¿Ciber qué? ¡Ay mijito!

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Ciber qué? ¡Ay mijito!

Miércoles, 07 Agosto 2019 00:08 Escrito por 
¿Ciber qué? ¡Ay mijito! Matices

Hace unos días iba escuchando la radio y, de pronto, hablaron de algo que en ese momento me pareció “surreal”: ¡Ciber-Atletas!

Por supuesto que me tomó por sopresa. Había escuchado hablar de los videojuegos y de los Gamers, pero de los Ciber-Atletas, nunca. Mi sopresa fue mayor cuando, con la mayor naturalidad, hicieron referencia a la recién creada “Federación Mexicana de E-Sports”, la cual cuenta con reconocimiento oficial por parte de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE).

En cuanto tuve oportunidad, me sumergí –obviamente– en el ciberespacio para buscar información al respecto e, incluso, intercambié impresiones con varios cibernautas. Mi dio cierta tranquilidad constatar que, con quienes comparto cercanía generacional, tampoco habían escuchado hablar de los E-Sports y mucho menos de los Ciber-Atletas, también llamados Professional-Gamers.

Es indiscutible que la tecnología ha modificado de manera radical nuestra forma de relacionarnos, de comunicarnos y también de participar en diversas actividades. Los –así llamados– ‘deportes electrónicos’, no hacen más que resquebrajar la tradicional forma en que veíamos y entendíamos la cultura deportiva, así como también la sociedad y, por ende, nuestras formas de interacción.

De acuerdo con la RAE, deporte es toda aquella actividad física ejercida como juego o competición, cuya práctica supone entrenamiento y sujeción a normas. Para poder considerarse como tal, un deporte no puede reducirse solamente a una actividad física, incluye también una importante dósis de esfuerzo mental. Es ahí justamete donde tienen cabida tanto los E-Sports, como los Ciber-Atletas.

Como en cualquier deporte profesional, los Ciber-Atletas compiten para superar a otros, con base en reglas y también representando equipos. Se trata de un esfuerzo que les implica dedicar horas de entrenamiento y profesionalización, plantearse estrategias y objetivos concretos que les permitan adquirir cierto nivel para poder aspirar a participar en torneos y campeonatos nacionales e internacionales, adquirir reconocimiento social y también poder vivir de ello. Y si se ejerce de manera profesional se puede, incluso, ganar considerables sumas de dinero.

En ese caso la peculiaridad es que la interacción no se hace en un espacio “físico”, como tradicionalmente estamos acostumbrados, los E-Sports se desarrollan por completo en línea.

La mayoría de los Ciber-Atletas son jóvenes que, como escribe el periodista Carlos Lospitao en Estrella Digital: “no mantienen una dieta, no corren y no sudan la camiseta, pero sí llenan estadios, firman contratos astronómicos y son un reclamo equiparable a estrellas del deporte como Cristiano Ronaldo o Leo Messi. Son los 'gamers' o ciberatletas. Personas de entre 17 y 23 años que han convertido a su hobby en una profesión. Su objetivo, convertirse en los mejores del mundo en los denominados e-sports, entre los que destacan títulos como el Dota 2, el Startcraft, League Legends o el Counter Strike.”

El continente asiático es pionero en E-sports, Corea del Sur y China son referentes obligados. En Occidente es España quien lo ha empezado a popularizar; en América Latina, México tiene mucho potencial, son más de diez mil Ciber-Atletas los que preve afiliar la Federación de E-Sports este año.

El fenómeno Gamer –señala Lospitao– ha llegado tan lejos que incluso se ha realizado una película basada en la evolución de este sector. Dicha película se títula “Free to Play” y en ella se recogen algunos relatos de los mejores Gamers del mundo, tal es el caso de una destacada jugadora coreana quien afirma: ¬¬–Dentro de diez años los Gamers estaremos reconocidos como deportistas en todo el mundo. Estoy segura que el futuro del deporte está en los E-Sports.

Y bueno, sin lugar a dudas los E-Sports y los Ciber-Atletas que los practican no son una moda pasajera, irreversiblemente se han convertido en un deporte y también en un estilo de vida. ¡Ay mijo!

PD. Recordé una de las razones por las cuales opté por la escuela en cual que realicé mis estudios de bachillerato.

Un día cualquiera, caminaba con unos amigos de la secundaria y escuchamos el grito ensordecedor que salía de un gimnasio universitario. Entramos para ver los últimos minutos de la final femenil de baloncesto, el marcador final marcaba 63-64. No ganó la escuela en la que yo decidí estudiar, lo que ganó esa tarde fue la pasión colectiva, la entrega de las jugadoras hasta el último segundo, el sentimiento de identidad y pertenencia a una comunidad. Eso fue lo que esa tarde ganó en mí para decidir unirme a esa comunidad y romper con ello una tradición familiar. Hoy, lo que se está rompiendo en mí son varios paradigmas…


Visto 1721 veces
Valora este artículo
(7 votos)
Ivett Tinoco García

Matices

Sitio Web: #