¿Nueva Constitución (in) Moral?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Nueva Constitución (in) Moral?

Lunes, 27 Agosto 2018 00:12 Escrito por 

Las ocurrencias siguen permeando en la humanidad del presidente electo Andrés Manuel López Obrador, ya que este fin de semana trabajó con un reducido grupo de colaboradores para redactar la Constitución (in) Moral para que los mexicanos “nos encaminemos hacia el bien”, sin mirar a quién.

Ahora resulta que tendremos dos constituciones a partir del primero de diciembre, nuestra Carta Magna y la (in) Moral que será un compendio de valores e ideas para recuperar la educación cívica. ¡Ah caray!

Los “Iluminati” que verterán sus conocimientos de qué es moral y que no lo es en nuestro vapuleado país son, Verónica Velasco, Francisco Ortiz Pinchetti, Jesús Ramírez y Enrique Galván Ochoa, entre otros asuntos se pretende construir una “sociedad incluyente y democrática”. (¿?).

Jesús Ramírez, su próximo vocero, explicó que “necesitamos volver a recuperar la educación cívica, la ética como parte de la formación educativa”, agregó que también se verá reflejada a nivel gobierno.

La moral es un conjunto de normas, creencias, valores y costumbres que dirigen o guían la conducta de las personas en la sociedad. La moral permite distinguir cuáles acciones son buenas y cuáles malas, -según- Wikipedia.

¡Vaya, vaya!, resulta que los más de 125 millones de mexicanos aprenderemos moral en este “nuevo México mágico”.

Si bien es cierto que la clase de Formación Cívica y Ética se imparte desde el nivel de primaria, deberá anexarse la clase de moral que en nuestros tiempos, era una asignatura obligatoria. Por lo pronto, el presidente electo López Obrador, debe enviar profesores para su equipo, sus próximos legisladores, así como su partido (Morena), para que les den unas clases de moral. El buen juez por su casa empieza.

Recordemos aquella frase que hiciera famosa Gonzalo Natividad Santos Rivera, reelecto diputado en cuatro ocasiones hasta 1934, fue también senador y por último gobernador de su natal San Luís Potosí, (1943-1949), en la administración del expresidente Miguel Alemán Valdés: cuando en ésa época se hablaba de moral: “la moral es un árbol que da moras y que sirve para pura tiznada”.

La nueva Constitución jurídica, no será jurídica ni tendrá que obedecerse, pero es otro cascabel que le pone al gato el tabasqueño, para seguir con los distractores hacia la sociedad en general.

Lamentablemente nuestro país se sigue reinventando cada seis años, en los últimos 48 años no han dado los resultados esperados por la sociedad mexicana, la corrupción y la impunidad han formado parte ya de una cultura. Los beneficios a todos los habitantes de nuestra república, son escasos, no es posible que haya más de 50 millones de pobres.

Las políticas públicas populistas aplicadas en su turno no han dado los frutos esperados, los programas sexenales no trascienden ni brindan oportunidades de crecimiento, de desarrollo social y ni económico sostenido y equilibrado. Aunado a la corrupción, impunidad, al crimen organizado que se ha fortalecido en sus distintas modalidades durante décadas, creando una interminable inseguridad y causado pánico en la sociedad civil de las 32 entidades federativas.

Andrés Manuel López Obrador, deberá dejar de lado su exacerbado autoritarismo, deberá oír y escuchar a los mexicanos para tener un mejor diagnóstico y priorizar programas para que la toma de decisiones no sea unilateral. La tarea y el accionar del tabasqueño durante su sexenio serán complicados.

Ha llegado el momento de que los mandatarios en turno se bajen de la presidencia imperial, sean más terrenales y más conscientes porque nos encontramos en una encrucijada terrible.

SIN ASPAVIENTOS…

Agustín Basave renunció al PRD, como la gran mayoría llegó para sacar provecho y luego, adiós… Esos son los “políticos” de nuestra endeble nación… Resulta que Alfonso Camacho, quien fuera muy mal jefe de prensa de César Camacho Quiroz, durante varios años, fue nombrado coordinador de comunicación social del CEN del PRI; sin lugar a dudas, no le ayudará en nada a la presidente y talentosa Claudia Ruiz Massieu… La tenebra y mala vibra, “especialidades” que maneja Alfonso Camacho con muchos comunicadores y colaboradores, son su arma preferida, es por ello la animadversión y rechazo que varios reporteros y columnistas tienen hacia él… Y si no, al tiempo… El presidente Enrique Peña Nieto, después de la peor derrota que ha sufrido un presidente de la república en una elección, dio consejos a los militantes priistas para que le cambiaran el nombre y la “esencia” al partido… ¡Ver para creer!... Por lo visto, el mandatario solo ha visto la paja en el ojo ajeno pero la viga en el propio no… ¿Acaso ya se le olvidó al mexiquense toda la corrupción e impunidad que permearon durante su gestión?


Visto 1471 veces
Valora este artículo
(11 votos)
Carlos García

El socavón