¿Por qué es mejor un árbol de navidad natural que uno artificial?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

¿Por qué es mejor un árbol de navidad natural que uno artificial?

Viernes, 20 Noviembre 2020 00:12 Escrito por 
Ivonne Valdés Ivonne Valdés Verde: Ambiente y medio

Las épocas decembrinas se acercan y cada vez el espíritu navideño está más cercano a nosotros. En medio de un año difícil que estamos por concluir, siempre estas épocas nos dan esperanza para convivir con nuestros seres queridos, aunque ahora será con las medidas sanitarias correspondientes.

Seguramente muchas familias ya están planificando colocar los adornos navideños, entre ellos el tan esperado árbol de Navidad. Es importante que, en la medida de lo posible, consideremos y analicemos el tipo de árbol que vamos a adquirir.

Resulta interesante saber que el adquirir un árbol de navidad natural trae consigo varios beneficios ambientales y económicos. Saber que en el Estado de México existen diferentes plantaciones forestales comerciales, que son reforestadas año con año de manera cíclica, no solamente para cubrir la necesidad de los consumidores en esta época, sino que generan oxígeno a lo largo de su vida que puede ir de 6 a 10 años. Además de que una vez que son llevados a las casas de todos nosotros, los productores forestales vuelven a sembrar más árboles para seguir produciendo oxígeno.

Otro punto importante además del olor tan especial que despiden estos arboles, es que una vez que se termina su uso en nuestros hogares, son recolectados por diversas organizaciones y dependencias para ser reutilizados como composta, que es muy benéfica y sirve como fertilizante orgánico, que a diferencia de los pinos artificiales, en su gran mayoría fabricados con materiales como el PVC o el policloruro de vinil, no se pueden reciclar cuando termina su vida útil y son difíciles de degradar tardando casi 100 años en descomponerse.

Es importante resaltar que el Gobierno del Estado de México a través de la hoy llamada Secretaría del Campo encabezada por la secretaria María Mercedes Colín, apoya a los productores forestales comerciales, para que éstos destinen sus predios o los ejidos de baja productividad y vuelvan a su vocación forestal. Lo que resulta un incentivo importante para que más ejidatarios o propietarios consideren como primera opción a la silvicultura. Acción importante para la recuperación de áreas potencialmente productoras de árboles y del oxígeno que tanto necesitamos.

Así que ahora que vamos a adquirir un árbol navideño, pensemos en todos estos beneficios que se generan no solamente para los productores forestales comerciales, sino también para nosotros mismos que gracias a esa gran suma de esfuerzos concatenados entre el gobierno del Estado de México, los productores forestales, los ejidatarios, podemos obtener un aire más limpio y puro.


Visto 1019 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Ivonne Valdés Ramírez

Verde: ambiente y medio