjudicó un grupo delictivo, pone en evidencia lo que ya se había venido descubriendo de a poco. No se debe olvidar la reciente emboscada que sufrió un fiscal regional y agentes ministeriales en Texcaltitlán, entre Coatepec Harinas y Almoloya de Alquisiras, en la que murieron dos ministeriales; aunque los hechos violentos se vienen dando desde hace ya mucho tiempo, sobre todo, en la parte sur de la entidad mexiquense.

En esta ocasión, la banda La Adictiva hizo su presentación bajo un fuerte dispositivo de seguridad, a pesar de las amenazas. Sin embargo, su camión fue baleado en la carretera Toluca-Atlacomulco. La delincuencia ha venido ganando terreno en el corazón del Estado de México. ¿Qué se hará al respecto?

Por mucho tiempo se ha ocultado que existen grupos delincuenciales que se han ido apoderando de la plaza, no se informa y no se permite comunicarlo a los medios oficiales, pero eso no quiere decir que el peligro no exista. Ocultar la verdad no ha funcionado, bien lo pueden dejar de manifiesto los hechos que se suceden uno tras otro, son cosas que no pueden pasar por alto, la negación genera relajación.

La obligación de las autoridades es alertar a sus ciudadanos, para que en conjunto se busque la forma en la que se debe enfrentar el problema, si mientras al ciudadano se le siga tratando como a un menor de edad, más difícil será encontrar mecanismos de protección.

Negar el derecho al pueblo de saber cuál es el estado real de las cosas y sobre todo en el aspecto de la seguridad, lo encapsula en una realidad alterna, en la que se le convence que no pasa nada, hasta que le pasa. Pero entonces, no está preparado para saber qué es lo que debe y puede hacer.

Las amenazas y cancelación de un evento de la importancia del Festival Espacio Metepec, inevitablemente dejarán un estado de incertidumbre del que será difícil rescatar la confianza ciudadana y de empresarios, así como la forma en la que deberán patrullar los elementos de seguridad.

El gobierno federal presume una inexistente estrategia que cristaliza en palabras vacías, esa inactividad no ha mostrado eficiencia más que en publicidad para quien la ha promocionado durante tres años, entonces, los gobiernos estatales deberían encontrar otras formas de cómo solucionar el problema, porque las autoridades municipales se encuentran rebasadas años luz de los delincuentes.

Las cosas en la República no están bien, más de 100 mil muertos son la prueba de ello. La seguridad no podrá corregirse con una estrategia que únicamente es publicitaria, porque ha demostrado su ineficiencia para desgracia del grueso de la población. Son comunidades enteras que han tenido que abandonar sus lugares de origen y parece que a nadie le importa.

Las masacres son el pan de todos los días, lo más preocupante es ver que cada vez se toma con mayor naturalidad. No, eso no es normal, ni se puede aceptar que así se vea, ni hoy, ni ayer, ni nunca.

El gobierno federal se encuentra concentrado en las próximas elecciones; no en gobernar; no en atender la salud; no en resolver la crisis económica; menos aún en la seguridad y muy pronto será más notorio.

Pero sí existe una entidad que está resguardada y blindada. En reciente entrevista con Loret de Mola, Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México dejó en claro lo que es evidente, que ahí si existe apoyo por parte del gobierno federal, a través del ejército y de la marina. Se invierte todo el poder del estado federal para mantener lo más segura posible a la capital, que, sin embargo, es la propia capital la que evidencia parte del fracaso y de la inoperancia de los abuelos y madres de los delincuentes, no les han funcionado sus regaños, al grado de haber puesto en peligro la vida del propio director García Harfuch. 

Pero si a la capital del país no le resulta un día de campo atender con todo el apoyo que obtiene de la federación, peor aún se encuentran los estados que son gobernados por la oposición, bien se puede destacar los gobiernos de Guanajuato, o de Michoacán, entre otros, en donde parece que la indicación es permitir que la delincuencia se manifieste con toda su crudeza para marcar diferencias.

No es un secreto que así actúa el gobierno de la República, renuente a gobernar para todos por igual. Sin embargo, el Estado de México parecía tener buenas relaciones con el gobierno federal, gracias a la diplomacia del gobernador Alfredo del Mazo, pero aparentemente no ha sido suficiente, el tren interurbano México-Toluca y la inseguridad lo dejan en evidencia, a pesar de que es en la entidad mexiquense en donde se asienta uno de los proyectos emblema de la 4t.

¿Qué se hará respecto de las amenazas y cancelación del evento de Metepec? ¿Se seguirá en espera del apoyo federal? ¿el presidente ya se empezará a tomar en serio su responsabilidad y hará algo, además de reunirse a tomar café todos los días a las 6 am?

Todo es cuestión de tiempo, para descubrirlo.


Visto 853 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio