En suspenso la candidatura por parte del PRI en Edoméx

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

En suspenso la candidatura por parte del PRI en Edoméx

Miércoles, 21 Septiembre 2022 00:30 Escrito por 
Alfredo Albiter González Alfredo Albiter González Lo bueno, lo malo y lo serio

Muchos esperaban interpretar las señales que podría haber emitido el gobernador Alfredo del Mazo Maza durante su discurso con motivo del quinto informe de gobierno, respecto de la, o el candidato de la Alianza Va por el Estado de México, o en todo caso de su partido, para enfrentar las elecciones a gobernador del próximo año.

Las cosas no se presentaron de esa forma, no hay, por el momento, definición alguna, menos aún por las condiciones que al día de hoy enfrenta el Partido Revolucionario Institucional (PRI), en cuanto a percepción de aceptación, pues está en juego no únicamente la importante candidatura, sino tal vez, su existencia, por lo menos como se le conoce hasta ahora, porque se encuentran en un momento crucial de definiciones y posibles resquebrajamientos por las diversas coyunturas que se les han presentado.

Al PRI le ha costado trabajo volverse a posicionar en el agrado de los ciudadanos, porque materialmente fue acosado durante años, a través de señalamientos que desde la oposición les lanzaba el hoy mandatario de la Nación, con base en acusaciones de corrupción; en la mayoría de las ocasiones sin pruebas, pero era lo que menos importaba, pues se exageraba para presentarse como único y auténtico salvador de la patria, sin embargo, todo eso los dejó materialmente en la lona.

A pesar de ello, el año próximo pasado, las condiciones políticas beneficiaron al otrora poderoso instituto político, recuperando con la alianza, grandes zonas; municipios y distritos. Bien a bien, nunca se sabrá si la conquista de las regiones recuperadas arrebatadas a Morena, fueron por obra y causa de los priistas o con motivo de la coalición.

Ponerlo en duda a estas alturas sería un grave riesgo que los priistas no deberían jugar, aunque han dejado ver que toda decisión se tomará al interior de ese partido que se ha distinguido, a través del tiempo, en el respeto que le tienen a su dirigencia, y anteriormente, al llamado primer priista que normalmente era el presidente de la República.

Por lo mismo, al dejar de ser el partido hegemónico, se ha visto en la necesidad de buscar un nuevo liderazgo, porque más parece que se sienten huérfanos; es en donde se descubren las grandes diferencias de los posibles líderes. Pero ¿a quién hacer caso?, ¿a quién obedecer?, ¿con quién unirse?, son las grandes preguntas que seguramente se hacen los priistas, sobre todo, porque ahora es más complicado, puesto que su presidente nacional Alejandro Moreno se encuentra en una encrucijada muy complicada de sortear.

Nadie puede negar que Moreno se enfrenta al peor momento de su vida política y, tal vez, de seguridad y libertad personal, sin embargo, al mezclar sus intereses personales con los intereses del partido, cabe obligarse a la reflexión, ¿valdrá la pena?, porque en todo caso, esa salvación de su persona y que busca desesperadamente, se está llevando entre los pies a una alianza en la que muchos mexicanos depositaron su confianza.

En términos prácticos, Moreno no únicamente ha fallado a sus correligionarios, sino a los ciudadanos que creyeron en la alianza; priistas, panistas, perredistas y sociedad civil, de los cuales, muchos han confesado que eran indiferentes a las decisiones de los políticos, aun así, decidieron apoyar esa unión.

Por lo anterior, en el gobernador Alfredo del Mazo recae una gran responsabilidad, y lo sabe, por eso, ha sido muy cauteloso en su discurso, al no haber mencionado cuál ha sido su determinación del eventual candidato o candidata de su partido, porque las circunstancias no se lo permiten, y porque comprende que lo que diga será tomado de muchas formas, sobre todo, para su dirigencia nacional, para la alianza, y para el pueblo mexiquense.

Para muchos actores políticos es urgente que se decida quien contenderá contra la segura rival, Delfina Gómez de Morena, pero no es fácil tal decisión, ya que si se anuncia que Alejandra del Moral es la que representará al PRI en solicitarlo, por ejemplo; parecerá estar entregando la plaza, supuestamente para como piensan muchos.

Es comprensible que se tome con cautela la determinación más importante, que tarde o temprano tendrá que decidir, quiera o no; ello comprometerá su futuro personal, y el de la alianza en el Estado de México, al mismo tiempo, estará atento a lo que suceda en el Senado de la República, respecto de la permanencia del ejército hasta el 2028.

Nada sencillo lo que se le presenta al mandatario estatal, por consecuencia, tendrá en sus manos una tarea fundamental, que para nadie puede ser un secreto; del Mazo, como otros, sueña con la candidatura a la presidencia de México. ¿Hasta dónde está dispuesto a arriesgarse por ese sueño?, ¿hasta dónde se le permitirá mover sus piezas?

Lo que aún se espera, son los cambios en el gabinete estatal, y tal vez, con ello, podrá descubrirse algo un poco más cercano a lo que tiene planeado el mandatario estatal hacer para el próximo año. ¿Será de su interés conservar el último bastión de su partido, para impulsar la posibilidad de representar a la alianza en el 2024?

El PRI se encuentra inmerso en tiempos muy complicados y solo habría que recordarles que el Partido de la Revolución Democrática (PRD), fue reducido a su mínima expresión gracias al paso de López Obrador por ese partido, que se encargó de desmantelarlo para llevarse a gran parte de los cuadros izquierdistas. Hoy, lo mismo está haciendo con el PRI, la mayoría, eso sí, se mueve por intereses personales, para acompañar al hoy por hoy, poderoso mandatario.

La pregunta que se tendrían que hacer es: ¿valdrá la pena?


Visto 1190 veces
Valora este artículo
(0 votos)
Alfredo Albíter González

Lo bueno, lo malo y lo serio