¿Listos para el regreso a la nueva normalidad?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Listos para el regreso a la nueva normalidad?

Lunes, 18 Mayo 2020 00:12 Escrito por 
¿Listos para el regreso a la nueva normalidad? Sin Titubeos

“Ahora es más necesaria que nunca la disciplina social”, advirtió el ministro de Sanidad de España, Salvador Illa. España es uno de los países europeos en donde empezará a levantarse la cuarentena. A partir del lunes 1, salvo en Madrid y Barcelona, las zonas más afectadas, la gente podrá reunirse en grupos de hasta diez personas, asistir a restaurantes al aire libre o acudir a tiendas.

El brote de coronavirus representó para los españoles la muerte de 26 mil 478 personas. A principios de abril el pico de fallecimientos llegó a registrar 950 diarias, pero en los últimos días la cifra bajó a 179 personas al día, lo que motivó al gobierno a prever el retorno a la actividad cotidiana.

Lo mismo sucede en Francia, donde la pandemia exigió una fuerte cuota, pues murieron más de 26 mil personas y, en los últimos días, bajó al promedio de 80 decesos al día. Francia, al igual que Italia, Bélgica y Grecia ya prepara el retorno a la vida normal.

Antes de ver el caso mexicano, le comentaré que Rusia, país que junto a Holanda, fue de los últimos en verse afectado por la pandemia, está sumido en una vorágine impresionante, con registros de 10 mil contagios al día. En Suiza, pese a que el gobierno moderó el confinamiento, cientos de personas se manifestaron frente al parlamento para reclamar el retiro total de las restricciones, al considerar que atentan contra sus derechos fundamentales.

Hay optimismo en Europa pues, salvo el caso de Rusia, toda la franja occidental se prepara para el regreso a la normalidad, una normalidad que no será como la de antes de la pandemia, porque habrá escasez de productos, habrá aumentado la pobreza y miles no tendrán empleo.

Además, tendremos siempre el temor de un retorno de la pandemia, porque así lo ha señalado la Organización Mundial de la Salud. Hay que aprender a vivir o a convivir con el Covid-19, como en su momento lo hicimos con la Influenza H1N1.

En México ya nos explicaron de qué va la cosa, o al menos intentaron hacerlo, aunque no quedó muy claro del todo. El presidente López Obrador dio a conocer que a partir del 18 de mayo habrá una reapertura en 269 municipios donde no ha habido contagios hasta el momento. Después, y hasta el 31 de mayo, se prepararán para el regreso actividades como la industria de la construcción, la minería y la fabricación de vehículos, pues para entonces ya serán “esenciales”. Y a partir del lunes primero de junio se encenderá el semáforo por regiones para el retorno de actividades sociales, educativas y económicas. Lo cierto es que esa estrategia dejó más dudas que aclaraciones, pues parece sólo un listado de buenas intenciones, más que acciones programáticas de un plan bien elaborado.

En el Estado de México, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza aseguró en la zona metropolitana con la Ciudad de México, donde convergen más de 20 millones de personas, hay riesgos de más contagios, por lo que las medidas que se tomen para la reactivación económica y social deberán ser conjuntas con el gobierno de la capital del país.

Por su parte, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum admitió que aún no se tiene un esquema bien definido para retornar las actividades económicas y sociales. “Estaremos, dijo, a partir de la próxima semana, con un trabajo intenso con el gobierno de México y con el gobierno del Estado de México, en condiciones de informarles cuál es el esquema que vamos a ir desarrollando en la Zona Metropolitana para ir entrando poco a poco a esta nueva normalidad”.

Comentó, con mucha verdad, que no tendría ningún caso definir un plan para regresar a las actividades económicas y sociales para la Ciudad de México, cuando en alcaldías como Iztapalapa, solo las divide una avenida del Estado de México. Por ello, indicó que las medidas serán tomadas en coordinación con el gobernador Alfredo del Mazo.

Del Mazo señaló que ahora que se plantea el regreso a las actividades económicas y sociales, es necesario definir cómo se va a reactivar la economía porque, por ejemplo, la industria de la construcción, que ya fue incorporada como actividad esencial, emplea a más de 628,000 personas, o la automotriz que genera 42 mil empleos en la entidad.

Y cómo no va a estar preocupado Del Mazo si ese es un mundo de gente que, pese a que se tomen todas las medidas de precaución y prevención, siempre será un riesgo enorme tener a todos trabajando al mismo tiempo, en ocasiones, en espacios muy reducidos. Por eso pidió a las empresas cuidar las medidas de salud para sus empleados, porque en caso de relajarse, podría haber un crecimiento mayor en los contagios y decesos.

Y tal y como ya nos tiene acostumbrados, el presidente Andrés Manuel no descarta dar marcha atrás al plan de reapertura si llegan a presentarse problemas. "Vamos a ir, poco a poco, cuidándonos, con medidas sanitarias, avanzando. Y si se nos presentan problemas damos marcha atrás, rectificamos, pero ya tenemos condiciones para hacer eso".

Mientras en México asistimos con mucha incertidumbre a una posible vuelta a la normalidad en municipios donde no ha habido casos, en pleno epicentro de contagios, hay múltiples esfuerzos por encontrar una vacuna que frene de tajo la pandemia que ya afectó a más de cuatro millones de personas en todo el mundo y mató a casi 300 mil. Según el diario China Daily, cinco de las vacunas que se desarrollan en el país podrían concluir la segunda fase de las pruebas clínicas en julio.

En esa etapa se incrementa el número de voluntarios que participan en las pruebas y se aplica a personas que responden al perfil medio del destinatario final para evaluar su eficacia y seguridad. En la tercera los ensayos se realizan con miles de personas y, de superarla, podría ser aprobada por las autoridades. En algunas ocasiones es posible realizar una cuarta fase para más investigaciones.

En Alemania, el científico y multimillonario Winfried Stocker decidió no esperar a la aparición de una vacuna clínicamente probada y autorizada contra la enfermedad.. Stocker creó una vacuna, la probó y aseguró que se trató de una prueba exitosa.

Sin esperar la aprobación oficial, el empresario hizo un antígeno recombinante con el que “el virus se une a los receptores en las células objetivo”, y se lo inyectó varias veces con la ayuda de un asistente.

En Oxford, un grupo de investigadores presentó un preprint (la versión preliminar de una investigación) en el que muestran los resultados de una vacuna, la ChAdOx1, que fue probada en chimpancés, y demostró su capacidad para desarrollar inmunidad humoral así como celular adecuada contra el virus SARS-CoV-2 (que causa el Covid-19), lo que evita la neumonía, además de reducir significativamente la carga viral durante los controles. Falta probarla en humanos.

Esos son los esfuerzos más sobresalientes. Pero volviendo al tema de la reactivación, vale rescatar las palabras de Anthony Fauci, consejero médico de la Casa Blanca: “un desconfinamiento apresurado puede tener consecuencias serias, pues si se saltan los procedimientos del protocolo para volver a abrir el país, hay un riesgo de que se produzcan múltiples focos de la enfermedad.

Y eso tiene sentido si vemos que la aparición de nuevos casos de Covid-19 en Jilin, al noreste de China, provocó un nuevo confinamiento parcial de ciudadanos. Se suspendió el transporte público y los habitantes no pueden abandonar la ciudad sin haberse sometido a una prueba de detección en las 48 horas previas.

Escuelas, cines, gimnasios, cafeterías y parques volvieron a cerrar. Las farmacias deben reportar los nombres de las personas que compren analgésicos o medicamentos antivirales.

Hay esperanza de que alguna de esas vacunas sea exitosa, pero mientras tanto la pregunta es: ¿En México de verdad estamos listos para regresar a la normalidad?

Visto 2306 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Diana Mancilla Álvarez

Sin titubeos...