Reformas o no, sigue controlando la agenda

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Reformas o no, sigue controlando la agenda

Miércoles, 07 Febrero 2024 00:22 Escrito por 
Ricardo Joya Ricardo Joya La tribu entera

La estrategia es clara: mantener el control de la conversación pública y marcar la agenda de los diferentes actores políticos, sobre todo cuando iniciarán unas de las campañas más competidas de la historia. El presidente del país sabe que en comunicación no hay espacios vacíos y él quiere continuar en la discusión, de manera que se pierda la atención de los problemas que requieren urgente resolución, y al mismo tiempo él esté vigente en las campañas electorales.

Sería absurdo pensar que no lo tiene calculado. En este momento, el número de legisladores afines a Morena no le alcanzan para hacer las 18 reformas constitucionales que pretende, porque requieren –para su aprobación- la mayoría calificada (al menos las dos terceras partes de quienes se encuentran presentes al momento de la sesión de la Cámara que corresponda).

Son iniciativas de reforma a la Constitución Política de nuestro país, enfocadas a aspectos políticos, económicos, laborales, educativos, electorales y sociales.

Reconocer a los pueblos indígenas y afromexicanos como sujetos de derecho público; derecho a pensión para los adultos mayores, a partir de los 65 años de edad, y aumentar el monto cada año, además de otorgar un apoyo universal a personas con discapacidad. Otorgar becas a estudiantes de familias pobres en todos los niveles de escolaridad.

Ofrecer atención médica universal gratuita; que los trabajadores puedan ser dueños de sus viviendas; prohibir el maltrato animal; no otorgar concesiones para minería a cielo abierto y prohibir el fracking para la extracción de hidrocarburos; hacer respetar las zonas con escasez de agua y solo autorizar concesiones para uso doméstico.

Prohibir el comercio de vapeadores y drogas químicas como el fentanilo, además de penalizar con severidad el delito de extorsión de la delincuencia organizada, y también penalizar el delito fiscal ejercido por la delincuencia de cuello blanco mediante factureras; no permitir que el salario mínimo sea menor a la inflación anual; asegurar que el salario mínimo de maestros de educación básica de tiempo completo, policías, guardias nacionales, soldados, marinos, médicos y enfermeras no será menor a lo que perciben los trabajadores afiliados al Seguro Social.

Revertir las reformas de pensiones –de 1997 y 2007-, pues afecta a trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social y el ISSSTE, al no permitirles una jubilación del 100 % de su salario, con lo que plantea un capital semilla superior a 64 mil millones de pesos, el cual se incrementaría anualmente. Garantizar el derecho a la educación y al trabajo, por lo que propuso un esquema de contratación para los jóvenes durante un año con el equivalente a un salario mínimo.

Mejorar las condiciones de los campesinos a través de un jornal justo y permanente; promover la utilización de trenes de pasajeros con el uso de los 18 mil kilómetros de vías férreas, así como garantizar el derecho a los servicios de internet y devolver a la Comisión Federal de Electricidad su carácter de “empresa pública estratégica, en beneficio de los consumidores domésticos.

A ello se suma una iniciativa de reforma electoral en la que se prevé reducir gastos destinados a campañas y partidos políticos, así como eliminar las candidaturas plurinominales, reducir el Congreso de 500 a 300 diputados y de 128 a 64 senadores.

Además, propone que tanto los consejeros como los magistrados de organismos electorales sean designados por voto directo de la ciudadanía y reducir del 40 % al 30 % el número de participantes en consultas populares. Plantea también que jueces, magistrados y ministros del Poder Judicial sean electos de manera directa por el pueblo.

En materia de seguridad propone que la Guardia Nacional forme parte de la Secretaría de la Defensa Nacional para evitar que “se corrompa como la antigua policía federal”. Convertir en política de Estado la austeridad republicana, por lo que planteo redactar con mayor claridad y contundencia el artículo 127 constitucional, de manera que ningún servidores público gane más que el presidente de la República.

Finalmente, eliminar las dependencias y organismos onerosos y elitistas a lo que refiere como “supuestamente autónomos”.

Naturalmente las propuestas pueden ser atractivas como oferta de campaña y ese es el objetivo final. En su estrategia narrativa, el presidente solo necesita que se discuta de los temas que plantea. Si se aprueban (que es difícil aunque no imposible, por el nivel de la oposición que se tiene ahora), naturalmente gana él, y además le coloca la agenda a su candidata, Claudia Sheinbaum. Si no se aprueban, gana también porque seguirá teniendo argumentos para victimizarse y erigirse en el héroe que ha pretendido ser en toda su administración, luchando contra el monstruo neoliberal, y con ello continúa su posicionamiento.

#TodoComunica

¿En algún momento alguna autoridad convocará a la sociedad y los sectores productivos, así como a los tres órdenes de gobierno, para integrar un Plan Nacional de Emergencia Hídrica que permita revertir la tragedia hacia la que seguimos avanzando?


Visto 744 veces
Valora este artículo
(1 Voto)
Ricardo Joya

La tribu entera