El INE no se toca

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

El INE no se toca

Lunes, 14 Noviembre 2022 00:55 Escrito por 
Diana Mancilla Álvarez Diana Mancilla Álvarez Sin Titubeos

La iniciativa de reforma electoral, propuesta por el presidente Andrés Manuel López Obrador, incluye la decisión de modificar la estructura del Instituto Nacional Electoral y cambiarlo por el Instituto Nacional de Elecciones y Consultas. Además, el Tribunal Electoral por órganos de elección popular, en lo que parece otra de las ocurrencias del mandatario, “que el pueblo bueno elija a consejeros y magistrados”, en lugar del Congreso federal como sucede ahora. Parece una solución simplista a un problema que no lo es.

Ayer, en la marcha convocada por organizaciones como Frente Cívico Nacional, Sí por México, Resistencia por México, UNE, Renacimiento, 50+1, Misión Rescate México, Poder Ciudadano y Unid@s y a la que asistieron miles de personas en la Ciudad de México, se demostró que el presidente no puede acabar con la democracia de un plumazo, porque la gente no lo permitirá.

Miles de “cretinos”, como dijo, salieron a las calles para levantar la voz y poner un alto a cualquier pretensión de acabar con los avances que ha mostrado nuestra democracia”.

El primer presidente del INE, José Woldenberg, aseguró que “México no merece una reforma constitucional en materia electoral impulsada por una sola voluntad, por más relevante que sea. Hay importantes lecciones en el pasado: las reformas fueron fruto de voluntades colectivas forjadas con los métodos probados y comprobados del diálogo y el acuerdo”.

Para ver el tamaño de lo que representa el espectro electoral en México, Woldenberg, único orador en la manifestación en defensa del Instituto Nacional Electoral, explicó:

“Desde la última reforma electoral en 2014 se han disputado en los estados y la Ciudad de México, 55 mil 336 cargos de elección popular, entre ellos, 55 gubernaturas, 93 legislaturas y 5 mil 932 ayuntamientos. Tan sólo el año pasado los institutos estatales registraron 275 mil 424 candidaturas locales. Con tales números ¿es deseable y posible concentrar, centralizar y administrar ese universo político en una sola institución?”

Además de las organizaciones civiles convocantes, participaron dirigentes de los partidos opositores a Morena en una impresionante marcha pacífica que partió del zócalo y llegó al Monumento a la Revolución.

La reforma electoral propuesta por AMLO también busca reducir el presupuesto a los partidos políticos, redefinir el concepto de propaganda para que el gobierno pueda asumir posturas en épocas electorales, así como reducir el Congreso de la Unión a 300 diputados y 96 senadores.

Ante esa situación, Woldenberg señaló: “Ocho reformas se llevaron a cabo entre 1977 y 2014 y los resultados están a la vista. Fue necesario edificar autoridades electorales autónomas, tribunales capaces de desahogar la aguda conflictividad, construir condiciones equitativas de la competencia, puertas de entrada y salida para las distintas corrientes políticas que cristalizaron en partidos, y de manera paulatina pero sistemática nos acostumbramos a la diversidad, a las contiendas competidas, a las alternancias en los ejecutivos, a los congresos plurales y a los mecanismos de diálogo, negociación y acuerdo que los mismos reclamaban”.

Por eso el grito que se replicó en 36 ciudades en México y otras de Estados Unidos y de España fue: “No a la destrucción del INE. No a la destrucción de los institutos locales. No a la destrucción de los tribunales locales. No a la pretensión de alinear a los órganos electorales a la voluntad del gobierno. No al autoritarismo. Sí a la democracia. Sí a un México democrático”.

Por cierto, buscarán demeritar esta movilización diciendo que fueron muy pocos los que acudieron. Las imágenes dicen más que millones de palabras.


Visto 2499 veces
Valora este artículo
(4 votos)