El Derecho de Nacer...Endeudados

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El Derecho de Nacer...Endeudados

Martes, 01 Octubre 2019 00:10 Escrito por 
El Derecho de Nacer...Endeudados Foto: Agencia MVT

Si es usted cristiano, desde que viene a este mundo está marcado como nada inocente bebé con el pecado original...y si por añadidura es mexicano, la cigüeña lo entrega a usted ya con una odiosa carga fiscal que en 2019 representa 83,249 pesos con 48 centavos para cada uno de los 126 millones 576 mil 691 habitantes que conforman este valle de lágrimas que llamamos patria. 

Y para el millón 214 mil 595 bebés que se espera nazcan en 2020 (1 por ciento más) ya se tiene programado que esta odiosa deuda pública heredada subirá para cada uno a 94 mil 198 pesos con 50 centavos, un 13.1 por ciento más ya que la deuda total del sector público mexicano pasará de 10 billones 542 mil 590 millones de pesos a 12 billones 36 mil 691 millones de un año a otro, un 14.2 por ciento más.

En los últimos veinte años, la deuda pública ha aumentado 4 y media veces ya que al iniciarse en el 2000 la alternancia democrática, los nacidos en el año de Fox heredaban una odiosa deuda priista de 20 mil 766 pesos con 22 centavos cada uno, para los 98 millones 785 mil 275 habitantes que amanecían libres del Partido Único pero que -sin haber probado las mieles de las instituciones priistas- recibían la patriótica matriz recargada de una deuda pública total de dos billones (millones de millones) de pesos.

Sin embargo, la deuda foxista dejó una todavía más mala herencia al sumar 3 billones 135 mil 439 millones al final de su sexenio, mayor en 53 por ciento y un aumento de más del 40 por ciento de deuda para cada uno de los fiscalmente desafortunados 107 millones 155 mil 391 habitantes de la malhadada república. 

No quedó ahí la cosa en la república panista que gobernaba a 116 millones 935 mil 846 pobladores para 2012, y bajo Calderón, la deuda pública ascendió a 5 billones 890 mil 846 millones de pesos, en total un 88 por ciento más que la de Fox y por habitante, un 72 por ciento mayor para cada uno de los ¨soldados¨ que en cada hijo nos dio la ¨patria generosa y ordenada¨ Calderonista en su prometida ¨brega de eternidad¨ que ahí terminó, dejando a cada hijo de la patria con una deuda fiscal de 50 mil 377 pesos, aun si acababa de nacer y no lograra probar las mieles de las fugaces instituciones panistas.
La panista Docena Trágica casi duplicó (187 por ciento más) la deuda publica legada por el priismo. Pero en política, como decía Churchill, las cosas siempre se pueden poner peor. 

Y cuando México despertó, en 2013 el priismo estaba de regreso, gobernando como sólo él lo sabe hacer, a 118 millones 453 mil 929 habitantes que en su mayoría habían decidido regresar al futuro. Futuro que heredaba a su vez (!castigo diabólico!) la carga pública redoblada por el panismo y que en sólo seis años más llevó la deuda a la suma de 10 billones 551 mil 718 millones de pesos, un 79 por ciento más en el frívolo sexenio. 

Al revés de lo que en general decía Oscar Wilde de ¨la situación es seria, pero no es nada grave¨, tendríamos que adaptar la frase y decir ¨la situación era frívola, pero muy grave¨. Grave al menos para la mayoría de los renacidos priistas, los decepcionados panistas y los indignados de cualquier signo, que terminaron la segunda vuelta priista con una carga per cápita de 84 mil 193 pesos, un 67 por ciento más sobre el pesado fardo que se ha venido acumulando desde que el neoliberalismo prianista transformó la república en casino y socializó las pérdidas provocadas por sus crisis, para favorecer al 1 % que privadamente acapara las ganancias.

¿Al diablo con esas instituciones? No tan de prisa, calma. Las cosas no son tan simples. En este primer año el nuevo gobierno, además de heredar un país estancado, metió el freno al gasto y con su austeridad estima reducir en 2019 en 0.9 por ciento la deuda pública federal y la carga por individuo en 1.07 por ciento, de 84,193 a 83,289 pesos para los 127 millones 792 mil 286 mexicanos que hoy gobierna el Presidente López Obrador.

Independientemente de que todavía está por verse si esto se cumple cuando termine el presente ejercicio fiscal, para el próximo año de 2020 se programa el salto que ya mencionamos de más de 14 por ciento en la deuda publica, que para empezar registraría un saldo histórico de más de 12 billones de pesos. Y está también por verse si la economía mexicana crece o se queda estancada.

En pocas palabras, estamos entrampados en la llamada deuda odiosa, corolario de una corrupción que no es cultural, como se dijo, sino estructuralmente construida dentro del sistema fiscal que favorece a los pocos, esos sí, muy felices, que apenas pagan impuestos. 

Esto ha obligado a todos los gobiernos a buscar financiar su déficit fiscal con deuda. Y de lo enredados que estamos en el complejo sistema de la también creciente deuda externa, mejor ni hablamos. Al menos no en esta ocasión, que ya con lo anterior tiene para preocuparse de su futuro y el de sus hijos y nietos, porque esta patria va a seguir endeudándose y no se ve la salida fácil a este gravoso dilema que obstaculiza el desarrollo del país. 

Hasta la próxima...crisis

(Octubre 2019)

Visto 1091 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado