¿Justicia?.. Vergüenza debería darles

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Justicia?.. Vergüenza debería darles

Lunes, 26 Febrero 2024 00:30 Escrito por 
Diana Mancilla Álvarez Diana Mancilla Álvarez Sin Titubeos

Como logro de la Fiscalía de Justicia del Estado de México (FGJEM) y la de la Ciudad de México (FGJCDMX), se difundió que en días pasados aprehendieron, en Chimalhuacán, a una adolescente por haber abandonado a su hija de dos años en las calles de la delegación Álvaro Obregón, en la CDMX. Hasta aquí todo parece correcto, aprehenden a una madre que abandonó a su hija y “se hace justicia porque la ley así lo marca”. La Fiscalía lo presume y todo bien, supuestamente.

Sin embargo, ¿realmente esto es un logro? La realidad es que no. La información que da a conocer la FGJEM es que la madre, de nombre Janet, solo tiene 17 años de edad. Es, bien lo dicen ellos, una adolescente, de la cual no tendrían por qué dar su nombre, sea quien sea que lo haya dado a conocer (fiscalía o policía municipal), ni siquiera exhibir un caso así, que solo demuestra lo podrido de la sociedad y de la ineptitud del gobierno, en sus tres niveles.

Quien la denunció, de acuerdo con la información dada a conocer por los medios de comunicación, fue la persona, adulta mayor, a la que le pagaba para cuidarla. Ello, significa que una menor de edad fue contratada en una casa. El hombre, al ver la imagen en televisión, luego de que Janet abandonara a la niña, “llamó a las autoridades de la FGJCDMX quienes la trasladaron hacia la Fiscalía Especializada de Delitos Cometidos en Agravio de Niñas, Niños y Adolescentes, donde pasó la noche”, dicen en las noticias.

“La madre también fue acompañada por su otra hija, una niña de 3 años de edad, las cuales ya están en el centro de estancia transitoria de la FGJCDMX, en donde estas autoridades estarán dando a conocer la situación jurídica de Janet y lo que pasará con el futuro de estas niñas de 2 y 3 años que se encuentran resguardadas por la FGJCDMX”.

La Fiscalía del Estado de México, en coordinación con la de la Ciudad de México, ubicaron a la madre adolescente y la aprehendieron. Cuando Janet fue interrogada, declaró que abandonó a su hija de dos años porque ya no tenía dinero y no le podía comprar pañales ni leche, porque también tenía a su otra hija de tres años.

Revisemos la historia. Una adolescente de 17 años, con dos hijas pequeñitas, deja a una en la calle por no tener dinero para mantenerla. Trabajaba pero no era suficiente para mantener a las dos. La solución, sí, de acuerdo con la ley, es encarcelarla y quitarle a sus dos hijas “porque están haciendo justicia”, Presumirlo mediáticamente es hasta insensato. Los gobiernos de la Ciudad de México y del Estado de México deben poner mucha atención.

Yo les pregunto a las autoridades, ¿dónde estaban cuando Janet tenía 14 años (siendo casi una niña) y dio a luz a su pequeña que ahora tiene tres años? ¿O cuando tenía 15 años y nuevamente dio a luz a la pequeña de dos años, a la que se vio obligada a abandonar? ¿Qué leyes la protegieron? ¿Qué “buenos” ciudadanos denunciaron al padre que abandonó a esas dos hijas y a su madre adolescente? ¿Qué autoridades aprehendieron al padre de esas dos niñas? ¿Qué ley castiga al padre de esas tres niñas (porque la madre, también lo era)?

Un hombre puede embarazar a una mujer y dejarla porque no es su esposa, o aunque lo sea. No pasa nada. Puede considerarla mujer de un rato y largarse. No pasa nada. Quien se queda con la responsabilidad, y todo lo que esto conlleva, es la mujer, al hombre nadie lo señala, nadie lo denuncia, nadie lo detiene.

Si la mujer aborta, en caso de que lo haga en uno de los estados del país que esté permitido, debe hacerlo a escondidas porque, de lo contrario, es una mala mujer. Si lo quiere hacer en alguno de los estados que está prohibido, comete un delito, grave, y es encarcelada (Desgraciadamente, son los menos donde está permitido). El hombre que provocó ese embarazo, no es juzgado por ninguna ley.

Esperemos que, con Janet, la Procuraduría de Niñas, Niños y Adolescentes de la Ciudad de México, tome el caso, defienda a esta adolescente y ayude a sus pequeñas hijas, que no las separe. Ojalá que el Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) exija a las y los legisladores, a que se den cuenta que es mentira que exista igualdad de género en las leyes. Solo juzgan a las mujeres que abandonan a sus hijos.

Es necesario que los gobiernos ocupen los recursos que dicen gastar en programas de prevención de embarazo adolescente, que dicho sea de paso, cada año aumenta en lugar de disminuir.

También sería justo, que así como las Fiscalías “presumen” y difunden este tipo de “logros”, difundan los programas que existen, si es que existen, a favor de las madres adolescentes solas. Que la sociedad, deje de ser tan dura con las mujeres que abandonan a sus hijos, sin pensar por la situación que están pasando para llegar a hacer eso.

Cuando no haya adolescentes en las condiciones de Janet, que debería haber disfrutado su adolescencia y no estar trabajando para darle de comer a dos hijas. O niñas de hasta de 11 años siendo madres sin disfrutar su niñez (muchas a causa de abuso sexual), entonces, y solo entonces, puede ser que se hable de justicia.


Visto 3807 veces
Valora este artículo
(7 votos)