AMLO magnifica al Coronavirus: “nos cayó como anillo al dedo”, dijo

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

AMLO magnifica al Coronavirus: “nos cayó como anillo al dedo”, dijo

Lunes, 06 Abril 2020 00:10 Escrito por 
AMLO magnifica al Coronavirus: “nos cayó como anillo al dedo”, dijo El Socavón

Andrés Manuel López Obrador, sigue dando mucho de qué hablar pero desafortunadamente en su contra al señalar que el coronavirus, pandemia mundial que azora a 180 países del orbe, “nos cayó como anillo al dedo para afianzar el propósito de la cuarta transformación y crecer económicamente”, ojalá les diga lo mismo a los familiares de los más de 94 muertos y más de dos mil 143 casos y siguen incrementándose los casos, (y saber cuál es su respuesta), estas cifras son las oficiales del gobierno.

Lamentablemente el régimen morenista que encabeza López Obrador no sabe de qué tamaño viene la pandemia en nuestro vapuleado país y todo por negligencia ya que no ha sido eficiente desde que tomó posesión el pasado primero de diciembre de 2018.

El tabasqueño ayer dio un informe muy somero, a su conveniencia, a modo y antojo, pues el gobierno siempre ha sido y es mano, expuso que se bajarán los sueldos, que seguirán confiscándole propiedades a los civiles, a los de cuello blanco, pero fue incapaz de tocar al crimen organizado en todas sus modalidades (¿?).

Aseguró el mandatario como si fuese sabio que esta crisis es pasajera, que “vamos a vencer al coronavirus”, lo más rápido posible, aunque nunca dio una fecha tentativa.

Según el de Macuspana su modelo económico, es el mejor que se pudo haber aplicado en los últimos cien años, comentarios que solamente él puede asegurar, cuando sabemos que si el año pasado, sin problemas del exterior ni pandemias decrecimos, éste año con un severo de casi potos los países del planeta, no alcanzaremos absolutamente nada y no es ser catastrofista, simplemente sus programa de gobierno es ineficaz e ineficiente.

DECRECMIENTO DEL 4 POR CIENTO PARA 2021: SHCP

La secretaría de Hacienda y Crédito Público, entregó al Congreso de la Unión, el pasado 31 de marzo los Precriterios Económicos 2021 en los que advirtió el decrecimiento económico de nuestra endeble nación de hasta menos 3.9% a lo que inmediatamente el presidente Andrés Manuel López Obrador brincó de inmediato y dijo no estar de acuerdo, agrumentando que no existe normalidad económica por razones obvias todo está alterado, “Yo sostengo que el precio del petróleo va a aumentar”.

Una vez más la ignorancia en materia económica se apoderó del tabasqueño y volvió a diferir de su equipo hacendario que encabeza Arturo Herrera, con quien -dicen- allegados cercanos tuvo severas discusiones en torno a los pronósticos realizados.

Seguramente en cuanto deseen incrementar el precio del petróleo a nivel mundial, los rusos, los árabes y los chinos, le van a avisar al tabasqueño para que haga sus pronósticos y valide los precios.

Más cifras negativas: el peso cayó en el primer trimestre 26 por ciento, situación no vista desde 1991. El petróleo cerró en 10.76dóalres por barril 38.24 pesos a la baja del precio referencial de 49 dólares por barril, y el peor precio desde el 11 de marzo de 1999. El más histórico es de 6.91 de fecha 10 de diciembre de 1996.

Se le olvidan sus “otros datos” al tabasqueño, ya que la producción petrolera fue de 580 mil barriles diarios, cantidad menor 6.5% comparada con la de febrero. La Bolsa Mexicana de Valores tuvo una estrepitosa caída de enero a marzo de 20.6%. De igual manera en febrero la captación fiscal fue inferior en 6.5 por ciento comparada con febrero de un año antes.

Pese a estas cifras reales, los planes del tabasqueño siguen vigentes en cuanto al rescate multimillonario de Pemex que adeuda más de ¡100 mil millones de dólares!, su gansopuerto que no servirá para atraer vuelos internacionales, su otro juguete la refinería en puro fango en Dos Bocas, Tabasco y su Tren Maya que no servirá para atraer turistas.

También existe el rumor que López Obrador, hará uso de los recursos de los Fideicomisos, cifra multimillonaria.

El saludo y la mentira de AMLO que ofendió y agredió a millones de mexicanos

A lo largo de su historia dentro de la política de nuestro cada vez más vapuleado país, ya como mandatario López Obrador nos tiene acostumbrados a los más de 125 millones de mexicanos “a traer otros datos” que maneja a su antojo y a mentir despiadadamente a quien le exige decir lo que declaró públicamente o lo que se ha visto en videos, a lo que el tabasqueño sostiene sus mentiras, agrede, ofende y hasta humilla al reportero, columnista o periodista a los que tilda de amarillista, contrario o, liberal o conservador.

El saludo que ofendió y agredió a millones de mexicanos fue el que hizo Andrés Manuel López Obrador, a la señora María Consuelo Loera Pérez (mamá de Joaquín “el chapo Guzmán Loera) la semana pasado en Badiraguato, Sinaloa, cuando AMLO aseguró que no “iba a dejar con la mano estirada a la señora Loera, que lo hizo por humanidad” (¿?), cuando la realidad es que el tabasqueño se acercó exprofesamente a darle la mano a la señora Consuelo, a la que “tuteo” como si hubiese una añeja amistad.

Lo reprobable del asunto es que López Obrador le prometió a la señora Loera que va a gestionar la posible extradición del Chapo Guzmán a México. AMLO cree que los mexicanos no tenemos memoria. ¿Qué le sucede? ¿Cuál es su compromiso? ¿Cuánto les debe?

Lo que si le solicitan millones de compatriotas al morenista López Obrador, es que deje de mentir ya que su credibilidad está por los suelos, sus resultados negativos y su inacción palpable contra el crimen organizado están a la vista de todos los mexicanos.

Por cierto, llamó a sus adversarios y “a los conservadores” a “bajarle una rayita a las críticas gubernamentales” ¿Qué le pasa al tabasqueño?, cuando por décadas se dedicó a vapulear al régimen en turno sin rubor alguno, tirándose a la yugular para enjuiciarlos y denostar su labor.

Sin lugar a dudas, ya no desea ninguna crítica en su contra, su piel se volvió irascible, su paciencia muy corta, desea censurar a todos, sin importarle quiénes, el de Macuspana quiere únicamente que hablen bien de él y su decepcionante autollamada cuarta transformación.

Dijo que pese a las críticas, “el pueblo está feliz, feliz, feliz”, nada más que nos diga a cuál pueblo se refiere, ya que los saqueos a tiendas departamentales en los últimos días y de conveniencia por varios grupos que han sido incitados para actuar a través de las “benditas” redes sociales demuestran lo contrario a la felicidad que tanto pregona el inquilino de Palacio Nacional.

¿Qué no ve las protestas de millones de mexicanos que no ven resultados benéficos para todos? La nula estrategia para y tardía reacción de su régimen contra la contingencia del coronavirus, contra la delincuencia organizada, su cerrazón para apoyar fiscalmente a las empresas mexicanas que están varadas en más del 90 por ciento. El tabasqueño tuvo la osadía de expresar que México no está dividido (¿?), “hay diferencias políticas e ideológicas pero eso es arriba, porque abajo el pueblo está unido (sic), puedo decir feliz, feliz, feliz (resic), aunque se piense de otra manera.

Aseguró: “yo ando abajo a ras de tierra y sé cuál es el ánimo del pueblo, no hay malestar en contra del gobierno no hay lo que se decía antes mal humor social, no existe eso, aunque han querido los conservadores alentar la división, polarizar no han podido ni podrán y, para qué le sigo -apreciable lector-.

Absurdas y populacheras las declaraciones del tabasqueño, que quiere ver un México y a un pueblo que no dicen lo que él asegura, sabemos que está a ras de piso, pero sus pies despegaron desde hace mucho tiempo, ya levitó y no le han avisado. ¡Qué pena!

SIN ASPAVIENTOS…

La semana pasada omití involuntariamente a más amigos que estuvieron al pendiente de mi estado de salud… Vaya un fuerte abrazo, mi incólume amistad y mi sincero agradecimiento a mis queridos amigas y amigas, Diana Mancilla, Martha Gómez, Miguel Arellano Sánchez, Francisco Hernáiz, Emilio Trinidad Zaldivar Jorge Vera y Alejandro Becerril, Víctor Manuel Moreno y Juan Carlos Caballero, Luis Hernández, Maru Gómez, Patricia Barrera y a Jesús Nieto.

Visto 1504 veces
Valora este artículo
(9 votos)
Carlos García

El socavón