Cuídate ¡Me avisas cuando llegues!

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Cuídate ¡Me avisas cuando llegues!

Miércoles, 08 Noviembre 2023 01:05 Escrito por 
Ivett Tinoco Ivett Tinoco Matices

Hace unos días, en una de esas conversaciones informales que a menudo surgen alrededor de una taza de café, un amigo que ha vivido en Barcelona desde hace 40 años, compartía conmigo su asombro ante la comunicación constante que nos caracteriza a las y los mexicanos. Su asombro provenía de la forma en que expresamos nuestras despedidas: "¡cuídate!", "¡avísame cuando llegues!", "¡compárteme tu ubicación!".

Barcelona, al igual que muchas otras ciudades en todo el mundo, no escapa a los desafíos de inseguridad y preocupaciones cotidianas. Sin embargo, lo que me hizo reflexionar esa conversación es cómo, como sociedad, hemos normalizado tanto el miedo y la incertidumbre que estas frases, que reflejan una preocupación genuina por el bienestar de nuestros seres queridos, se han vuelto tan comunes en nuestra interacción diaria.

A principios de la década de los noventa, un evento sacudió profundamente a mi ciudad. En un recinto universitario, se hallaron las cabezas de dos jóvenes. Uno de mis profesores nos alertaba acerca del peligroso proceso de normalización en el que nos encontrábamos como ciudadanos. Él nos decía: "En algún momento nos conmovimos con la noticia de un asalto, luego con el asalto y los golpes, posteriormente con el asalto, los golpes y la muerte. Ahora, lamentablemente, la muerte ya no es suficiente; se ha llegado al extremo de ultrajar los cuerpos”.

Lamentablemente, estas noticias ya no nos impactan como sociedad. Hemos interiorizado las muertes y desapariciones como algo habitual. Hemos llegado a acostumbrarnos al miedo y la incertidumbre, de tal manera que ahora es común escucharnos decir en nuestra vida cotidiana: "¡cuídate!", "¡avísame cuando llegues!", "¡compárteme tu ubicación!".

Hace unos días, tuve la oportunidad de visitar la escuela primaria en la que cursé mis estudios. Mientras compartía mi experiencia con las y los niños, les narré la travesía de tres kilómetros que realizaba a diario para llegar a la escuela. Les conté que aún tengo presente el verde del campo, sus veredas, el sonido del búho y el gran portón de madera del Seminario que todos los días veía en mi trayecto. La reacción de asombro en el grupo fue unánime, ya que en la actualidad resulta impensable que las y los niños puedan aventurarse solos en un trayecto tan extenso. La seguridad es una preocupación constante, incluso cuando cuentan con la compañía de un adulto.

Soy parte de un grupo de WhatsApp en el que diariamente compartimos información sobre personas desaparecidas. En las redes sociales, sin importar cómo configuremos nuestros algoritmos, con frecuencia nos topamos con noticias que provocan inquietud y sensación de inseguridad. Lamentablemente, la mayoría de nosotros tiene experiencias cercanas con asaltos, secuestros e incluso desapariciones.

En este contexto, hemos adoptado el uso de aplicaciones como Find My, Life360, Glympse y GeoZilla, que permiten compartir nuestra ubicación en tiempo real con familiares y amigos. Estas aplicaciones se han vuelto una parte integral de nuestra vida cotidiana.

La internalizado el miedo y la incertidumbre; la comunicación constante y las despedidas vigilantes son parte de nuestra cotidianeidad; la tecnología se ha convertido en un refugio fundamental para nuestra tranquilidad.

¿Somos conscientes hasta qué punto la normalización del miedo y la incertidumbre seguirá afectando nuestra libertad y calidad de vida?

Mientras tanto ¡no olviden compartir su ubicación!


Visto 1889 veces
Valora este artículo
(5 votos)
Ivett Tinoco García

Matices

Sitio Web: #