De Hegel a Madonna: Hacia una Economía General del “Fetichismo de la Mercancía”

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

De Hegel a Madonna: Hacia una Economía General del “Fetichismo de la Mercancía”

Domingo, 04 Agosto 2019 00:12 Escrito por 
De Hegel a Madonna: Hacia una Economía General del “Fetichismo de la Mercancía” Foto: Especial

De Hegel a Nietzsche: la quiebra revolucionaria del pensamiento en el siglo XIX, libro de Karl Lowith publicado en 1939 y traducido al español hasta en 2008, sí, es un clásico. De Hegel a Marx, de Jacques D´Hondt, publicado originalmente en 1972 y en español años después, también es otro clásico del estudio de la dialéctica...pero From HEGEL to MADONNA: Towards a General Economy of Commodity Fetishism¨, el de Robert Miklitsch, que apareció en inglés en 1998 y que yo sepa no ha sido presentado en español, es una rareza.

Deja qué pensar, ¿no? Las contradicciones del consumo son las contradicciones del capitalismo (Primer for a daily life, Susan Willis) y más contradictoria que Madonna, la ¨perversa¨ multimillonaria Reina de las Giras, la ¨satánica¨ reina del Pop cuasi porno, ¿en una Teoría sobre la Economía General del “Fetichismo de la Mercancía”? !Vaya tema! 

Pero eso es lo que ha hecho Miklitsch al presentar sus Estudios sobre Madonna, en una parte del libro en su ensayo sobre El Arte como Mercancía en la Era de la Reproducción Electrónica, en el interesante libro que hoy, 20 años después, comentamos. Es, un siglo después, el equivalente del clásico famoso ensayo de Walter Benjamin, El Arte en la Era de la Reproducción Mecánica, que se refiere al entonces novedoso industrialismo y hoy viejo esquema que está siendo modificado por la actual era de la reproducción electrónica.

Aunque como dice Gardel en su vieja pero eterna canción, que veinte años no es nada...Ya para 1998 cuando Miklitsch publicó su libro Madonna era una figura controvertida, aunque la sesentona artista hoy lo sigue siendo porque entiende, ¿intuye?, que en el Capitalismo Fetichista de la era electrónica actual la persona se ha vuelto una mercancía. Y la propia persona viviente se puede convertir en fetiche, como lo ha hecho la ¨mercancía¨ Madonna, vieja pero correosa, que ha puesto al mundo y al viejo Marx de cabeza en su viejo dicho ¨Una mercancía es algo como una obra de arte¨, pues Madonna nos presenta su obra de arte como una mercancía fetiche (el fetichismo de la mercancía es un concepto creado por Marx que lo denomina como algo mental donde, en una sociedad productora de mercancías, oculta la explotación de que son objeto los trabajadores y que no ven los consumidores).

Muchos otros temas trae el libro (que espero lo traduzcan al español algún día). Mientras tanto, terminemos aclarando que la Economía General como la concibe Miklitsch es más que una Economía Política como en la que se basan Hegel y Marx sino que se refiere a lo que precisamente no puede ser reducido a conceptos de mera economía política. 

¿Cuáles son las implicaciones de esta teoría del consumo y de la mercantilización de la obra de arte en la era de reproducción electrónica?

El arte-mercancía es una perversa figura de la economía general del fetichismo de la mercantilización, que tiene que ver con la lógica actual del capital del capitalismo tardío (viejo pero correoso, transmutado en el capitalismo transnacional, especialmente su fetichismo financiero, y la forma pura del fetiche que es el sistema bancario de crédito y deuda que agobia al mundo) y con los importantes y omnipresentes medios masivos electrónicos que saturan y caracterizan a nuestra época.

Se ha pasado así de la lógica hegeliana de la negación/afirmación, al fetichismo de la mercancía... El valor signo es al valor simbólico lo que el valor de cambio es al valor de uso. 

Empezó con el cine, pero hoy la tele-visión (la televisualidad) es el modo dominante de la postmodernidad....ya sea en múltiples grandes pantallas o en pequeñas individualizadas como en las computadoras, las tabletas y el omnipresente teléfono móvil.

El gran Duchamp, el precursor Rey del Arte Pop perverso, que hoy nos parece ingenuo, trató de desmercantilizar su arte, y a la manera de como decía en sus famosos trabalenguas el Doctor IQ, podemos cerrar este breve comentario sobre nuestro libro diciendo: 

El Rey de la Desmercantilización
Se quiere desmercantilizar,
Aquel que lo desmercantilizare
Un buen desmercantilizador será.

Arriba a la Derecha o Abajo la izquierda, ¿lo puede usted repetir?

De eso depende su liberación del fetichismo…

(Agosto-2019)

Visto 1668 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado