Simplicio sí hace caso y se queda en casa, aunque el Diablo llega a tentar su fe

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Simplicio sí hace caso y se queda en casa, aunque el Diablo llega a tentar su fe

Domingo, 26 Abril 2020 00:06 Escrito por 
Simplicio sí hace caso y se queda en casa, aunque el Diablo llega a tentar su fe Diálogos en el Averno

Diablo: Hola, Simplicio, ¿qué estás haciendo?

Simplicio: !Ay, maldito demonio! No te pudiste quedar en casa, eh.

Diablo: ¿Como me reconociste, mi Simply, si traigo puesta mascarilla? Y de las buenas, de doctor...

Simplicio: Nada más te reconocí por el mal olor a azufre y por tu cochina colota, hasta pareces dragón chino sin bañar.

Diablo: Pues tú no te ves tan bien, ni hueles mejor. Se nota que no has ido a la peluquería y que no tocas el agua desde que empezó la cuarentena.

Simplicio: Calumnias tuyas, diablo mendaz, apenas tengo un par de días sin bañar, desde que leí en un periódico que encontraron Coronavirus en el agua de una ciudad de Italia.

Diablo: Pero eso fue allá, donde les pegó tan fuerte, ¿tú crees que aquí pueda pasar eso?

Simplicio: No vaya siendo el diablo...

Diablo: ¿Disculpa?

Simplicio: No te quieras hacer el inocente, no engañas a nadie con esa careta, si has andado por todo el mundo contagiando. Y nada más regresaste a China y ya supe que hubo un rebrote por allá.

Diablo: Fake news, ya informaron que no fui yo, ni mi Mamá, fue por un estudiante chino que acababa de regresar de Nueva York.

Simplicio: Tu Mamá...si tu ni madre tienes.

Diablo: Precisamente, pero ya ves que andan diciendo que la Madre del Demonio es la Doctora Shi Zhengli, que trabajaba en el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan y la acusaban de soltar el virus.

Simplicio: Andan circulando todo tipo de rumores en las redes, que si fue quién sabe quién y el demonio de su mujer...

Diablo: O la madre que los parió.

Simplicio: Exacto, bueno, nada exacto, puras fake news.

Diablo: Pero si te creíste lo del agua, ¿no? Por eso tienes lleno de puras cervezas tu refrigerador...ya ni agua tomas, ni te bañas,¿tanto miedo tienes?

Simplicio: No es miedo, es pura precaución.

Diablo: No hay nada puro en este mundo.

Simplicio: !Por tu culpa!

Diablo: ¿Y Yo Por Qué?

Simplicio: Porque eres pura Maldad.

Diablo: Ni tanto, nada podría hacer sin la maldad innata de los humanos, desde que nacen salen con su pecado original...

Simplicio: Dirás, Tuuuuu Pecado Original.

Diablo: ¿Y Yo Por Qué?

Simplicio: Por tu mentira nada original. No sé cómo te creyó Eva y luego convenció al zonzo de Adán de que comiendo una manzanita serían como Dioses.

Diablo: Por eso, por zonzos. Y ahora el mundo está lleno de zonzos...creyentes.

Simplicio: ¿Creyentes?

Diablo: Sí, hasta los que se dicen o decían ateos, como los comunistas y uno que otro agnóstico intelectual pero creyente total del capitalismo. No era lo peor que no creyeran en nada, sino que se lo creían todo, desde la utopía marxista hasta las mentirotas de Stalin y las fake news de Ras...putín y ahora hasta los chinos creen en que es sabrosa la sopa de murciélago y se cumplirán las promesas del capitalismo. Y, por supuesto, están los llamados creyentes o religiosos, pues todo se lo creen, desde la utopía de Santo Tomás Moro, hasta el cielo que les tienen prometido...

Simplicio: !Detente, pinche Demonio! Con mi religión no te metas, aquí traigo mi escapulario del Sagrado Corazón...para defenderme de ti y del Coronavirus.

Diablo: Ni hablar, contra esa santa y bendita jaculatoria no se puede hacer nada. Me retiro, ahí te dejo, a ver cómo sales de tanta crisis en que te has metido.

Simplicio: ¿Cuáles crisis? Si todo va requetebién.

Diablo: De verdad, ¿eso crees?

Simplicio: Vivir es creer, al menos eso es lo que yo creo...

Diablo: Pues sigue creyendo...allá te espero abajo, tengo lugar especial para almas de tu categoría, de pen...dientes creyentes.

Simplicio: No se te va a hacer pues no tengo cuenta pendiente. Esta plaga pasará y nada me pasará, me bañaré con agua bendita y por si las dudas en vez de agua contaminada por ti, tomaré pura cerveza pura, aunque el pobre zonzo del Doctor López-Virus2 no considere su producción esencial.

Diablo: Qué poco saben de la vida los nuevos doctores tecnócratas, y menos de economía, ¿verdad?

Simplicio: Ya hasta te pareces al bigotón criticón del noticiero de TV Azteca. !Mejor ya vete, Méndigo Demonio!

Diablo: Esas críticas anti periodistas y la no tan santa jaculatoria tuya ya me las sé. Ahí nos vemos...como dice la maldición china: Que vivas una vida interesante...

Simplicio: !Vete al Demonio! Ya aburres con tus malas ondas. Ten seguro que esto también pasará y pronto nos volveremos a abrazar.

Diablo: Que disfrutes tu arraigo domiciliario, mi Simply, y ni salgas al mundo actual en múltiple crisis: sanitaria, de la economía formal e informal, de liquidez, de desempleo, petrolera, cambiaria, de finanzas públicas y privadas, de deuda bursátil, de seguridad o más bien de inseguridad, hasta los narcos y huachicoleros están en crisis, más lo que me falte y ahí viene la bancaria...y para acabarla de amolar, la crisis mental. Además de doctores, se necesitan urgentemente Psiquiatras...porque ni tu Ángel de la Guarda te salva de este desastre apocalíptico.

Simplicio: !Ya párale! !Que tu boca se te haga chicharrón!

Diablo: Siempre la he tenido así con fuegos, ya sabes por qué, por el calor eterno. Allá te espero en el calorcito infernal. O vendré a visitarte, para darte un abrazo.

Simplicio: !Quédate en casa, pinche Demonio contagiador! Contigo no vale sino la sana distancia.

Diablo: No puedo, va contra mis principios...de amor al prójimo, jajajajajajajajaja

Abril 2020

Visto 977 veces
Valora este artículo
(6 votos)
Javier Ortiz de Montellano

Articulista invitado