De Remedios la Bella y el objeto de deseo llamado libertad…

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

De Remedios la Bella y el objeto de deseo llamado libertad…

Miércoles, 14 Julio 2021 04:35 Escrito por 
Paloma Cuevas R. Paloma Cuevas R. La Abadía de Eloísa

Desde el principio de los tiempos, (bueno en realidad no desde el principio, porque en el principio era la Diosa, la mujer madre, dadora de vida, y quien tenía en su vientre el destino de los hombres)…

RE- FRA- SEAN- DO: a partir de la invención del concepto del Dios (masculino), y de la subsecuente sumisión de la mujer como historia paralela, a las mujeres se nos han endilgado un montón de roles complicados de cumplir, pero de los cuales no se espera que nos “atrevamos” a quejarnos: La mujer, la hija, la hermana, la sumisa, la obediente, la educada, la dulce, la controlada, y entre esos roles de perfección que no admiten error posible: la huila, la amante, la rechazada: ¡LOTERÍA!

 

 

La forma de vida nómada tuvo un giro de tuerca a partir de la observación y del descubrimiento de la agricultura y de darse cuenta de que el ciclo menstrual y el ciclo lunar van muy relacionados, los cambios en las estaciones, de la “fragilidad” a la que se expone la mujer al estar embarazada relegándola a labores domésticas y mientras “el hombre” iba por el mundo cazando a los bisontes, haciendo guerras y esparciendo su ADN, la mujer se quedaba en “la cueva” a cuidar de los hijos y a cuidar pacientemente del fuego.

Mención aparte merecen aquellas mujeres como las Amazonas quienes según cuenta la leyenda se mutilaban el seno derecho para poder utilizar el arco correctamente y disparar las flechas tal y como lo hacían los hombres (la renunciación al constructo social de la feminidad para poder comportarse y ser “funcionales” en el modo en el que los hombres lo son. ¿Ya ven, antes de Angelina Jolie hubo quien encontrara funcional mutilarse los senos?) ¡¡Mientras tantas otras sufren poniéndose implantes!!

La creación de la bruja como contraposición de todo lo aceptado, y su estigmatización en las sociedades en donde por ningún motivo se admite a la mujer como un ser libre, pensante y capaz de cuidar de sí misma, su inminente discapacidad “social” (en pleno siglo XXI), en caso de no estar acompañada por UN HOMBRE.

En esta sociedad que no admite transgresiones aparece en una de las obras cumbre de la Literatura Latinoamericana (Cien años de soledad, GARCÍA Márquez, Gabriel),  Remedios la Bella un personaje que no tiene nada que ver con la quintaesencia de la mujer, y su subordinación a los hombres, su papel de ama de llaves sin sueldo, ni tampoco la dulce y sumisa que todo lo permite, ni la lagartona que busconea a los hombres por los rincones…

Remedios la Bella rompe con lo que se espera de “La Mujer”, en la sociedad Macondense, Macondina o cómo quiera que se diga (nunca he sabido cuál sería el gentilicio correcto), el hecho de no estar interesada en emparejarse con nadie, genera el mito de que poseía poderes de muerte, sustentados por cuatro hechos irrebatibles (o cuatro muertitos que por pretenderla terminan por desaparecer del plano terrenal. ¡Qué contrariedad!).

 

 

Algunos deslenguados se atrevían a decir que bien valdría la pena sacrificar la vida por una noche con la conturbadora mujer que se mantuvo virgen durante toda la vida (¿la vida por una noche de pasión? ¿Qué necesidad de morir si puede disfrutarse de la pasión tooooda la vida?).

No se habla jamás de que Remedios sea amada por nadie, sino más bien es deseada y qué es el deseo sino el trastorno provocado ante la ausencia de la posesión de lo que se quiere.

Tal vez si alguien la hubiera amado realmente habría terminado con sus poderes de muerte, pero desgraciadamente eso no se le ocurrió a ninguno de los “inteligentes” pretendientes.

Las mujeres de la casa comenzando por Úrsula, se fastidiaron de tratar de “domesticarla”. Hasta Amaranta se hartó por no poder volverla una mujer “útil”  y terminaron por no querer tener nada que ver con ella. Su incapacidad de ceñirse a los moldes, su forma grotesca de comer con las manos, y su simplicidad en las respuestas que a su familia le resultaba fastidiosa terminaron por aislarla de su mundo.

Remedios la bella se vio en el “desierto de su soledad”, acorde al libro y del cual desconocemos qué tanto fue o no fascinante, siendo libre para ser, pero al mismo tiempo sin la posibilidad de relacionarse con alguien.

Maravilloso sería poder hablar con ella y preguntarle si en su soledad encontraba mayor riqueza que en lo constreñido de las costumbres en las que nunca le dio la gana participar…

Hasta una deliciosa tarde de marzo en que Fernanda deseo doblar sus sábanas de bramante solicitando el apoyo “de las señoras de la casa” (siempre me pregunté y por qué no pidió ayuda a los “señores de la casa”, en general tienen los brazos más largos, ¿no?)

La palidez descrita en Remedios, anuncia  que no se encuentra del todo bien y de repente llega ese viento que la catapulta al cielo y con el  que Remedios la Bella asciende a las alturas en donde desaparece para no volver jamás; tal vez como una representación semiótica de su no pertenencia a un mundo que no comprende a una mujer que no se esfuerza por encajar…

Ustedes, ¿qué opinan?

Mientras tanto vámonos a vivir siendo fieles a nuestra esencia…

Bibliografía

GARCÍA Márquez Gabriel. 2007, Cien años de soledad. Editorial Alfaguara.

@PalomaCuevasR

Paloma Cuevas R. Condecorada en 2020 con la Medalla y el Pergamino Leona Vicario. Mujer y madre. Femenina cuando le da la gana. Amante declarada de México, el mezcal, el buen café y la verdad sin anestesia. Es humanista, sapiosexual, docente durante más de 22 años, filósofa, columnista, escritora y locutora en temas de Cultura, Política y Erotismo. Fundadora de #ProyectoÍtaca plataforma política y cultural. Locutora titular de #ProyectoÍtaca en Cadena Radio Mx. Promotora y gestora cultural incansable. Presidenta de la Academia para el estudio y difusión de la obra de Dolores Castro, por la Ilustre y Benemérita Sociedad de Geografía y Estadística del Estado de México.  Integrante del Mapa Nacional de Escritoras Mexicanas Contemporáneas.  Directora Mundial de Comunicación y Relaciones Públicas del World Poetry Fest. Embajadora Estado de México de Fridas de Barcelona.


Visto 990 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Paloma Cuevas

La abadía de Eloísa