Jilotzingo

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Jilotzingo

Lunes, 01 Abril 2024 00:05 Escrito por 
Diana Mancilla Álvarez Diana Mancilla Álvarez Sin Titubeos

Fue en 2017 cuando el entonces presidente municipal, Eric Javier Olivares Chávez, y la secretaria del ayuntamiento y posterior alcaldesa, Evelyn Mayén González, otorgaron los permisos para construir Bosque Diamante, un desarrollo de casi 20 mil viviendas. La autorización fue otorgada a la empresa Bosque Avivia 58, de la familia Funtanet, quienes también construyeron Bosque Real en Huixquilucan.

La lucha de los habitantes de Jilotzingo no se hizo esperar, pues representaba la tala de 186 mil árboles en 238 hectáreas de zona boscosa, un gran pulmón y zona protegida.

Pero no sólo eso, también el impacto a más de 500 especies de flora y fauna, según especialistas.

Por iniciativa de los pobladores de este municipio para proteger el predio conocido como Espíritu Santo, en 2019 una orden de amparo decretada por el juzgado décimo de distrito de Naucalpan, con número de expediente 68/2019/VII, frenó el desarrollo residencial mientras se determinaba el juicio de amparo que fue ganado en 2023.

El juicio de amparo es una denuncia contra la inmobiliaria y contra las autoridades que otorgaron los permisos, por encontrar irregularidades en la manifestación de impacto ambiental, afectaciones rompiendo ordenamientos ecológicos territoriales del Estado de México, afectación al agua y al suelo, entre otras causas.

Especialistas también consideran que la tala afectaría a los habitantes de Atizapán de Zaragoza, específicamente en los alrededores de la presa Madín, porque dejaría de captar millones de metros cúbicos de líquido y la contaminación sería mayor.

Cuando fue detenida la obra, el entonces gobernador Alfredo Del Mazo, con el equipo legal estatal, intervino para tratar de que la construcción de las viviendas se llevara a cabo, con el argumento de afectación a su gobierno en la materia. No tuvo éxito y, ante la presión social tan fuerte, tuvo que pronunciarse por su cancelación. Todo esto ocurrió cuatro meses antes de concluir su gestión.

Hubo un movimiento para evitar una gran devastación ambiental. Sin embargo, hoy, toda esa zona está siendo consumida por el fuego. Desde hace casi dos semanas, un incendio no ha podido ser controlado por los combatientes. El deterioro ambiental ha sido impresionante. ¿Casualidad?


Visto 1531 veces
Valora este artículo
(1 Voto)