A un año, siguen contaminados por huachicol pozos del norte de #Toluca

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Municipios

A un año, siguen contaminados por huachicol pozos del norte de #Toluca

Miércoles, 11 Septiembre 2019 00:30 Escrito por 

Toluca/Estado de México

Un año ha pasado del derrame de combustible provocado por las tomas clandestinas en la zona de San Cristóbal Huichochitlán, en la zona norte de Toluca. A las más de 30 viviendas damnificadas acudieron autoridades de PEMEX, estatales y municipales en octubre del año pasado, pero nadie volvió.

Los vecinos de la región dicen que, desde entonces a la fecha, aspiran el olor del combustible a diario; debieron abandonar sus pozos y no utilizarlos para almacenar el agua potable, como hacían antes, e invertir en la compra de tinacos para sustituirlos.

El peor conflicto para estas familias es que viven con miedo, no sólo de “explotar” cuando enciendan un auto o un cerillo en sus casas, cerca del pozo, sino de las amenazas que hasta hace un año hicieron policías municipales de la zona que acudían a los predios para servirse de gasolina que escurría de las tomas pinchadas en el ducto que conecta con la Terminal de servicio de Pemex en Toluca.

“No quiero permitir que salga mi nombre o la dirección. Tenemos miedo porque Justo en la casa de mi vecina, que estaba en renta, abrieron por dentro una toma; ahí venían los mismos trabajadores de PEMEX y hasta los policías a cargar en sus bidones, así que a la dueña no la dejaron rentar después”, dijo una de las declarantes.

Esta mujer, de apenas 20 años de edad, tiene dos pequeñas hijas, de dos y tres años, está embarazada y todos han sufrido las consecuencias de estar expuestas al hidrocarburo, pues antes no sabían que su agua estaba contaminada y con ella se bañaron, lavaron los trastes, prepararon la comida y, como consecuencia, dice ella, tienen daños en la piel, que no se han podido curar a 100 por ciento.

Aunque en esta zona se terminó la actividad de los huachicoleros, o al menos ya nadie los ha visto, la realidad es que las consecuencias fueron graves, se murieron los animales que pastaron en los ejidos de la zona contaminada y, además, las milpas no crecieron.

“Teníamos vacas, guajolotes, gallinas y, la verdad, muchos murieron, nunca supimos bien qué pasó, pero fueron esos que comían cerca de los pozos o en el pasto donde se derramó el combustible”, dijo uno de los encargados del pastoreo de borregos y vacas.

Sin embargo, lamentan que a esta comunidad sólo hayan llegado una vez las autoridades, por ejemplo, de la Secretaría de Salud, que sólo fueron una vez luego de la emergencia de la contaminación masiva de los pozos, pero tampoco el el gobierno municipal volvió para brindarles ayuda.

“Los trabajadores de PEMEX dijeron que somos unos ignorantes y que no nos iban a volver a ayudar, que no estaban contaminados pero ya percibieron ustedes el olor que no se quita, es gasolina casi pura”, dijo una de las afectadas.

Al respecto, el ayuntamiento de Toluca informó que la Dirección de Seguridad Pública, la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) y la policía federal identificaron más de 10 tomas clandestinas de combustible a principios de año, tan sólo en el perímetro que comprende San Cristóbal Huichochitlán.

“En Toluca se presentaba un fenómeno muy alto relacionado con el tema de huachicol; las tomas fueron clausuradas y todas están aseguradas. Actualmente se hacen patrullajes y monitoreos constantes con el Ejército y la PF para checar que no operen”, añadió el director de Seguridad Pública, Roberto Valdés.

A la par, varios de los cambios en mandos operativos y comandantes de región responden a las denuncias de los vecinos sobre las amenazas y la corrupción que se presume por el robo de gasolina, pero que nadie denunció formalmente ante las autoridades federales.

Visto 971 veces
Valora este artículo
(3 votos)