DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Quién será el contrapeso?

Jueves, 14 Febrero 2019 11:32 Escrito por 
¿Quién será el contrapeso? La Tribu Entera

“Los expertos y los de las organizaciones de la sociedad civil pues no sé qué estén pensando, porque ya basta también de la simulación, de estar nada más haciendo análisis de la realidad sin transformarla. Puro experto, puro diagnóstico, estudios, contratación de asesores, pero no se hace nada por cambiar las cosas”.

Así de contundente fue el presidente, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia de este miércoles, cuando fue cuestionado con respecto a la Guardia Nacional y las posturas que han planteado, tanto la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) como diferentes organismos de la llamada “sociedad civil”, en el sentido de que ese organismo de seguridad debería existir con mando civil y no militar, como lo desea el presidente.

Para el presidente López Obrador, los organismos de esa llamada “sociedad civil” no necesariamente reflejan la perspectiva de la gente y hoy mostró –nuevamente, porque ya lo había reflejado en campaña- su rechazo a esas perspectivas de quienes realizan estudios o análisis en torno a las decisiones gubernamentales.

Parece que –de un plumazo- se quieren eliminar años de trabajo para medir, comparar y evaluar las políticas gubernamentales, porque –desde la perspectiva presidencial- todo ello es producto del neoliberalismo y ha colocado a todos en aquel saco de la “mafia del poder”.

“Cuando digo alguna cosa hay por ahí un organismo, una asociación, dice, es cierto o es mentira, y siempre resulta que es mentira lo que yo digo”, reclamó el presidente en su “mañanera” conferencia de prensa, aunque corrigió y dijo: “no siempre ha sido, pero suele pasar”.
De ahí -como suele hacerlo- inició una disertación en contra del neoliberalismo y la llamada “sociedad civil”: “¿Saben cómo se llamaba la sociedad civil antes?, ¿cómo se le decía a la sociedad civil, o cómo se le llamaba antes a lo que ahora es la sociedad civil? –enfatizó el presidente y él mismo respondió: “Pueblo, nada más que yo no sé quién agarró eso de la sociedad civil, se apropiaron, la derecha, el conservadurismo”.

En su perspectiva –como lo planteaban los estudiosos clásicos de la “Ciencia de la Policía”, antecedente de los estudios de la Ciencia de la Administración- el Estado, el gobierno, la administración pública, deben estar claramente separados de los negocios y la economía, y por ello el presidente señaló que si bien hay gente bien intencionada en la “sociedad civil”, por lo general las empresas promueven a organismos a los cuales se les denomina así, pero enfatizó que solo son “independientes del pueblo, no de los intereses creados”.

No quiere reconocer que esos organismos como el Instituto Mexicano para la Competitividad, México Evalúa o Mexicanos contra la corrupción, se constituyeron en contrapesos del poder, al evidenciar –a través de estudios y análisis- los errores u omisiones en las políticas públicas y dieron pauta para impulsar iniciativas como la transparencia, la 3 de 3 o la creación del Sistema Nacional Anticorrupción.

Y a pesar de que muchas voces manifiesten su desacuerdo con las expresiones del presidente –que carecen de mucha precisión en cuanto a cifras y datos duros o acusaciones contra actores políticos- la decisión de millones de mexicanos que le dieron su voto el año pasado, le confirió ese derecho.

Lo peor es que en el escenario no se observan contrapesos reales para evitar que se tomen decisiones que afectan a diferentes sectores, como ocurrió con la eliminación del presupuesto para las estancias infantiles, en virtud de que –asegura- había corrupción; sin embargo, no han dado nombres, datos y pruebas que acrediten ese señalamiento y menos se ha procedido legamente con quienes hayan cometido alguna irregularidad.

Tampoco se observa que alguien pueda impedir lo que ha anunciado –y que se analiza en la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión-, en el sentido de ofrecer educación gratuita en el nivel medio superior y superior, y que podría significar un impacto negativo de 13 mil millones de pesos, anuales, para las universidades públicas.

Esa decisión podría tener gran repercusión en los servicios y apoyos que se ofrecen, a pesar de que muchas de ellas –como el caso de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMéx)- han hecho esfuerzos sostenidos para mantener y acrecentar su calidad, como recientemente lo acreditó la página UniRank, donde coloca la máxima casa de estudios mexiquense, en el lugar 9 de todo el país y en la posición 55 de Latinoamérica.

Y ahora… ¿quién será el contrapeso?

PERCEPCIÓN

Usted perdone lo cursi, pero en el “Día del Amor y la Amistad” o de “San Valentín”, habría que hacer una pausa y revalorar nuestras relaciones con quienes nos rodean y con quienes nos obsequian su cariño, amistad, confianza y apoyo. Abrazo a quienes me han obsequiado su amistad siempre y sin condición alguna. Gracias.

Twitter. @RJoyaC

Visto 411 veces
Valora este artículo
(4 votos)
Ricardo Joya

La tribu entera